viernes, 22 de julio de 2016

1 REYES 18:38 ELIAS Y LOS PROFETAS DE BAAL


facebook un encuentro con la palabra

1 Reyes 18:38 La Biblia de las Américas (LBLA)

Elías y los profetas de Baal  



20 Acab envió mensaje a todos los hijos de Israel y reunió a los profetas en el monte Carmelo. 21 Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: ¿Hasta cuándo vacilaréis entre[j] dos opiniones? Si el Señor es Dios, seguidle; y si Baal, seguidle a él. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra.22 Entonces Elías dijo al pueblo: Solo yo he quedado como profeta delSeñor, pero los profetas de Baal son cuatrocientos cincuenta hombres.23 Que nos den, pues, dos novillos; que escojan un novillo para ellos y lo despedacen, y lo coloquen sobre la leña, pero que no le pongan fuegodebajo; y yo prepararé el otro novillo y lo colocaré sobre la leña, y no lepondré fuego. 24 Entonces invocad el nombre de vuestro dios, y yo invocaré el nombre del Señor; y el Dios que responda por fuego, ése es Dios. Y todo el pueblo respondió y dijo: La idea es buena.
25 Y Elías dijo a los profetas de Baal: Escoged un novillo para vosotros y preparadlo primero, pues sois los más, e invocad el nombre de vuestro dios, pero no le pongáis fuego. 26 Entonces tomaron el novillo que les dieron[k] y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: Oh Baal, respóndenos. Pero no hubo voz ni nadie respondió. Y danzaban[l] alrededor del altar que habían hecho[m]. 27 Y sucedió que ya al mediodía, Elías se burlaba de ellos y decía: Clamad en voz alta, pues es un dios; tal vez estarámeditando o se habrá desviado, o estará de viaje, quizá esté dormido y habrá que despertarlo. 28 Y gritaban a grandes voces y se sajaban, según su costumbre, con espadas y lanzas hasta que la sangre chorreaba sobre ellos. 29 Y sucedió que pasado el mediodía, se pusieron a gritar frenéticamente[n] hasta la hora de ofrecerse el sacrificio de la tarde; pero no hubo voz, ni nadie respondió ni nadie hizo caso[o].
30 Entonces Elías dijo a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se acercó a él. Y reparó el altar del Señor que había sido derribado.31 Elías tomó doce piedras conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, a quien había venido la palabra del Señor, diciendo: Israel será tu nombre. 32 Y con las piedras edificó un altar en el nombre del Señor, e hizo una zanja alrededor del altar, suficientemente grande para contener dos medidas[p] de semilla. 33 Dispuso después la leña, cortó el novillo en pedazos y lo colocó sobre la leña. 34 Y dijo: Llenad cuatro cántaros de agua y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña. Después dijo: Hacedlo por segunda vez; y lo hicieron por segunda vez. Y añadió: Hacedlo por tercera vez; y lo hicieron por tercera vez. 35 El agua corría alrededor del altar, y también llenó la zanja de agua. 36 Y sucedió que a la hora de ofrecerse el sacrificio de la tarde, el profeta Elías se acercó y dijo: Oh Señor, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, que se sepa hoy que tú eres Dios en Israel, que yo soy tu siervo y que he hecho todas estas cosas por palabra tuya. 37 Respóndeme, oh Señor, respóndeme, para que este pueblo sepa que tú, oh Señor, eres Dios, y que has hecho volver sus corazones. 38 Entonces cayó el fuego del Señor, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y lamió el agua de la zanja.39 Cuando todo el pueblo lo vio, se postraron sobre su rostro y dijeron: ElSeñor, El es Dios; el Señor, El es Dios. 40 Entonces Elías les dijo: Prended a los profetas de Baal, que no se escape ninguno de ellos. Los prendieron, y Elías los hizo bajar al torrente Cisón y allí los degolló.


