lunes, 4 de mayo de 2015

HEBREOS 8:5 JESUS, SUMO SACERDOTE DEL SANTUARIO CELESTIAL

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Hebreos 8:5 La Biblia de las Américas (LBLA) Jesús, sumo sacerdote del santuario celestial 8 Ahora bien, el punto principal de lo que se ha dicho es éste: tenemos tal sumo sacerdote, el cual se ha sentado a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, 2 como ministro del[a] santuario y del[b] tabernáculo verdadero[c], que el Señor erigió, no el hombre. 3 Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios, por lo cual es necesario que éste también tenga algo que ofrecer. 4 Así que si El estuviera sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; 5 los cuales sirven a lo que es copia y sombra de las cosas celestiales, tal como Moisés fue[d] advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabernáculo[e]; pues, dice El: Mira, haz todas las cosas CONFORME AL MODELO QUE TE FUE MOSTRADO EN EL MONTE. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION 7 Preguntas Que Como Cristiano Deberías Hacerte “SOBRE TODO LO QUE POSEES, ¡ADQUIERE INTELIGENCIA!” (Proverbios 4:7) Como cualquier padre, Dios quiere que les vaya bien a Sus hijos. Pero para que te vaya bien en la vida, debes preguntarte de vez en cuando dos cosas: 1) ¿Me tomo en serio mi desarrollo personal? “Sabiduría ante todo, ¡adquiere sabiduría! Sobre todo lo que posees, ¡adquiere inteligencia!” (Proverbios 4:7). Sigue siempre aprendiendo, leyendo y haciendo preguntas. Un proverbio chino dice: “Quien pregunta es necio cinco minutos; quien no pregunta es necio toda la vida”. Algunos somos como la niña que pensó que ya sabía todo de matemáticas al haberse aprendido la tabla de multiplicar hasta el 12. Cuando su abuelo le preguntó irónicamente: ‘¿Cuánto es 13 por 13?‘, ella se burló respondiendo: ‘No digas tonterías, yayo. ¡Eso no existe!‘. El ansia de sabiduría y conocimiento determina tu futuro. Para seguir dando tienes que seguir recibiendo. 2) ¿Disfruto de lo que hago? Nunca alcanzarás tu destino haciendo algo que detestes. La pasión es el eje de la satisfacción y del éxito verdaderos; es la chispa que enciende el fuego; te propulsa cuando otros se cansan; te ayuda a salir con soluciones cuando los demás se quedan sin ideas creativas; te fortalece cuando otros se rinden y te da valor para arriesgarte cuando los demás ansían seguridad. Cuando pierdes la pasión, suceden dos cosas: primero, ya no persigues la excelencia; segundo, pones en peligro tu integridad, porque sientes la tentación de tomar atajos y transiges conformándote con algo menos de lo que a Dios le gustaría. Un líder dijo: ‘Lo que genere pasión en ti es la clave de tu destino. Muchas veces lo que te apasiona es la clave de lo que puedes lograr’. “EL QUE QUIERA HACERSE GRANDE ENTRE VOSOTROS, DEBERÁ SER VUESTRO SERVIDOR” (Marcos 10:43 CST) Dos preguntas más que deberías hacerte constantemente: 3) ¿Estoy dispuesto a servir a otros? ¿Dices que quieres ser líder? ¿Por qué? Hasta que no respondas a la pregunta con los motivos adecuados, Dios no te dará el puesto. A veces sólo lo queremos para controlar; otras, no estamos dispuestos a pagar el precio del éxito y únicamente queremos las ventajas que conlleva, como un despacho, un buen sueldo, un título reconocido y la admiración de los demás. Jesús dijo: “El que quiera hacerse grande entre vosotros deberá ser vuestro servidor” (Marcos 10:43 CST). El liderazgo te pone en una posición donde es fácil ocuparse de las propias necesidades primero antes de ayudar a l os demás. Siempre existe esa tentación, y siempre está mal. Debes preocuparte sinceramente por la gente y ayudarles a desarrollar su potencial. Cuando lo hagas, estarás honrado a Dios y Él te honrará a ti. Preguntas Que Todo Cristiano Debería hacerse 4) ¿Estoy haciendo aquello para lo que fui llamado? “Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado” (Romanos 12:6 CST). Samuel Johnson dijo: “Muchos hombres malgastan parte de su vida tratando de exhibir virtudes que no poseen… de ganar un aplauso que no pueden mantener”. Si tienes en mente una idea de las virtudes que debe tener alguien con talento y tú careces de ellas, te costará reconocer tus capacidades. Henry Ford destacó: “Preguntarse por quién debería ser el jefe es como preguntar quién debería ser el tenor del cuarteto. Está claro, ¡el hombre que cante como tenor!” Para tener éxito en la v ida, debes saber para qué cosas te dio talento Dios. “CUIDAD MUCHO VUESTRA MANERA DE VIVIR” (Efesios 5:15 CST) Tres preguntas más que deberías plantearte: 5) ¿Estoy aprovechando el día al máximo? “Cuidad mucho vuestra manera de vivir. No viváis como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento” (Efesios 5:15-16 CST). Sólo te puedes preparar para mañana si te concentras en lo que tienes que hacer hoy. Si no haces lo que debes en este día, mañana lo pasarás rectificando los errores de hoy. Tu vida no cambiará hasta que no cambies algo de tu rutina diaria. Sólo te podrás mantener encaminado si te preguntas: ‘¿Estoy aprovechando el día al máximo?’ y luego rectificas el camino cuando no sea así. 6) ¿Me estoy tomando mi tiempo para pensar? Una de las mejores cosas que puedes hacer es sacar tiempo para pensar, lo cual es especialmente necesario si eres alguien a quien le gusta marcarse metas y lograrlas. Nos gusta sentir que vamos mejorando, que pasamos de etapa y que logramos las cosas. Pero para hacer lo correcto, del modo correcto y en el momento correcto, deberemos tomarnos un tiempo para evaluar nuestra actividad. ¿Lo haces? 7) ¿Estoy agradando a Dios con mi vida? Se le recuerda a Enoc por estas palabras: “Agradaba a Dios” (Hebreos 11:5 NTV). ¡Qué testimonio! Jesús dijo: “¿De qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?” (Marcos 8:36). Dejando de lado los logros, tu meta por excelencia debería ser agradar a Dios. Y para eso debes pasar tiempo con Él en oración y leyendo las Escrituras. En oración te comunicas con Dios y a través de la Palabra Él se comunic a contigo. ¡Es una combinación ganadora! Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Comparte el amor de Dios La parábola de los talentos narra sobre un hombre que tenía que ausentarse por un tiempo y reunió a sus tres siervos para encomendarles que cuidaran de sus bienes porque confiaba en ellos. A su regreso, les pidió cuentas de lo que habían hecho con lo que les entregó. Los dos primeros ganaron dos veces más de lo que habían recibido y su señor les dijo a cada uno: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Pero el último decidió guardar lo que le había sido confiado. La respuesta de su señor fue la siguiente: Siervo malo y negligente, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 25:21-30 (RVR 1960) Y tú, ¿Estás siendo un siervo diligente o indolente? ¿Estás contándoles a las personas que están a tu alrededor todo lo que Jesús ha hecho en tu vida para que ellos también lo reciban como su Salvador o te estás quedando callado? Es necesario que estés consciente de que el tiempo de gracia se va terminando y que muy pronto Jesús volverá a recoger a su Iglesia y a pedirte cuentas de lo que hiciste o dejaste de hacer. Ya no sigas diciendo: “Cuando haya disfrutado más de la vida, aún soy muy joven” o “Ya soy muy mayor y nadie me escuchará” e incluso “Cuando tenga más tiempo y me sienta capacitado lo haré”. Estamos en la etapa final y ya no podemos seguir dando excusas porque la comisión nos fue dada a todos; ahora es cuando debemos hablar del amor de Dios a todas las personas que podamos, porque hay muchos que están muriendo sin conocer a Jesús ni el sacrificio que hizo en la cruz por amor a cada uno de ellos. Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! Romanos 10:13-15 (RVR 1960) ¡Tú y yo tenemos la responsabilidad de compartir el mensaje de salvación! Brisna Bustamante CVCLAVOZ

