viernes, 19 de septiembre de 2014

HEBREOS 11:4 LA FE Y SUS HEROES

Hebreos 11:4 La Biblia de las Américas (LBLA) La fe y sus héroes 11 Ahora bien, la fe es la certeza[a] de lo que se espera, la convicción[b] de lo que no se ve. 2 Porque por ella recibieron aprobación[c] los antiguos[d]. 3 Por la fe entendemos que el universo[e] fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles. 4 Por la fe Abel ofreció a Dios un mejor sacrificio que Caín, por[f] lo cual alcanzó el testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas[g]; y por[h]la fe[i], estando muerto, todavía habla. 5 Por la fe Enoc fue trasladado al cielo para que no viera muerte; y no fue hallado porque Dios lo traslado; porque antes de ser trasladado recibió testimonio de haber agradado a Dios. 6 Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan. 7 Por la fe Noé, siendo advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor[j] preparó un arca para la salvación de su casa, por la cual[k]condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe. 8 Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba. 9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra de la promesa como en tierra extraña, viviendo en tiendas como[l] Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa, 10 porque esperaba la ciudad que tiene cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. 11 También por la fe Sara misma recibió fuerza para concebir[m], aun pasada ya la edad propicia, pues consideró fiel al que lo había prometido. 12 Por lo cual también nació de uno (y éste casi muerto con respecto a esto) una descendencia como las estrellas del cielo en numero, e innumerable como la arena que esta a la orilla del mar. 13 Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto[n] desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos[o] sobre la tierra. 14 Porque los que dicen tales cosas, claramente dan a entender que buscan una patria propia. 15 Y si en verdad hubieran estado pensando en aquella patria de donde salieron, habrían tenido oportunidad de volver. 16 Pero en realidad, anhelan una patriamejor, es decir, celestial. Por lo cual, Dios no se avergüenza de ser[p] llamado Dios de ellos, pues les ha preparado una ciudad. 17 Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía a su único[q] hijo; 18 fue a él a quien se le dijo: En Isaac te sera llamada descendencia[r]. 19 El consideró[s] que Dios era poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde también, en sentido figurado[t], lo volvió a recibir. 20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú, aun respecto a cosas futuras. 21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró, apoyándose sobre el extremo de su bastón.22 Por la fe José, al morir, mencionó el éxodo de los hijos de Israel, y dio instrucciones acerca de sus huesos. 23 Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres durante tres meses, porque vieron que era un niño hermoso y no temieron el edicto del rey. 24 Por la fe Moisés, cuando era ya grande, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón, 25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los placeres temporales del pecado, 26 considerando como mayores riquezas el oprobio de Cristo[u] que los tesoros de Egipto; porque tenía la mirada puesta en la recompensa. 27 Por la fe salió de Egipto sin temer la ira del rey, porque se mantuvo firme como viendo al Invisible. 28 Por la fe celebró la Pascua y el rociamiento de la sangre, para que el exterminador de los primogénitos no los tocara. 29 Por la fe pasaron el mar Rojo como por tierra seca, y cuando los egipcios lo intentaron hacer, se ahogaron[v]. 30 Por la fe cayeron los muros de Jericó, después de ser rodeados por siete días. 31 Por la fe la ramera Rahab no pereció con los desobedientes, por haber recibido a los espías en[w] paz. 32 ¿Y qué más diré? Pues el tiempo me faltaría para contar de Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel y los profetas; 33 quienes por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron bocas de leones, 34 apagaron la violencia del fuego, escaparon del filo de la espada; siendo débiles[x], fueron hechos fuertes, se hicieron poderosos en la guerra, pusieron en fuga a ejércitos extranjeros. 35 Las mujeres recibieron a sus muertos mediante la resurrección; y otros fueron torturados, no aceptando su liberación[y], a fin de obtener una mejor resurrección. 36 Otros experimentaron[z] vituperios y azotes, y hasta cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, aserrados, tentados[aa], muertos a espada; anduvieron de aquí para allá cubiertos conpieles de ovejas y de cabras; destituidos, afligidos, maltratados 38 (de los cuales el mundo no era digno), errantes por desiertos y montañas, por cuevas y cavernas de la tierra. 39 Y todos éstos, habiendo obtenido aprobación[ab] por su fe, no recibieron la promesa,40 porque Dios había provisto[ac] algo mejor para nosotros, a fin de que ellos no fueran hechos perfectos sin nosotros. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Compartir La Alegría Si estás triste por algo, piensa cómo puedes llevarle alegría a otro, luego juntos podrán compartir la alegría. Has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Salmo 30:11 Salmos 4:7 Alegría pusiste en mi corazón, mayor que la de ellos cuando abundan su grano y su mosto. Salmos 87:7 Entonces tanto los cantores como los flautistas, dirán: En ti están todas mis fuentes de gozo . Eclesiastés 3:4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; Romanos 12:15 Gozaos con los que se gozan y llorad con los que lloran. Salmos 126:2 Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua de gritos de alegría; entonces dijeron entre las naciones: Grandes cosas ha hecho el SEÑOR con ellos. Comparte tu felicidad con otros, verás que es contagiosa… Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Solo tú puedes hacerlo Cuentan que dos rabinos se aproximaban a Jerusalén y, mientras lo hacían, vieron una zorra que corría en el Monte Sión. Uno de los rabinos se puso a llorar, pero el otro empezó a reír. - ¿Por qué te ríes? Preguntó el que lloraba. - ¿Y por qué lloras? Contestó el otro. - Lloro- dijo el primero- porque veo el cumplimiento de lo que dice el libro de las Lamentaciones, pues el Monte de Sión está desolado y las zorras corren por él. - Pues por la misma causa estoy riéndome- contestó el segundo rabino- porque cuando veo con mis propios ojos que Dios ha cumplido sus amenazas al pie de la letra, aumenta mi seguridad de que ninguna de sus promesas dejará de cumplirse: porque siempre está más dispuesto a manifestar su misericordia que su severidad.Dios nos presenta advertencias claras acerca de las consecuencias de no obedecer sus mandamientos y de tener una vida desordenada. Pero al mismo tiempo nos da promesas para nuestras vidas, si confiamos en Él y seguimos sus consejos. Nunca dejes de creer que Dios tiene grandes cosas para ti y que sin importar si has desobedecido alguno de sus mandatos, si te arrepientes y vuelves a sus caminos, Él te recibirá con el mismo amor, te perdonará y cumplirá su propósito para tu vida pues su fidelidad es inagotable y sus promesas eternas. “Me inclino ante tu santo templo mientras adoro; alabo tu nombre por tu amor inagotable y tu fidelidad, porque tus promesas están respaldadas por todo el honor de tu nombre”. Salmos 138:2 (NTV) Recuerda que Dios te ama con amor eterno, que su misericordia es para siempre y que Él no escatima recursos para demostrarte su bondad, sólo depende de ti el disfrutar de sus promesas. Ana María Frege Issa CVCLAVOZ