UN ENCUENTRO CON LA PALABRA
REFLEXION
¿Cómo Aprender De Los Otros Según La Biblia?
Publicado por: Devocionales en Preguntas y Respuestas Cristianas, Respuestas Cristianas 0


LA BENEVOLENCIA DEL REY ES PARA CON EL SERVIDOR ENTENDIDO Proverbios 14:35 RV 1960
Cada cinco años se dobla el conocimiento en los diversos campos de estudio. Eso significa que si no estás al día, te vas a quedar atrás. Si estás repitiendo la misma enseñanza una y otra vez, entonces no estás aprendiendo lo suficiente. Analiza a las personas que han triunfado en el área en que tú mismo quieres triunfar, para poder aprender de ellas cómo proceder. El almirante Hyman Rickover decía: “Aprende de los errores de los demás; nunca vivirás lo suficiente para cometerlos todos”. Para subir el siguiente peldaño, usa las siguientes pautas:
Primera: no esquives a las personas cuyas experiencias y destrezas son mayores que las tuyas.
Escribe Pedro: “Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido” (1 Pedro 4:10 NVI). Todos tenemos lagunas en ciertas áreas; no dejes que tu inseguridad sea interpretada como arrogancia.
Segunda pauta: no trates de impresionar a las personas poniéndote a su nivel intelectual.
Si te encuentras en una conversación en la que no dominas el tema, escucha atentamente, pregunta, habla sólo de lo que sabes y escucha con atención lo que desconoces. La próxima vez que salga el tema, ya sabrás mucho más del mismo.
Tercera pauta: no vayas a clase si no has hecho la tarea.
Cuando Dios empieza a llevarte a nuevas cotas, prepara tu discurso, tu armario y tu mente. Consulta con algún amigo de confianza que sabe en qué situación te encuentra y dónde necesitas ir. Si no tienes ese amigo, prepárate a fondo hasta que tengas un buen conocimiento de lo que te propones hacer. Dice Salomón: “La benevolencia del rey es para con el servidor entendido” (Proverbios 14:35, RV 1960). Cuanto mejor te prepares, más oportunidades te dará Dios.



UN ENCUENTRO CON LA PALABRA
REFLEXION
Más es mejor.


Cuando se habla de trabajo en equipo muchos toman el ejemplo de las hormigas o las abejas, insectos que dentro del reino animal son de los más laboriosos que hay.
En cuanto a las abejas, no hace falta decir que son bastante eficientes dentro de su colonia, pero quizás lo más destacado es que son conocidos por ser los polinizadores más grandes en todo el mundo y por ser esenciales para el mantenimiento del ecosistema.
El cuerpo de estos insectos es velludo, tienen un pelo plumoso sobre el que se pega el polen de las flores sobre las que se posa, también tiene en su pequeña cabeza dos antenitas que le sirven de olfato, para así poder localizar flores.
Como sistema de defensa, cuenta con un aguijón en la cola y un veneno que resulta ser eficiente con intrusos en su colmena. Pero para otros animales mayores, incluso para un hombre adulto, a nivel tóxico, una picadura es intrascendente (a menos que exista alergia), sin embargo el aumento de dosis, es decir, cuando un solo individuo recibe muchas picaduras, puede resultarle mortal.
Es interesante: una sola picadura puede no causar el mismo efecto que causan muchas picaduras. Un animal grande como un oso no podría ser ahuyentado por una sola abeja, pero cuando todas se unen, pueden vencerlo.
Algo similar pasa en los momentos de oración.
“Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.” Mateo 18:19 Versión Reina-Valera 1960
Existen circunstancias y retos en la vida que son más grandes que uno: enfermedades, deudas, adicciones, proyectos, ministerios, aflicciones, problemas familiares, etc. Seamos realistas: muchas veces uno no puede enfrentar ciertas adversidades peleando a solas. Orar a escondidas, sin que nadie se entere para evitar la vergüenza o mantener estatus intachable, no es la mejor elección.
Pero cuando se unen muchas personas, que están orando por una misma causa, las probabilidades de vencer o superar ese momento de calamidad son mayores. Imagínate superar una dificultad grande: tú eres una abeja y un oso se acerca. En ese caso, necesariamente debes buscar apoyo.
No subestimes el poder de la unión de las personas que oran, no te quedes lidiando a solas con tu problema. Escucha el consejo que Jesús hizo, despójate de toda vergüenza o ego, y únete a un grupo que interceda junto a ti para ayudarte.
“… orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.” Santiago 5:16 Versión Reina-Valera 1960