jueves, 30 de abril de 2015

TITO 3:10 LA BASE DE LA SALVACION

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Tito 3:10 La Biblia de las Américas (LBLA) La base de la salvación 3 Recuérdales que estén sujetos a los gobernantes, a las autoridades; que sean obedientes, que estén preparados para toda buena obra; 2 que no injurien a nadie, que no sean contenciosos, sino amables, mostrando toda consideración para con todos los hombres. 3 Porque nosotros también en otro tiempo éramos necios, desobedientes, extraviados, esclavos de deleites y placeres diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y odiándonos unos a otros. 4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, ysu amor hacia la humanidad, 5 El nos salvó, no por obras de[a] justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo, 6 que El derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador, 7 para que justificados por su gracia fuésemos hechos herederossegún la esperanza de la vida eterna[b]. 8 Palabra fiel es ésta, y en cuanto a estas cosas quiero que hables con firmeza[c], para que los que han creído en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles para los hombres. 9 Pero evita controversias necias, genealogías, contiendas y discusiones acerca de la ley, porque son sin provecho y sin valor. 10 Al hombre que cause divisiones, después de la primera y segunda amonestación, deséchalo, 11 sabiendo que el tal es perverso y peca, habiéndose condenado a sí mismo. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Dios Nos Consuela En Todo Momento El Consuelo de Dios Y La Biblia “…NOS CONSUELA EN TODAS NUESTRAS TRIBULACIONES…” (2 Corintios 1:3) De todos los nombres con los que se le llama a Dios en las Escrituras, ninguno reconforta más que “el [que] nos consuela en todas nuestras tribulaciones” (2 Corintios 1:3-4). Fíjate, “en todas”. Eso significa que no hay excepciones ni límites para el consuelo de Dios, no importa lo horrorosas que puedan ser las circunstancias. El consuelo es un nombre de Dios y es parte de Su naturaleza; es la esencia de quién es y lo que lo que quiere hacer. Es imposible acercarse a Él y no ser consolado. Por el contrario, la falta de consuelo se debe a una ruptura de la conexión con Dios, generalmente a consecuencia de falta de fe. El consuelo viene por la fe. Puedes concebir intelectualmente que Él es el Dios de todo consuelo, pero no sentirte reconfortado porque dudas. Jesús le dijo al ciego que se le acercó para ser sanado que se hiciera conforme a su fe (Mateo 9:29). No basta con “saber”, también hay que “creer” para poder recibir el consuelo. Los sentimientos le siguen a la fe, ¡y no al revés! Suponte que estás haciendo tu primer crucero transatlántico y que estás un poco nervioso por la seguridad del barco. El capitán te asegura que él es un experto veterano y que el buque es el último modelo y que está equipado con sistemas de comunicación y de seguridad modernos. Si, al igual que tantos cristianos, te niegas a creerle hasta que empieces a sentirte tranquilo, probablemente desembarques o pases el resto del viaje angustiándote innecesariamente. Pero si decides creerle al capitán, pronto sentirás que la ansiedad disminuye y estarás más cómodo. Hoy mismo, decide confiar en el “Capitán de nuestra salvación”, quien promete confortarnos “en todas nuestras tribulaciones” y recibirás el alivio que Él te da. COMO MADRE QUE CONSUELA A SU HIJO, ASÍ YO OS CONSOLARÉ A VOSOTROS…” (Isaías 66:13 CST) El Consuelo de Dios Y La Biblia Cuando estés en apuros, recuerda: 1) El consuelo de Dios es auténtico. ¿Recuerdas estar triste o asustado de niño? ¿Y la sensación de seguridad que te daba que estuviera ahí tu madre? El consuelo de Dios es todavía más real que el de tu madre entonces. “Como madre que consuela a su hijo, así yo os consolaré a vosotros” (Isaías 66:13 CST). Dios se preocupa por ti más de lo que se preocupaba tu madre en tu infancia. “¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho…? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palas de mis manos…” (Isaías 49:15-16 CST). ¡Puedes contar con Dios cada vez que necesites ser reconfortado! 2) El Consolador vive en ti. Cuando sufrimos, parece que Dios esté distante e inalcanzable, pero no es así. Jesús se preocupó de Sus ansiosos discípulos, tanto de los de entonces como los de ahora. “Y yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre” (Juan 14:16). El Espíritu Santo que mora en ti es más cercano que el aire que respiras. Está listo y dispuesto a consolarte y lo va a hacer. Algunas veces te recordará un verso de un himno, un renglón de un poema, una predicación que hayas oído, etc. Cuando sea así, créelo. Repíte las palabras: ‘¡El Dios que todo lo consuela vive permanentemente en mí!’. 3) Las Escrituras consuelan. El apóstol nos recuerda “que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, [tenemos] esperanza” (Romanos 15:4). Cuando esté s cabizbajo, quizás no te apetezca leer la Biblia, pero hazlo de todos modos. Te traerá el consuelo que tanto necesitas. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION La roca Cuenta una historia que después de un naufragio en una terrible tempestad, un marinero pudo llegar a una pequeña roca y escalarla, permaneciendo en ella durante muchas horas. Cuando finalmente pudo ser rescatado, un amigo suyo le preguntó: - ¿No temblabas de espanto por estar tantas horas en tan precaria situación, amigo mío? - Sí, - contestó el náufrago- la verdad es que temblaba mucho; pero… ¡la roca no! Y esto fue lo que me salvó.No importa lo fuerte que sea la tempestad, si nuestro barco se hundió o si llevamos días esperando un rescate, lo cierto es que mientras permanezcamos en la Roca, nada podrá dañarnos. Tu tempestad puede llamarse problemas financieros, familiares, de salud, sentimentales, crisis política y social en tu país, desastres naturales, etc.; sin importar de qué se trate, puedes estar seguro que ninguno de ellos te hundirá, no perecerás por muy fuertes que sean. Aférrate a Dios, pon en Él tu confianza, porque es el único Refugio seguro que tendrás, es la Roca que no se mueve y te ayuda a mantenerte a salvo en medio de la tormenta. “El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite!” Salmos 18:2 (NTV) Al igual que el náufrago, puede ser que estés temblando de miedo pero no temas, si te refugias y permaneces en Dios, no habrán olas, ni viento ni ningún tipo de tempestad que te venza. Deja de luchar con tus fuerzas, sostente de la Roca y refúgiate en Dios, permite que Él detenga el viento y calme las aguas, entrégale esa tormenta que te atemoriza; verás que Dios nunca falla. Ana María Frege Issa CVCLAVOZ