HECHOS 20:7-8 DESPEDIDA DE PABLO EN TROAS

Hechos 20:7-8 La Biblia de las Américas (LBLA) Despedida de Pablo en Troas 7 Y el primer día de la semana, cuando estábamos reunidos para partir el pan, Pablo les hablaba, pensando partir al día siguiente, y prolongó su discurso[c] hasta la medianoche.8 Había muchas lámparas en el aposento alto donde estábamos reunidos; 9 y estaba sentado en la ventana un joven llamado Eutico; y como Pablo continuaba hablando,Eutico fue cayendo en un profundo sueño hasta que, vencido por el sueño, cayó desde el tercer piso y lo levantaron muerto. 10 Pero Pablo bajó y se tendió sobre él, y después de abrazarlo, dijo: No os alarméis[d], porque está vivo[e]. 11 Y volviendo arriba, después de partir el pan y de comer[f], conversó largamente con ellos hasta el amanecer, y entonces se marchó. 12 Y se llevaron vivo al muchacho, y quedaron grandemente[g] consolados. Un Encuentro Con la Palabra Promesas-> ¿Cómo enfrentarás los desafíos del día hoy? Puedes volverte más egoísta, recluso, pesimista o inclusive llenarte de odio. O, con la ayuda de Dios, puedes crecer y ser más comprensivo, optimista, generoso y amoroso. Dios te ha dado este día para que crezcas. ¿Lo vas a hacer a tu manera o a la manera de Dios? Efesios 4:13 Hasta que todos lleguemos a la unidad e la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Juan 1:16 Pues de su plenitud todos hemos recibido, y gracia sobre gracia. Juan 6:69 Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Santo de Dios. 1 Corintios 2:6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría no de este siglo, ni de los gobernantes de este siglo, que van desapareciendo, 1 Corintios 14:20 Hermanos, no seáis niños en la manera de pensar; más bien, sed niños en la malicia, pero en la manera de pensar sed maduros. Gálatas 4:19 Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros, Efesios 1:17 pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de El. Efesios 1:23 la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que lo llena todo en todo. Efesios 4:3 esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Efesios 4:5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, Filipenses 3:8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, Filipenses 3:10 y conocerle a El, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como El en su muerte, Colosenses 1:28 A El nosotros proclamamos, amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo. Hebreos 5:14 Pero el alimento sólido es para los adultos, los cuales por la práctica tienen los sentidos ejercitados para discernir el bien y el mal. 2 Pedro 1:4 por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que por ellas lleguéis a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Una Buena Sonrisa Reflexiones -> Peggy estaba nerviosa porque se acercaba la hora de la cena en que ella y su esposo iba a ser los anfitriones. Era la primera vez que tenían invitados para cenar después del nacimiento de su hijo Pete. Para colmar la tensión Peggy, entre los invitados estaba el nuevo jefe de su esposo Bill. Percibiendo la tensión de sus padres, el bebé empezó a ponerse irritado y nervioso, lo que le produjo más frustración a Peggy. En un intento por consolar al pequeño, Peggy lo cargó y lo besó. Para su sorpresa, el bebé se sonrió y se rió, era la primera risa genuina que escuchaba de su hijo. En un instante, la noche tomó un curso totalmente diferente. Peggy estuvo más calmada, así como su bebé. La cena fue todo un éxito. ¿Puede la risa de un pequeño cambiar todo un día? ¡Sí! También lo puede la risa entre dos adultos o la risa provocada por el recuerdo de algún suceso gracioso. Cuando se sienta mucha tensión, no permita que explote enojado. Tómese una rato, si lo necesita, y busque un motivo para reír... ¡y verá como la tensión se desvanece! Una buena sonrisa es la luz de una casa. Proverbios 15:30 La luz de los ojos alegra el corazón, y la buena nueva conforta los huesos.

jueves, 18 de septiembre de 2014

HECHOS 1:13-14 EN EL APOSENTO ALTO