Héctor Colque
CVCLAVOZ

jueves, 21 de julio de 2016

MATEO 14 :26-29 JESUS ANDA SOBRE EL MAR

  
facebook un encuentro con la palabra


Mateo 14:26-29  Biblia de las Américas (LBLA)

Jesús anda sobre el mar

22 Enseguida hizo que los discípulos[l] subieran a la barca y fueran delante de El a la otra orilla, mientras El despedía a la multitud.23 Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo. 24 Pero la barca estaba ya a muchos estadios[m] de tierra, y era azotada[n] por las olas, porque el viento era contrario. 25 Y a la cuarta vigilia de la noche[o], Jesús vino a ellos andando sobre el mar. 26 Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, y decían: ¡Es un fantasma! Y de miedo, se pusieron a gritar.27 Pero enseguida Jesús les habló, diciendo: Tened ánimo, soy yo; no temáis. 28 Respondiéndole Pedro, dijo: Señor, si eres tú, mándame que vaya a ti sobre las aguas. 29 Y El dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús. 30 Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! 31 Y al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo*: Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste? 32 Cuando ellos subieron a la barca, el viento se calmó. 33 Entonces los que estaban en la barca le adoraron, diciendo: En verdad eres Hijo de Dios.
34 Terminada la travesía, bajaron a[p] tierra en Genesaret. 35 Y cuando los hombres de aquel lugar reconocieron a Jesús[q], enviaron a decirlo por toda aquella comarca de alrededor y le trajeron todos los que teníanalgún mal. 36 Y le rogaban que les dejara tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que lo tocaban quedaban curados.
                                                                                                            



UN ENCUENTRO CON LA PALABRA· 
REFLEXION
...
¿Cómo Vencer La Tentación? Una Clave Que Te Dará Victoria
Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Preguntas y Respuestas Cristianas, Respuestas Cristianas 0
SOMETEOS A DIOS; RESISTID AL DIABLO, Y HUIRÁ (Santiago 4:7)
Escribe el pastor Jon Walker: Cuando Tolstoy era niño, creó “El Club del Oso Polar”. Para llegar a ser miembro del mimo, tenías que permanecer de pie durante treinta minutos y no pensar en un oso polar. ¿Te has propuesto alguna vez no pensar en algo? ¡Es casi imposible! A veces hacemos cara a la tentación de la misma forma. Pensamos que podemos estar cerca de ella, pero que si no pensamos en ella, tendremos la victoria. El problema es que cuanto más nos esforzamos en no pensar, más se convierte en el centro de nuestra atención, cuanto más intentamos no sucumbir, más probable es que lo hagamos.
Dice la Biblia: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7).
A menudo citamos la segunda parte del versículo, pero si lo único que haces es concentrarte en el enemigo, entonces estás fijándote en la tentación. No recomiendo que digas: “Aléjate de mí, Satanás”; lo que quiero decir es que no lo puedes hacer en tus propias fuerzas. La forma de obtener la victoria es humillarte delante de Dios y reconocer que Él es tu fortaleza. Al fijar tus ojos en Él, el Enemigo huirá, porque le estás resistiendo con tu sometimiento a Dios. Sé humilde y busca ayuda. Uno de los síntomas más claros de que estás a punto de caer, es cuando piensas: “Puedo arreglármelas por mí solo”. Esa actitud es una luz roja para que te sometas a Dios y digas: “Señor, necesito tu fortaleza y tu sabiduría. Líbrame de la tentación”. Después de orar, aléjate de lo que te produce la tentación y si fuera necesario, llama a un amigo de confianza para que ore contigo.
Quiero animarte a leer los siguientes temas Bíblicos que te ayudarán a vencer la tentación, por favor leelos, medita en ellos y coloca en practica cada consejo si realmente deseas ser victorioso sobre la tentación:


UN ENCUENTROCON LA PALABRA
REFLEXION
Pequeñas grandes heridas.