miércoles, 29 de abril de 2015

HECHOS 4:17 AMENAZADOS Y PUESTOS EN LIBERTAD

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Hechos 4:17 La Biblia de las Américas (LBLA) Amenazados y puestos en libertad 13 Al ver la confianza de Pedro y de Juan, y dándose cuenta de que eran hombres sin letras y sin preparación, se maravillaban, y reconocían que ellos habían estado con Jesús. 14 Y viendo junto a ellos de pie al hombre que había sido sanado, no tenían nada que decir en contra. 15 Pero habiéndoles ordenado salir fuera del concilio[j], deliberaban entre sí, 16 diciendo: ¿Qué haremos con estos hombres? Porque el hecho de que un milagro[k] notable ha sido realizado por medio de ellos es evidente a todos los que viven en Jerusalén, y no podemos negarlo. 17 Mas a fin de que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémoslos para que no hablen más a hombre alguno en este nombre.18 Cuando los llamaron, les ordenaron no hablar ni enseñar en el nombre de Jesús. 19 Mas respondiendo Pedro y Juan, les dijeron: Vosotros mismos juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20 porque nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído. 21 Y ellos, después de amenazarlos otra vez, los dejaron ir (no hallando la manera de castigarlos) por causa del pueblo, porque todos glorificaban a Dios por lo que había acontecido; 22 porque el hombre en quien se había realizado este milagro[l] de sanidad tenía más de cuarenta años. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Cual Es La Voluntad De Dios Para Tu Vida? La Voluntad De Dios Para Tu Vida “ENSÉÑAME A HACER TU VOLUNTAD…” (Salmo 143:10) Al considerar lo que Dios tiene en Su voluntad para tu vida, empecemos con lo que finges ser. Cuando sabes que estás haciendo Su voluntad, te puedes quitar la máscara. Ya no hace falta convencer a la gente de que eres importante mientras que en lo secreto temes no ser así. No hay nada más aburrido o incómodo que alguien que presume de conocer a Tal o a Cual persona para impresionar. Un teniente recién nombrado estaba deseando impresionar a sus subordinados, así que cuando un soldado joven entró en su oficina, el primero simuló estar al teléfono con el general: ‘Sí, mi General, puede contar conmigo’, dijo y colgó. Volviéndose al soldado le preguntó qué quería. ‘Mi teniente, estoy aquí para conectar su teléfono’. Es duro pretender ser lo que no eres. Por eso te sientes cansado después de una primera cita, o de una entrevista de trabajo, o cuando estás con personas que esperan que des cierta imagen. Dentro de ti hay alguien sin pretensiones. Y es un gran alivio no tener que fingir ser más humilde de lo que eres, ni hacer como que oras más o que sabes más de la Biblia de lo que realmente sabes. Lo bueno es que nunca tienes que fingir con Dios, puesto que la vulnerabilidad sincera le agrada mucho más que la presuntuosidad espiritual. El salmista oró así: “Enséñame a hacer tu voluntad, porque Tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (Salmo 143:10). Sé tú mismo. Cuando lo hagas, Dios se encargará del resto. “…ME AGRADA… HACER TU VOLUNTAD” (Salmos 40:8 CST) Al descubrir y hacer lo que Dios tiene en Su voluntad para tu vida, debes ser consciente de aquello que piensas que deberías ser. Las comparaciones paralizan el crecimiento espiritual. Por ejemplo, una madre de tres niños pequeños escucha una predicación sobre los cristianos que se levantan al amanecer para estar una hora de quietud con Dios. A ella le encantaría tener una hora de tranquilidad ¡en cualquier momento! pero sus niños no la dejan. Por eso, la conclusión que saca de la predicación es que no da la talla como cristiana. Lo que hace es poner en práctica la “espiritualidad por comparación” y cargar con el peso de la culpa. No se le ocurre pensar que el amor que entrega a sus hijos cuenta como actividad espiritual, o que puede estar sirviendo a Dios con más fidelidad que alguien que descuida a su familia para tener esa hora de quietud cada mañana. Otro ejemplo: un marido sociable y extrovertido está casado con una mujer a quien le resulta fácil estar sola y lo disfruta. Sin embargo, él se siente como un fracasado en el área de la oración porque no le gusta estar a solas como a su mujer. No tiene en cuenta que su alegría y buena disposición para servir a otros son muy valiosas, o que la forma en que los ama le agrada a Dios y transforma su alma. Cumplir con el deber es importante, pero cuando se trata del crecimiento espiritual, Dios no quiere que Lo obedezcas solo porque es una obligación. Te creó para desear el plan que Él tiene para tu vida, es decir, para estar en condiciones de decir “Me agrada, Dios mío, hacer Tu voluntad” (Salmo 40:8). ¿Cuál es la voluntad de Dios para mí? “QUE COMPROBÉIS CUÁL ES LA BUENA VOLUNTAD DE DIOS, AGRADABLE Y PERFECTA” (Romanos 12:2) Para cumplir Su voluntad para tu vida, tendrás que dejar a un lado lo que otros quieran que seas. Tu jefe quiere que seas más productivo. El gimnasio, que estés más en forma. El banco, que te endeudes más. Parece que todo el mundo tiene un plan para ti y, si te pasas la vida intentando satisfacerlos, nunca serás libre. A veces, amar a la gente incluye defraudarles. Intentar ser la persona que los demás quieren que seas supone vivir de una manera superficial. Nadie te puede decir cómo cambiar, porque sólo Dios lo sabe. Ni siquiera tú sabes cómo cambiar, porque no te creaste a ti mismo. Amar a alguien es desear lo mejor para su vida y colaborar en el proceso para que logren ser lo mejor. El único ser de todo el universo que tiene la capacidad de hacer eso es Dios. A diferencia de la gente, Dios no tiene segundas intenciones ni necesidades en las que espera que tú le ayudes. Él conoce la mejor versión de ti. Se deleita precisamente en esa idea y está trabajando en ti para que llegue a dar fruto. La Biblia dice: “…Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes Lo aman…” (Romanos 8:28 CST). Eso significa que Dios actúa constantemente para ayudarte a convertirte en alguien extraordinario. Serás plenamente libre sólo cuando decidas ser la persona que Dios quiso que fu eras, ésa que Él está transformando día a día. “…LA LEY NO SE NUTRE DE LA FE…” (Gálatas 3:12 BLP) Para cumplir con lo que Dios tiene en Su voluntad para tu vida y convertirte en la persona que Él desea, deberás enfrentarte a la persona que temes que Dios quiere que seas. La mayoría de la gente equipara la madurez espiritual con los esfuerzos realizados para cumplir con las normas de la Biblia. Sin embargo, mientras pienses que el objetivo de Dios es crear seguidores de normas, el crecimiento espiritual parecerá una obligación en lugar de un deseo del corazón. Pablo escribe: “…La ley no se nutre de la fe, sino que quien cumpla estos preceptos, por ellos vivirá” (Gálatas 3:12 BLP). La observancia rígida de las normas y reglamentos hace que la persona apague el deseo, reprima sus emociones y se vuelva arrogante . La Biblia dice: “…La ley es causa de muerte, mientras que el Espíritu lo es de vida” (2 Corintios 3:6 BLP). Hay una gran diferencia entre seguir las normas y seguir a Jesús, porque no puedes hacer lo segundo sin cultivar un corazón entregado. Jesús no dijo: ‘He venido para que pudierais seguir las normas’, sino “…He venido para que [tengáis] vida, y para que la [tengáis] en abundancia” (Juan 10:10). Hasta que no entiendas que el crecimiento espiritual te encamina a la mejor versión de ti mismo, habrá una pregunta que te intimida, y es ésta: ‘¿Cómo va tu vida espiritual?’. La culpa y la falsedad que te incomodan constantemente te obligarán a responder: ‘Regular. No tan bien como debería’. Se es propenso a utilizar comportamientos externos y prácticas devocionales para medir la salud espiritual. Es decir, ésta se mide en base a lo temprano que uno se levanta para leer y orar, lo largos que son los momentos devocionales o cuánto se asiste a la iglesia. La formación espiritual no es eso. Consiste en tener una relación estrecha con Cristo, ¡no en seguir normas! Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Te gusta el ambiente de tu hogar? Mucha gente prefiere pasar su tiempo libre fuera de su hogar. Los jóvenes que lo hacen mencionan que su casa se ha vuelto un lugar frío o inhabitable, posiblemente por la actitud de sus padres o la indiferencia de los mismos. Hombres que prefieren estar con sus amigos o en su trabajo antes que con su pareja, porque el ambiente de su hogar no es agradable. La realidad es que el ambiente, en cualquier parte que te encuentres, es muy significativo. Si vas a un río y te echas en un pasto verde, bajo la sombra de un gran árbol, estoy segura que ese ambiente hermoso y lleno de paz haría que te quedarás todo el tiempo que sea necesario. Es diferente llegar a un lugar donde existe tensión y conflicto, un ambiente tan incómodo que no puedes descansar. Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará; Y con ciencia se llenarán las cámaras de todo bien preciado y agradable. Proverbios 24:3-4 La biblia menciona que cada uno de nosotros es responsable de edificar y afirmar nuestro hogar; te animo a que empieces a producir un ambiente agradable, introduce bienes preciados que no sean sólo físicos. Es decir, limpia y adorna tu casa para que se vea hermosa pero también agrega alegría, amor y confianza, de tal manera que el que llegue no quiera retirarse jamás. ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna. Salmos 133:1-3 Es posible que el lugar donde no quieras llegar no sea precisamente tu hogar, puede ser el trabajo por causa de un jefe demasiado intolerante, el colegio por causa de los compañeros o hasta la misma iglesia porque existen hermanos que tienen un carácter difícil de soportar. La realidad es que vivir en un ambiente de paz y armonía es como un plato delicioso y ahí el Señor nos enviará bendición. Este tiempo te animo a cambiar el ambiente en el que generalmente habitas pero que lamentablemente no es de tu agrado. Empieza depositando en él bienes preciados, verás que en poco tiempo en ese mismo lugar habrá cambios, será edificado y firme. ¡Verás cómo cambiar tu ambiente tiene muchos resultados! Shirley Chambi CVCLAVOZ