Hechos 1:13-14 La Biblia de las Américas (LBLA) En el aposento alto 12 Entonces regresaron a Jerusalén desde el monte llamado de los Olivos[j], que está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. 13 Cuando hubieron entrado en la ciudad, subieron al aposento alto donde estaban hospedados, Pedro, Juan, Jacobo[k] y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Jacobo[l] hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas,hijo[m] de Jacobo[n]. 14 Todos éstos estaban unánimes, entregados de continuo a la oraciónjunto con las mujeres[o], y con María la madre de Jesús, y con los hermanos de El. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios -> Si uno no toma sus propias decisiones, otro lo hará. Recuerde que no tomar una decisión ya es una decisión. La indecisión suele ser peor que equivocarse. Santiago 1:7-8 Quien es así, no crea que va a recibir nada del Señor, porque hoy piensa una cosa y mañana otra, y no es constante en su conducta. Santiago 1:6 Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:8 siendo hombre de doble ánimo, inestable en todos sus caminos. Santiago 4:8 Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 2 Pedro 2:14 Tienen los ojos llenos de adulterio y nunca cesan de pecar; seducen a las almas inestables; tienen un corazón ejercitado en la avaricia; son hijos de maldición. 1 Reyes 18:21 Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: ¿Hasta cuándo vacilaréis entre dos opiniones? Si el SEÑOR es Dios, seguidle; y si Baal, seguidle a él. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra. Mateo 6:24 Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Josué 24:15 Y si no os parece bien servir al SEÑOR, escoged hoy a quién habéis de servir: si a los dioses que sirvieron vuestros padres, que estaban al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa, serviremos al SEÑOR. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Llenando el vacío Todo hombre y mujer llega a tener el anhelo de casarse, pero muchas veces se tiene la motivación incorrecta, ya sea por la presión de la familia o sociedad, edad o porque realmente ya sienten que es el tiempo. Lo que ocurre muy a menudo es que tanto hombres como mujeres toman la decisión sólo para llenar el “vacío” que sienten, para sentirse amados, aceptados, creyendo que si no tienen una pareja nadie los amará. Sin embargo, Dios no nos creó para llenar el vacío de nadie, sino para que primeramente Él mismo sea el que llene nuestras vidas. David Hormachea, en su libro “La mujer: sus tensiones y depresiones” dice: Dios no creó a Eva para que llenara el vacío de Adán, la creó para que junto a Adán vivieran para la gloria de Dios y juntos pudieran cumplir el mandato de gobernar la tierra. La mujer no fue creada para satisfacer una necesidad social o sexual de Adán, sino para completar el propósito de Dios con los hombres, Eva no era necesaria para cumplir los deseos de Adán, sino para cumplir el mandato que Dios le entregó a Adán de gobernar la tierra.” El único que llena ese vacío, por completo y para bien, es Dios. Si tú no lo consideras como prioridad ahora, difícilmente lo será cuando te cases; pues todos los afanes que un matrimonio demanda restan tiempo para ello. No busques depender de una persona para ser feliz, busca a Dios para que te dé la verdadera felicidad y por consecuencia tendrás todo; lo dice su palabra: Mateo 6:33 (TLA) “Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.” Muchas películas “románticas” están basadas en que la solución para la soledad y la depresión es ese príncipe azul que llega a llenar ese hueco que sentimos en el corazón con su amor, y que después de pasar una serie de dificultades llegan a estar juntos y viven por siempre felices. Pero la realidad de la soledad es que sólo Dios puede disipar ese estado ya que como Él nos creó solamente Él es la respuesta. Si te sientes solo, y crees que con una pareja estarías mucho mejor, lamento decirte que no será así del todo, si tú primero no estás completo/a en Dios, todo es pasajero porque de aquí a un tiempo volverá la soledad a tu corazón. Ahora que estás solo dedícale tiempo a afirmar tu relación con Dios, así llenarás el vacío que sientes y también por consecuencia te estarás preparando para la persona que será tu futuro cónyuge. Soraida Fuentes CVCLAVOZ