Tener heridas sin sanar en nuestro corazón es igual que tener lesiones físicas sin el debido cuidado, las mismas que, con el pasar del tiempo, afectan notoriamente nuestra salud.
Basta una herida pequeña que no ha sanado correctamente para que todo nuestro cuerpo se vea afectado; no interesa si es en una mano, un pie o cualquier otro lugar, el dolor producido por la lesión afecta a todo tu cuerpo y es imposible seguir con las actividades físicas normales e incluso tu vida puede correr peligro.
De la misma manera sucede en nuestro interior, cuando has sido lastimado por una decepción, rechazo, traición, culpa, etc. El no reconocer ni tratar de manera correcta las heridas pueden afectar tanto tu vida hasta el punto de destruirla. Admitir que tenemos una herida que necesita ser curada, es el primer paso hacia la sanidad y acudir a Dios por ayuda es lo que nos dará victoria. No podemos vivir de buena manera el presente sin antes estar en paz con el pasado.
Tal vez para ti sea solo una pequeña herida y sin importancia, pero a la larga puede llegar a afectarte mucho, llegando a ser pequeñas grandes heridas que te impedirán tener una buena relación con Dios y, por consecuencia, vivir sin paz.
“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda.” Jeremías 30:17 (RVR-1960)
El único que puede curarte es nuestro Médico de médicos, entrégale tu carga y comienza con ese proceso, puede no ser fácil y dependiendo de la situación en que te encuentres podrías necesitar perdón, humildad, quererte y aceptarte tal y como eres para ser sanado. ¡Dios te sanará!.



Telma Céspedes 
CVCLAVOZ






martes, 19 de julio de 2016

EXODO15:22-27 LAS AGUAS DE MARA


facebook un encuentro con la palabra


Éxodo 15:22- 27 La Biblia de las Américas (LBLA)

Las aguas de Mara



22 Moisés hizo partir a Israel del mar Rojo[n], y salieron hacia el desiertode Shur; anduvieron tres días en el desierto y no encontraron agua.23 Cuando llegaron a Mara no pudieron beber las aguas de Mara porque eran amargas[o]; por tanto al lugar le pusieron el nombre de Mara[p]. 24 Y murmuró el pueblo contra Moisés, diciendo: ¿Qué beberemos?25 Entonces él clamó al Señor, y el Señor le mostró un árbol; y él lo echó en las aguas, y las aguas se volvieron dulces. Y Dios les dio[q] allí un estatuto y una ordenanza, y allí los puso a prueba. 26 Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el Señor, soy tu sanador.
27 Llegaron a Elim, donde había doce fuentes de agua y setenta palmeras[r], y acamparon allí junto a las aguas.



UN ENCUENTRO CON LA PALABRA
REFLEXION
¿Qué Haría Jesús En Esta Situación? What Would Jesus Do?
Publicado por: Devocionales en Preguntas y Respuestas Cristianas, Respuestas Cristianas 0