martes, 28 de abril de 2015

LUCAS 16:28 EL RICO Y LAZARO

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Lucas 16:28 La Biblia de las Américas (LBLA) El rico y Lázaro 19 Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez. 20 Y un pobre llamado Lázaro yacía a su puerta cubierto de llagas, 21 ansiando saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas. 22 Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. 23 En el Hades[n] alzó[o] sus ojos, estando en tormentos, y vio* a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. 24 Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.” 25 Pero Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía. 26 “Y además de[p] todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y vosotros, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, y tampoco nadie pueda[q] cruzar de allá a nosotros.”27 Entonces él dijo: “Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre,28 pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga[r], para que ellos no vengan también a este lugar de tormento.” 29 Pero Abraham dijo*: “Ellos tienen a Moisés y a los profetas; que los oigan.” 30 Y él dijo: “No, padre Abraham, sino que si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.”31 Mas Abraham le contestó: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.” Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Un Corazón Herido Por Cristianos ¿Fuiste Lastimado Por Cristianos? ¿Tienes el corazón herido? “…TÚ, SEÑOR, ME AYUDASTE Y ME CONSOLASTE” (Salmos 86:17) ¿Te ha herido algún cristiano? ¿Alguien que te condenó en lugar de demostrarte compasión y ayudarte? ¿Alguien que no te atendió cuando debería haberte buscado, restaurado espiritualmente y devuelto al lugar que te corresponde en la familia de Dios? La mayoría de las personas que han sido heridas por otros cristianos podrían convencer fácilmente a un jurado de que tal o cual cosa no debería haber ocurrido jamás. Y la verdad es que tienen razón; pero ocurrió. Seguir dándole vueltas al tema no cambiará las cosas, aunque te cambiará a ti, y no precisamente para bien. Piensa que si te asaltaran en la calle y te llevaran al hospital, no te pasarías el resto de la vida obsesionado con la persona que lo hizo. No; tu meta sería recuperarte lo más rápido posible y pasar de página. ¡Qué curioso que busquemos a yuda inmediata para las heridas físicas pero que tendamos a centrarnos en el problema y no en la solución cuando se trata de heridas emocionales! Y tú ¿qué vas a hacer? Éstas son las distintas opciones: 1) Contárselo a todo el mundo. Repetir los hechos no conseguirá más que reforzar y avivar tu dolor. 2) Reprimirlo. Eso fue lo que hizo David: “Mientras guardé silencio… mi fuerza se fue debilitando como al calor del verano” (Salmos 32:3-4 CST). 3) Procesarlo. Es decir, estar dispuesto a dejar de encubrir las áreas en las que te hirieron y abrirte para recibir la gracia de Dios. Entonces es cuando descubres que “Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas” (Salmos 147:3). 4) Compartirlo. La Biblia dice: “Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados…” (Santiago 5:16). Si eres sabio, elegirás las opciones 3 y 4. ¿Cómo Curar Tus Heridas Espirituales? “¿QUIERES CURARTE?” (Juan 5:6 BLP) Ser herido es algo inevitable, pero de ti depende quedarte con el daño. Puedes elegir o bien ser víctima para siempre y darle vueltas a cómo deberían haberse hecho las cosas o bien aprovechar la experiencia para volverte más fuerte y más sabio. Jesús conoció a un hombre en el estanque de Betesda que era paralítico y que había estado en cama durante treinta y ocho años. Cuando Jesús se enteró del tiempo que llevaba ahí, le preguntó: “¿Quieres curarte?” (Juan 5:6 BLP). Después de treinta y ocho años lo más probable es que este hombre viera su minusvalía como parte de su identidad. Llevaba tanto tiempo discapacitado que se tenía a sí mismo por víctima: “…No tengo a nadie que me meta en el estanque…” (Juan 5:6 BLP) . Traducido: “A nadie le importo”. Pero a Jesús sí, y le ordenó que se levantara y caminara. Ahora bien, el hombre tuvo que poner fe de su parte para superar esos viejos y arraigados sentimientos de desaliento y autocompasión; pero cuando obedeció a Jesús fue curado en el acto. Dios nunca te obliga a sanar, ni siquiera cuando estás herido. Tienes que ser tú quien quiera recuperarse y tomar una decisión firme de que lo puedes hacer por la gracia de Dios. Afrontémoslo, la iglesia está formada por seres humanos llenos de defectos que a veces hablan sin pensar y hieren a los demás. ¡Pero eso no es razón suficiente para abandonarla! “…Os ha llamado Dios para formar un solo cuerpo…” (Colosenses 3:15 BLP). Fuera de ese cuerpo no desempeñas ninguna función y te faltan tanto el alimento como el propósito, de tal manera que comienzas a morir espiritualmente. Se necesita la misma energía para optar por curarte que por sentirte impotente, pero las consecuencias de una u otra decisión son muy diferentes. Una alternativa te deja paralizado con lo sucedido y la otra te da esperanza para el futuro. ¿Cuál vas a elegir? Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION El último instante Porque él dice: «En el momento propicio te escuché, y en el día de salvación te ayudé.» Les digo que éste es el momento propicio de Dios; ¡hoy es el día de salvación! 2 Corintios 6:2 NVI ¿Has dejado para otro momento una responsabilidad? o ¿aún no has solucionado el problema que tienes con una persona que quieres mucho pero que por alguna causa se alejaron? o ¿sigues posponiendo una decisión importante porque piensas que aún hay tiempo? Posponer es normal porque creemos que tenemos todo el tiempo del mundo; sin embargo, nadie sabe el momento preciso en que va a partir de este mundo, ni bajo qué circunstancias. Podría ser hoy mismo o mañana, en fin la vida terrenal no está garantizada. Cuando aún no había iniciado una relación personal con Dios y escuchaba acerca de la vida eterna en el cielo o el infierno, me decía a mí misma: cuando esté a punto de morir voy a invitar a Jesús en mi vida, así tendré mi eternidad asegurada, mientras tanto seguiré “disfrutando” de la vida. Pero gracias a Su misericordia no fue necesario esperar hasta ese momento y lo conocí antes. Por experiencia propia, cuando te encuentras en una situación donde tu vida depende de un hilo, el tiempo corre tan veloz que no te da lugar a nada. Por eso es que hoy te animo a tomar decisiones que afecten tu eternidad sin perder más tiempo. Si aún no has tenido un encuentro personal con Dios, y no has aceptado su perdón por medio de Jesús, no tardes más en hacerlo. Si aún sigues encadenado a algún vicio no esperes más para ser libre, hoy es el día en el que debes tomar una decisión definitiva para terminar con lo que te está matando en vida. Si aún guardas rencor por algún daño que te causaron y no quieres perdonar, hoy es el día para hacerlo, porque la falta de perdón, como alguien dijo: es el único veneno que tomas tú creyendo que matará a la otra persona. Si aún no estás comprometido con Dios no esperes más, pues te estás perdiendo de experimentar más de su poder. Seguro que hay una infinidad de otras situaciones más, pero el detalle es que Hoy lo hagas, no dejes para el último instante de tu vida lo que puedes hacer en este momento. Vivamos como Dios nos manda antes que sea demasiado tarde. “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” Eclesiastés 3:1 Soraida Fuentes CVCLAVOZ

lunes, 27 de abril de 2015

MATEO 2:12 VISITA DE LOS MAGOS

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Mateo 3 :7 La Biblia de las Américas (LBLA) Predicación de Juan el Bautista 3 En aquellos días llegó* Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, diciendo: 2 Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 3 Porque este es aquel a quien se refirió el[a] profeta Isaías, diciendo: VOZ DEL QUE CLAMA EN EL DESIERTO: “PREPARAD EL CAMINO DEL SEÑOR, HACED DERECHAS SUS SENDAS.” 4 Y él, Juan, tenía un[b] vestido de pelo de camello y un cinto de cuero a la cintura; y su comida era de langostas[c] y miel silvestre. 5 Acudía entonces a él Jerusalén, toda Judea y toda la región alrededor del Jordán; 6 y confesando sus pecados, eran bautizados por él en el río Jordán. 7 Pero cuando vio que muchos de los fariseos y saduceos venían para el bautismo, les dijo: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá? 8 Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; 9 y no presumáis que podéis deciros a vosotros mismos: “Tenemos a Abraham por padre”, porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras. 10 Y el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego. 11 Yo a la verdad os bautizo con[d] agua para arrepentimiento, pero el que viene detrás de mí es más poderoso que yo, a quien no soy digno de quitarle las sandalias; El os bautizará con[e] el Espíritu Santo y con fuego. 12 El bieldo está en su mano y limpiará completamente su era; y recogerá su trigo en el granero, pero quemará la paja en fuego inextinguible. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Cómo Define La Biblia Un Necio? La Biblia habla acerca del tiempo donde habrá muchos necios. ¿Cuál es el contexto y cómo se define un necio de acuerdo con las Escrituras? El Necio Dice No hay Dios La palabra necio se usa 71 veces solo en el libro de los Proverbios y para que esa palabra se use con tanta frecuencia en este libro de la sabiduría , debe haber algo intrínsecamente malo en ser un necio. He aquí por qué. La palabra hebrea para la palabra necio es “Nabal” y significa sin sentido por lo que el necio, básicamente, de acuerdo con Dios, no tiene ningún sentido por esto “Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmo 14: 1). Él o ella es un necio si dicen que no hay Dios. Por un lado, nadie puede demostrar de manera concluyente que no existe Dios, a menos que haya estado en todos los lugares del universo. Además, el Salmo 19 demuestra que debe haber un Dios porque “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 19:2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.”(Salmo 19: 1-2). Si usted ha estado en una noche estrellada, debe llegar a la conclusión de que este universo y toda su inmensidad no fueron creados por cuenta propia. El orden y la simetría de los cuerpos celestes son como una orquesta bien afinada que funciona a la perfección (Isaías 45:18) porque Dios es un Dios de orden y no de caos o confusión (1 Corintios 14:33). ¿Cómo define la Biblia a un necio? necio-biblia-definicion El Necio En La Biblia Definición Necio es igual a Necio Dejemos que las Escrituras nos muestran cómo Dios define quién es un necio viendo cómo se utiliza la palabra en su contexto y lo que la evidencia del necio es en realidad. Lucas 12:20-21 “Pero Dios le dijo:”Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 12:21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.” La palabra griega que Jesús usó para necio es “afrón” y en hebreo significa “sin razón” o “sin sentido”. Jesús estaba enseñando la parábola del rico insensato donde un hombre había acumulado tanta riqueza que decidió tomar la vida fácil y comer, beber y ser feliz, pero ¿que estaba mal con esto? Tenía tanto que él debería haber compartido con los pobres, pero no lo hizo. En lugar de compartir su riqueza con los pobres, que es una bendición de Dios, construyó graneros más grandes, pero justo cuando pensaba que tenía una vida fácil y muy buena, murió y fue necesaria su propia alma, para definirlo, como un necio.. Proverbios 10:18 “El que encubre el odio es de labios mentirosos; Y el que propaga calumnia es necio.” ¡Qué cosa más necia!. Ocultar el odio con el labio mentiroso, sin darse cuenta de que Dios puede leer los pensamientos y las intenciones del corazón y el necio profiere mentiras calumniosas acerca de otros, tal vez en el chisme, y es definido como necio por la Escritura y por lo tanto, por el mismo Dios. Proverbios 13:20 “El que anda con los sabios se hace sabio, pero el compañero de los necios sufrirá daño.” Esto concuerda con lo que Pablo escribió en 1 Corintios 15:33 que “Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.” El que una persona salga con ellos lo hace como ellos, ya sea para bien o para mal, por lo que el que anda con los sabios tenderá a ser sabios pero el que se junta con los necios será como ellos. Si una persona se junta con la gente que dice que no hay Dios y esas personas son declaradas por Dios como necios, entonces ellos también comenzarán a creer que Dios no existe y ser necios como ellos. Proverbios 15: 5 “El necio menosprecia el consejo de su padre, el que atiende a la reprensión es prudente.” Sólo un necio desprecia el consejo de su madre y de su padre porque tienen más experiencia, más sabiduría, y tienen más sentido común acerca de la vida. Así que si una persona desprecia la sabiduría de los padres, esto sólo muestran su necedad. Por otra parte, la persona que escucha (hace caso) reprensión (o corrección) es prudente y no necio. Proverbios 17:28 “Incluso un necio que se mantiene en silencio se considera sabio; cuando cierra sus labios, él se considera inteligente “. Esta es una de las pocas escrituras que indican que un tonto puede ser sabio, pero es sólo cuando mantienen la boca cerrada porque cuando lo hacen, otros los ven como sabios. A veces es mejor no decir nada y ser considerado sabio que abrir la boca y despejar toda duda. Eso es porque “El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido.” (Prov 17:27). Proverbios 18:2 “El necio no se deleita en la comprensión, sólo en la expresión de su opinión.” Alguien que es necio no le gusta alcanzar la sabiduría, porque requiere mucho trabajo, pero sólo por expresar su opinión, muestra a la gente cuán inútil sus opiniones pueden ser. Basta con mirar el número de programas de entrevistas de hoy y se puede ver cuán necias son las opiniones y cuan inútiles son en relación con la sabiduría de Dios. La sabiduría se encuentra en las Escrituras, pero los que no toman placer en la lectura de la Palabra de Dios no tienen nada valioso que aportar. Proverbios 29:11 “El necio da rienda suelta a toda su ira, Mas el sabio al fin la sosiega.” El sabio refrena su lengua y su temperamento, pero el necio deja salir todo para ventilar los asuntos y que todos los escuchen. Sólo los sabios refrenan su ira, incluso si la sienten, pero el necio no tiene la sabiduría de detenerla y expresar su ira, lo cual pronto lo meten en problemas. Proverbios 26:12 “¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él”. Hay algo acerca de alguien que se cree sabio ante sus propios ojos que es difícil estar cerca de ellos; están tan llenos de sí mismos que nunca pueden aprender nada de nadie más. Ese es el estado trágico porque en el no hay más esperanza, hay más esperanza del necio que de una persona llena de orgullo que se ve como sabio. Pablo escribió a la inversa “Nadie se engañe a sí mismo. Si alguno de vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio “(1 Corintios 3:18). Así que el punto de Pablo es que si son sabios en su propia opinión, son realmente necios, pero si actúan como un necio (es decir, que no sean sabios ante sus propios ojos), entonces sólo entonces podrán ser sabios. Conclusión Utilicé la palabra de Dios para describir quien realmente es un necio y no incluya su propia opinión, porque la opinión humana junto a la Palabra de Dios es sólo pensamiento subjetivo, cuando la Palabra de Dios es la verdad objetiva. Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados.”(1 Corintios 4:10). Los cristianos no deberían “ser necios, por no entender la voluntad del Señor” (Gálatas 5:17). Cuando los incrédulos están “Profesando ser sabios, se hicieron necios” (Romanos 1:22) “Porque el necio hablará necedades, y su corazón fabricará iniquidad, para cometer impiedad y para hablar escarnio contra Jehová, dejando vacía el alma hambrienta, y quitando la bebida al sediento.”(Isaías 32:6). Nunca debemos ser así: Porque sólo el necio dice en su corazón no hay Dios (Salmo 14:1) De modo que no tienen excusas (Romanos 1:20) cuando todo el mundo sabe realmente que hay un Dios (Salmo 19: 1). Un Encuentro Con la Palabra • REFLEXION No pierdas el enfoque Una de las mejores maneras de evaluar nuestra vida es preguntándonos si estamos cumpliendo con nuestros roles y responsabilidades como deberíamos hacerlo; porque muchas veces podemos considerarnos buenos padres, hijos, hermanos, amigos, profesionales, pero ¿cuán cerca estamos de parecernos a Jesús? El mandamiento más importante que tenemos que cumplir es: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu fuerza y con toda tu mente” y “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. De nada nos sirve conocer este principio si no somos capaces de demostrarlo genuinamente a todas las personas con las que nos relacionamos. ¿Cuál es el propósito de todo lo que hago? ¿Cuál es mi principal motivación? ¿A qué le estoy dando más valor? Son tres preguntas que deberíamos hacernos cada día, porque si nuestra meta no es darle la gloria y la honra a Dios en todo lo que realizamos, entonces no estamos cumpliendo el propósito con el que fuimos creados. Si por alguna razón desviaste tu mirada a cosas que son pasajeras y descuidaste tu amor hacia Dios, a tus seres queridos y a tu prójimo, hoy te animo a reenfocar no sólo tu vista, sino también tu mente, fuerzas y corazón hacia nuestro Salvador, porque su venida está muy cerca y no habrá excusa que valga cuando tengamos que presentarnos delante de Él. No se trata de saber y actuar sino de vivir por principios y convicciones, agradando a Dios y reflejando su amor a los demás. Hermanos, yo sé muy bien que todavía no he alcanzado la meta; pero he decidido no fijarme en lo que ya he recorrido, sino que ahora me concentro en lo que me falta por recorrer. Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo. Filipenses 3:13-14 (TLA) Estamos llamados a seguir las huellas de nuestro Maestro y ser como Él. Brisna Bustamante CVCLAVOZ