QUE OS AMÉIS UNOS A OTROS COMO YO OS HE AMADO (Juan 15:12)
¿Te quejas porque alguien te ha decepcionado? ¿Llevas un registro de los regalos que das, las llamadas que haces o las veces que te llevas la peor parte? ¿Estás molesto porque sientes que das más de lo que recibes? Jesús experimentó todas esas cosas, y muchas más. Sus amigos íntimos lo abandonaron. Aquéllos a los que llamó y en quienes confiaba, resultaron ser inmaduros y poco fiables. Eran alumnos lentos y normalmente tenían que aprender a las duras. Uno de ellos dudó de Él, otro lo negó, y otro hasta lo traicionó. A pesar de todo, les perdonó y los amó: Como había amado a los suyos los amó hasta el fin (Juan 13:1). Jesús amó a sus amigos, no porque fueran dignos de su amor, sino porque su amor les hizo dignos. ¡Eso es lo que hace el amor!
En su libro Conocer a Dios, JI Packer escribe: Es un tremendo alivio saber que el amor de Dios para conmigo no está condicionado al conocimiento íntimo que Él tiene de mí, incluso de mi peor parte. Ningún nuevo descubrimiento de mi persona le puede decepcionar, -como yo me decepciono conmigo mismo-, ni mermar su determinación de bendecirme. Me produce gran humildad el pensar que Él ve todas las cosas torcidas de mi vida que otros no ven. De hecho, Él ve más corrupción en mí de la que yo veo. Y con todo y con eso, quiere ser mi amigo, desea ser mi amigo y ha entregado a su Hijo a morir por mí a fin de que yo pueda ser su amigo. Por lo tanto, antes de que reacciones con ira, acuérdate de la gracia de Dios. Usa a su Hijo como tu modelo a seguir y pregúntate: ¿Qué haría Jesús en esta situación?


UN ENCUENTRO CON LA PALABRA
REFLEXION
Él es misericordioso y compasivo


“Vuélvanse a mí ahora, mientras haya tiempo; entréguenme su corazón. Acérquense con ayuno, llanto y luto. No se desgarren la ropa en su dolor sino desgarren sus corazones. Regresen al Señor su Dios, porque él es misericordioso y compasivo, lento para enojar y lleno de amor inagotable. Está deseoso de desistir y no de castigar.” Joel 2:12-13 (NTV)
Dios conoce aquello que te hizo tropezar, que te llevó a pecar, sabe que te encuentras en el suelo, sin fuerzas, sin animo, triste y derrotado. Conoce los pensamientos que susurran en tu mente en este momento, que todo se acabó para ti, que ya no tienes más perdón.
Y es que a satanás le encanta golpear a las personas recordándoles su pecado, le gusta vernos derrotados y sin esperanza. Es especialista en condenar y un maestro para convencer de que todo está perdido. Pero Dios es amor y dador de nuevas oportunidades. Por eso nos dice: “Vuélvanse a mí ahora, mientras haya tiempo; entréguenme su corazón. Acérquense con ayuno, llanto y luto.” Si hoy estás leyendo este mensaje es porque Dios quiere que te levantes, vuelvas con un corazón arrepentido y sigas adelante.
No pienses que Dios te rechazará por haberle fallado reiteradas veces, todos hemos fallamos más de una vez. ¿Sabías tú que el Apóstol Pedro fracasó miserablemente? ¡El que camino sobre el agua se equivocó! Cuando Jesús más lo necesitaba, Pedro lo negó, ¡no una vez, sino tres veces!
Después de que Jesús resucitó de entre los muertos fue a Galilea y encontró a un abatido y derrotado Pedro, lo restauró y lo encamino de nuevo. No muchos días después de haber sido lleno con el Espíritu Santo, este mismo hombre, Pedro, predicó el primer mensaje de la iglesia y tres mil personas entregaron sus vidas a Cristo Jesús. Este relato sobre Pedro se encuentra en Mateo 26:69-75; Juan 21:1-17; y Hechos 2:14-41.
Y no sólo Pedro falló, hay muchos hombres de la Biblia que le fallaron a Dios, pero cuando se arrepintieron y volvieron a Él, fueron usados en gran manera.
Hoy puedes comenzar de nuevo, levántate y vuelve a Dios; Él conoce tu corazón y tu disposición para ser moldeado. No permitas que el enemigo te robe todo lo que Dios tiene preparado para ti y, sobre todo, no pierdas tu salvación sólo porque volviste a caer. “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:9
“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse...” Proverbios 24:16
Nunca pierdas la esperanza.



Diego Jora 
CVCLAVOZ