viernes, 24 de abril de 2015

MATEO 2:12 VISITA DE LOS MAGOS

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Mateo 2:12 La Biblia de las Américas (LBLA) Visita de los magos 2 Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos[a] del rey Herodes, he aquí, unos magos[b] del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: 2 ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle. 3 Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Entonces, reuniendo a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo[c]. 5 Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el[d] profeta: 6 “Y TU, BELEN, TIERRA DE JUDA, DE NINGUN MODO ERES LA MAS PEQUEÑA ENTRE LOS PRINCIPES DE JUDA; PORQUE DE TI SALDRA UN GOBERNANTE QUE PASTOREARA A MI PUEBLO ISRAEL.” 7 Entonces Herodes llamó a los magos en secreto y se cercioró con ellos del tiempo en que había aparecido[e] la estrella. 8 Y enviándolos a Belén, dijo: Id y buscad con diligencia al Niño; y cuando le encontréis, avisadme para que yo también vaya y le adore. 9 Y habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí, la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre el lugar donde estaba el Niño. 10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron sobremanera con gran alegría. 11 Y entrando en la casa, vieron al Niño con su madre María, y postrándose le adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra. 12 Y habiendo sido advertidospor Dios en sueños que no volvieran a Herodes, partieron para su tierra por otro camino. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Qué Es La Lepra y por qué La Biblia La Menciona Tanto? Una de las cosas mas terribles que la mayoría de los occidentales nunca han experimentado es la enfermedad de la lepra. En los últimos tiempos, la lepra ha comenzado aparecer en nuevos lugares y, en algunos casos, no responde a los antibióticos, lo que ha provocado cierta preocupación entre los profesionales de la salud. A pesar de la baja incidencia de la lepra en todo el mundo hoy en día, vemos numerosas menciones de ella en la Biblia. Por esta razón, un estudio sobre lo que es la lepra y por qué la Biblia la menciona tanto es necesario. ¿Qué es la lepra y por qué la Biblia la menciona tanto Según los Institutos Nacionales de Salud, la lepra es una enfermedad que se conoce desde los tiempos bíblicos que causa llagas en la piel, daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo. Es causada por una bacteria que no es muy contagiosa y común en niños solo en adultos. Es común en muchos países en todo el mundo y puede ser tratada con antibióticos, lo que hace que el aislamiento de las personas en colonias de leprosos ya no sean necesarios (1). Dado que los antibióticos son históricamente un invento reciente, la lepra tiene un historial de causar gran devastación y el pánico con su propagación y sin esperanza de recuperación. Esto es verdadero en las zonas que tenían extrema pobreza y las condiciones de vida insalubres. De hecho, esta fue una de las razones de que una mujer conocida como la Madre Teresa dejó un convento en Calcuta, India y comenzó un ministerio para los pobres que vivían en las calles allí en 1948. Su trabajo con los leprosos, junto con las madres solteras, bebes abandonados, enfermos mentales, y otros fueron el resultado de ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 1979 (2). ¿Qué dice la Biblia acerca de la lepra? La primera mención de la lepra se encuentra en Éxodo 4:6 cuando Dios habló a Moisés desde la zarza ardiente. Dios usó la lepra como una de las tres señales que dijo a Moisés que iba a usar para convencerlos de que Dios los sacaría de Egipto (Éxodo 3: 16-4:17). Teniendo en cuenta el terror que la lepra causada debido a su reputación incurable, la capacidad de curar a alguien con lepra era un milagro que haría que la gente crea lo que Moisés tenía que decir. Luego, veremos en los capítulos de Levítico 13 y 14 dedicados a como los Israelitas deberían tratar la lepra de acuerdo con la Ley del Antiguo Testamento. La lepra era en el reino no sólo como un polvillo radiactivo cultural, sino también con implicaciones espirituales. En Levítico 13, la instrucción fue dada para el reconocimiento y el diagnóstico de la lepra. Sin embargo, Dios también instruyó más de 21 veces que la persona con lepra sea declarará impuro. Esta declaración era para instruir a la persona a identificarse públicamente, aislado, sus prendas lavadas o quemadas, o si era necesario, enviar al enfermo a vivir fuera del campamento si no se curaba. lepra-biblia ¿Cuál es el significado espiritual de la lepra en la Biblia? Conceptos del Antiguo Testamento El significado espiritual de la lepra se estableció por primera vez en Levítico 14, donde Dios dio instrucciones a Moisés sobre cómo manejar a los leprosos que eran sanados. En este pasaje, una ceremonia de limpieza se llevaba a cabo por el sacerdote. En esta ceremonia, se utilizaban dos pájaros, madera de cedro, escarlata, agua, e hisopo. Un pájaro era sacrificado y la sangre se aplicaba a los elementos y al otro pájaro que estaba vivo. La persona sanada de la lepra era rociada junto con el pájaro vivo que luego se soltaba en un campo. La persona era declarada limpia y era enviada a su tienda de campaña en el campamento para esperar una semana. Después de que se completaba la semana, se le ordenaba hacer un sacrificio que consistía en una ofrenda por la culpa y expiación, así como otras ofertas. Una vez completado el tiempo, el sacerdote iba a la casa de la persona y lo mandaba a purificarse. Una semana más tarde iba a regresar y si la casa no estaba purificada, él ordenaría que las partes impuras ser removidas y reemplazadas. Si eso no funcionaba, entonces la casa demolida y los escombros eran eliminados fuera del campamento. Si estaba limpia, un sacrificio por la casa se llevaba a cabo al igual que el realizado por la persona. Mientras todo esto parece tedioso, esta parte ceremonial de la ley señalaba varias cosas espirituales: - Cuando una persona era declarada impura, se le prohibía ir al tabernáculo o el templo – Los dos sacrificio de aves representaban la muerte de un pájaro por el pecado y la liberación de otra ave era una imagen de liberación de la esclavitud del pecado (Levítico 16:5-10; Gálatas 5:1) – El cedro se utilizaba en la ceremonia y para el holocausto. Se repelió el agua que contenía la sangre del ave sacrificial. Representa la fuerza impenetrable de Cristo para rechazar el pecado (Números 24:4-9; Salmos 91: 12-15; Santiago 1:13). – El hilo escarlata representa la marca para la protección divina por la sangre de Cristo como se ve en la historia de Rahab (Josué 2: 18-21) – El hisopo, que se utiliza como un cepillo, retrata la fe a través de la cual se aplicó la sangre a favor de los creyentes como se ve con los israelitas en Egipto (Éxodo 12: 21-23) y cuando David confesó su pecado con Betsabé (Salmo 51) Con estos conceptos espirituales en mente, y así como Dios demostró su poder sobre la lepra a Moisés, también vemos en Levítico 14:54-57 que había un propósito en esto, para enseñar lo que es puro y lo impuro. Conceptos enseñados por medio de Cristo Cristo demostro este concepto una vez cuando sanó a 10 leprosos en Lucas 17: 11-19. Mientras viajaba por Samaria y Galilea, Él se encontró con 10 leprosos en un pueblo. Los leprosos estaban muy lejos, pero lo llamaron, pidiéndole que tenga misericordia de ellos. Jesús les dijo que fueran ellos mismos a presentarse al sacerdote como fue ordenado en la ley. A medida que se iban, fueron sanados. Uno de los leprosos, un samaritano, volvió a Jesús y en voz alta glorificaba a Dios él se postró a los pies de Jesús agradecido. Jesús respondió preguntando al hombre ¿donde están los otros nueve que fueron sanados? Y dijo: Sólo este hombre ha regresado a dar gloria a Dios. Y dijo aquel hombre levantate y sigue tu camino, porque tu fe te ha sanado. Con estas palabras, Jesús declaró este hombre limpio, no sólo físicamente de su lepra, sino también espiritualmente de la enfermedad terminal del pecado. Los otros nueve fueron sanados físicamente, pero sólo este hombre reconoció a Jesús como quien Él realmente era. Este hombre, un samaritano, que fue despreciado por los Judíos, sirvió de ejemplo para todos nosotros que, Jesús es el Gran Médico que hace una limpieza completa y eterna (Mateo 09:12; Marcos 2:17; Lucas 4: 14-27). Conclusión La lepra es una enfermedad bacteriana que era generalmente fatal en la antigüedad. Hoy en día, puede ser tratada con antibióticos. La lepra se abordó en la Biblia, no sólo en la ley, si no que sirvió como un ejemplo de los efectos mortales del pecado. Así como un leproso era declarado inmundo y desterrado del campamento de Israel, la ley que es nuestra maestra de escuela para apuntar el pecado, declaraba al hombre inmundo e indigno de vivir en la presencia del Señor o en el cielo. El sacerdote del Antiguo Testamento podía declarar a un hombre limpio de la lepra después de transferir el pecado de la persona a un pájaro que era sacrificado. Del mismo modo, nuestro Sumo Sacerdote, Jesús es capaz de declarar nos limpios mediante la transferencia de nuestro pecado hacia Él y través de nuestra fe en su sacrificio en la cruz para el perdón de nuestros pecados. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Misiones de rescate Imagina que eres un soldado especialmente instruido en labores de rescate. Pasaste mucho tiempo preparándote física y mentalmente, esperando una oportunidad para entrar en acción y poner en práctica tus habilidades. Por fin llega ese día tan esperado. Un telegrama directamente del general contiene órdenes para que prepares tus cosas y te embarques de inmediato a un país del medio oriente. Un avión te recogerá del cuartel y te dejará lo más cerca posible de la base donde tienen unos prisioneros que debes liberar. Una vez en el lugar, con todas las habilidades que aprendiste, logras internarte en la base, pasas la primera y la segunda guardia con tanta destreza que ni las torres de control pudieron detectarte. Parece que todo está saliendo bien. Una vez dentro de las instalaciones enemigas, logras golpear a los guardias de la puerta y encuentras a los prisioneros. Todos están pálidos y asustados, pero los animas sacándote el pasamontañas y mostrando el escudo en tu solapa. Abres la puerta y con voz baja les pides que te sigan, te das la vuelta sacando tu fusil y avanzas unos cuantos pasos, cuando de repente te das cuenta que nadie te está siguiendo. Los prisioneros siguen tirados en el piso, encadenados a sus grilletes sin poder moverse. Nuevamente te presentas por tu nombre completo y agregas que viniste para salvarlos, pero ellos siguen estáticos. Uno de ellos quiere seguirte, pero sus cadenas no se lo permiten. Pero tú sigues insistiendo en tu misión y que viniste para ayudarlos, pero parece que ninguno quiere moverse del lugar donde está. ¿Qué es lo que está pasando? Los prisioneros, están encadenados y no importa que todas las puertas estén abiertas y que todos los soldados enemigos se hayan ido. Ellos simplemente no pueden moverse porque están encadenados. Esta misma es la condición de las personas que no conocen a Dios. En una misión de rescate, cuando llevamos el evangelio, no es que ellos no quieran recibir la salvación en sus corazones, lo que sucede es que no pueden hacerlo. El pecado ha hecho que sean prisioneros espirituales y aunque reconocen la necesidad que tienen de Jesús en sus vidas, las cadenas que los atan son demasiado fuertes como para que puedan romperlas con sus propias fuerzas. En el intento de rescatar a un rehén podríamos enviar al soldado más hábil de todos. A un hombre cuyos estudios teológicos sean los más destacados y que sea distinguido por el dominio que tiene de la escritura, pero sin el poder de Dios de su parte, el fracaso en la misión es lo más seguro. Como soldados del reino tenemos instrucciones precisas. Mateo 28:19 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Versión Reina-Valera 1960 ¿Qué prisioneros puedes ver alrededor tuyo?, ¿Tus papás, hermanos, hijos, tu esposo o esposa, un tío, alguno de tus abuelitos, vecinos, compañeros, amigos, etc? No dejes de predicar y orar incansablemente por ellos. Recuerda que un rescate efectivo, no sólo significa llegar a los que están presos, sino también romper sus cadenas de esclavitud. Héctor Colque CVCLAVOZ

jueves, 23 de abril de 2015

ECLESIASTES 12:12 CONCLUSION

http://unencuentroconlapalabra1.jimdo.com/ facebook un encuentro con la palabra http://www.amigosporisrael.org/ Eclesiastés 12:12 La Biblia de las Américas (LBLA) Conclusión 9 El Predicador, además de ser sabio, enseñó también sabiduría al pueblo; y ponderó, investigó y compuso muchos proverbios. 10 El Predicador trató de encontrar palabras agradables, y de escribir correctamente palabras de verdad. 11 Las palabras de los sabios son como aguijones, y como clavos bien clavadoslas de los maestros de colecciones, dadas por un Pastor. 12 Pero además de esto, hijo mío, estate prevenido: el hacer muchos libros no tiene fin, y demasiada dedicación a ellos es fatiga del cuerpo[d]. 13 La conclusión, cuando todo se ha oído, es ésta: teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto concierne a toda persona. 14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, junto con todo lo oculto, sea bueno o sea malo. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Es la Idea De Tener una Alma Gemela Bíblica? ¿Hay versículos de la Biblia que hablen de algo así? Almas Amigas Ligadas ¿Tienes un amigo muy especial que es como ningún otro en su vida? Tal vez sea su cónyuge. Posiblemente se trata de un amigo de la infancia o alguien en su iglesia que le puede decir cualquier cosa sin tener que preocuparte de que ellos lo compartan con alguien más. David y Jonatán eran ese tipo de amigos de los cuales dice la Biblia que sus almas quedaron ligadas (1 Samuel 18:1). La palabra griega utilizada para “ligado” o “ligadas” es “qashar” y significa “atar, para unir” o “ligar juntos”, y esto es exactamente el tipo de relación que David y Jonathan tenían entre sí. Jonathan era el hijo del rey Saúl y él ayudó a David varias veces cuando Saúl estaba tratando de matarlo la idea de que los amigos pueden tener sus almas unidas o atadas entre sí es bíblica, pero ¿qué pasa con las almas gemelas? ¿Enseña la Biblia tal cosa acerca de una relación entre un hombre y una mujer? almas-gemelas-Biblia-versiculos ¿Es la idea de tener un alma gemela bíblica? La Palabra de Alma La palabra que se usa en la Biblia para el alma es “nefesh” y significa “vida” o “criatura”, como cuando Dios creó al hombre en el libro del Génesis, cuando se dijo que Él creó al hombre un alma viviente o nephesh en Hebreo. En el Nuevo Testamento, específicamente en Mateo 20:28 Jesús habla de temer a Dios que puede lanzar el cuerpo y el alma en el infierno y Jesús usó la palabra griega “psique” para el alma y medios, al igual que en el Antiguo Testamento, “aliento” o ” el aliento de vida “por lo que la palabra alma, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento en esencia significa la vida, criatura o ser humano viviente. Cabe señalar que la palabra griega “psique” es la misma palabra que se usa para la capacidad mental que una persona tiene o su psique. El Antiguo Testamento, incluso dice que “el alma que pecare, esa morirá” (Ez 18: 4). Así que ahora que tenemos una comprensión de lo que significa la palabra alma, vamos a pasar a lo siguiente y un poco después veremos si la idea de tener un alma gemela es bíblica o no. ¿Qué Significa Ser Yugo Desigual? Pablo escribe claramente que los creyentes no deben estar en yugo desigual con los incrédulos en 2 Corintios 6:14 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos. Porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? “Esto puede aplicarse a las relaciones entre hombres y mujeres y entre hombres con hombres y mujeres con mujeres. Esto no significa que los cristianos no pueden tener amistades con los no creyentes, pero sí quiere decir que estas relaciones no deberían ser las más cercanas que tenemos. Ningún creyente debe jamás casarse con un no creyente ni debe ligar su alma con alguien que no es un creyente. Una vez más, podemos tener amigos que son no creyentes, pero no debemos “ligar” como la palabra insinúa … almas que se ligan juntas son como hilos en la ropa. Esto se debe a que, como dice la palabra hebrea, es un error “unir” o “ligar juntos” con los incrédulos. Hemos de vivir en el mundo pero no ser parte del mundo y si nuestro mejor amigo o nuestro potencial compañero es un incrédulo, ¿que compañerismo tiene la luz con las tinieblas? Una vez dicho esto, si un creyente está casado con un incrédulo, ellos no pueden salir de esta relación o divorciarse de su cónyuge sólo porque no son salvos como Pablo escribe en 1 Corintios 7: 10-11; “la mujer no se separe de su marido (pero si lo hace, debe permanecer sin casar, o reconciliarse con su marido), y el marido no abandone a su mujer “He aquí por qué;”. ¿cómo sabes tú, mujer, si salvarás a tu marido? ¿O cómo sabes tú, marido, si salvarás a tu mujer “(1 Corintios 07:26). ¿Existen Las Almas Gemelas? No puedo encontrar la idea o versículos Bíblicos que cada hombre o mujer tienen un alma gemela o que Dios ha destinado una mujer o un hombre específico para ser su esposa, pero hay excepciones. Eso no quiere decir que Dios no sabe con quién nos vamos a casar o que Él sabía que nos casaríamos, si ya estamos casados. Dios es soberano y es omnisciente y conoce nuestro futuro eso significa que Él lo sabe todo de nosotros. La Biblia revela que no fue una casualidad que ciertos hombres y mujeres terminaron casándose entre sí. Los hombres y las mujeres como Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, Jacob y Raquel, Ruth y Booz, e incluso la reina Ester y el rey estaban hechos el uno para el otro. Sus almas estaban ligadas como se describe en la relación de amistad entre David y Jonatán. David y Jonathan tenían una relación tan estrecha que era tal vez lo más parecido a un amor agape “Jonatán hizo jurar a David otra vez por su amor por él, porque le amaba como a su propia alma” (1 Samuel 20:17). Los hombres y las mujeres pueden ser almas gemelas, no hay duda sobre eso, porque me hice amigo de mi esposa antes de casarnos y terminé casándome con mi mejor amiga y yo creo que nuestras almas están entrelazadas y que somos almas gemelas en este momento. ¿Hay almas gemelas mencionados en la Biblia entre hombres y mujeres? No, no lo dice específicamente, pero esta idea figura en la Biblia como en el caso en el que Dios unió a Adán ya Eva y fueron literalmente hecho el uno para otro. La Soberanía de Dios Puesto que Dios es soberano y nada sucede fuera de sus propósitos, entonces la persona que nos casamos también debe ser parte de la voluntad de Dios. Sí, tenemos libre albedrío, pero creo que nuestras decisiones no siempre sorprenden a Dios. Puede que no se caso con la persona más compatible con nosotros, pero cada matrimonio tiene dificultades porque cada vez que usted pone dos seres humanos imperfectos juntos habrá fricción. Algunos podrían creer que se casaron con la persona equivocada porque la persona con la que se casaron los engaño en hacerles creer de que son una persona diferente de lo que realmente son, pero Dios puede incluso utilizar mal por bien (Gen 50:20) y todo lo que vamos pasando a través de vida siempre trabaja para nuestro bien al final (Romanos 8:28). Conclusión Si estamos solteros, nos podría gustar creer la idea de que Dios tiene un alma gemela para nosotros. No puedo entender cómo la soberanía de Dios trabaja en todas las cosas para nuestro bien, incluyendo el mal que sucede, y cómo Él conoce el futuro (Romanos 8: 29-30), mientras que todavía permite que tengamos libre albedrío (Juan 3:16). No tengo idea de cómo estos dos trabajan juntos; Sólo sé que ambos son verdaderos. Yo no tengo que reconciliarlos, porque Él es Dios y confío en Él. Si yo no lo entiendo todo, y claro que no lo puedo entender todo, entonces no es culpa de Dios … es la incapacidad de mi mente finita para comprender la mente infinita de Dios. Es como esperar que una hormiga se siente en la cabina de un avión Jumbo y esperar que lo vuele. Es por eso que Él es Dios. Si yo lo puedo entender todo, entonces Él no sería Dios. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Deja a Dios ser Dios Conocemos las características de Dios: omnipresente, omnisciente, omnipotente y una de las características que tal vez a muchos les cuesta creer, es que es sobrenatural. De boca decimos que Dios actúa de forma sobrenatural pero, ¿en realidad lo creemos? Cuando suceden cosas difíciles de creer, que nuestro sentido común y la lógica no logran asimilar, llegamos a pensar que eso no es real o incluso llegamos a decir que Dios jamás actuó así. Estamos muy encasillados en la forma en que Jesús actuó y la forma en que el Espíritu Santo interviene en nuestros tiempos, pero existen momentos y circunstancias en los que Dios actúa de una manera como nunca antes lo hizo y nuestra incredulidad, nuestra duda, sale a luz y decimos que eso no es de Dios. ¿Por qué no dejas a Dios ser Dios? No esperes a que Dios actúe como tú crees o tu lógica espera. La Palabra dice “Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado.” 1 Corintios 2:9 (DHH) En la historia de la gran pesca los discípulos se sujetaban a lo que sucedía regularmente y como conocedores de la materia manejaban la teoría de que sólo se podía pescar en la noche. Pero ese día sucedió lo sobrenatural; Jesús, de día, logró que pescaran mucho más de lo que imaginaron, tanto que llenaron dos barcas. (Lucas 5:1-6) Es así que Dios actúa, de forma sobrenatural. Deja de esperar que haga lo que quieres o que sea de la forma que soñaste, Dios es Dios y no tiene porqué actuar de la manera pensada por los hombres si no como es Él, sobrenatural e inigualable. Si estás anhelando algo de Dios, ten mucha fe y verás que te sorprenderá, actuará en tu situación y en tu vida de forma que jamás alguien podría imaginar. Telma Céspedes CVCLAVOZ