1 CORINTIOS 14:15 SUPERIORIDAD DEL DON DE PROFECIA

1 Corintios 14:15 La Biblia de las Américas (LBLA) Superioridad del don de profecía 14 Procurad alcanzar el amor; pero también desead ardientemente los donesespirituales, sobre todo que profeticéis. 2 Porque el que habla en lenguas[a] no habla a los hombres, sino a Dios, pues nadie lo entiende[b], sino que en su espíritu[c] habla misterios.3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.4 El que habla en lenguas, a sí mismo se edifica, pero el que profetiza edifica a la iglesia.5 Yo quisiera que todos hablarais en lenguas, pero aún más, que profetizarais; pues el que profetiza es superior al que habla en lenguas, a menos de que las interprete para que la iglesia reciba edificación. 6 Ahora bien, hermanos, si yo voy a vosotros hablando en lenguas, ¿de qué provecho os seré a menos de que os hable por medio de revelación, o de conocimiento, o de profecía, o de enseñanza? 7 Aun las cosas inanimadas, como la flauta o el arpa, al producir un sonido, si no dan con distinción los sonidos, ¿cómo se sabrá lo que se toca en la flauta o en el arpa? 8 Porque si la trompeta da un sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla? 9 Así también vosotros, a menos de que con la boca[d] pronunciéis palabras inteligibles, ¿cómo se sabrá lo que decís[e]? Pues hablaréis al aire. 10 Hay, quizás, muchas variedades de idiomas[f] en el mundo, y ninguno carece de significado. 11 Pues si yo no sé el significado[g] de las palabras[h], seré para el que habla un extranjero[i], y el que habla será un extranjero[j] para mí[k]. 12 Así también vosotros, puesto que anheláis dones espirituales[l], procurad abundar en ellos para la edificación de la iglesia. 13 Por tanto, el que habla en lenguas, pida en oración para que pueda interpretar. 14 Porque si yo oro en lenguas, mi espíritu ora, pero mi entendimiento[m]queda sin fruto. 15 Entonces ¿qué? Oraré con el espíritu, pero también oraré con el entendimiento[n]; cantaré con el espíritu, pero también cantaré con el entendimiento[o].16 De otra manera, si bendices sólo en[p] el espíritu, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias el que ocupa el lugar del que no tiene ese don[q], puesto que no sabe lo que dices?17 Porque tú das gracias bien, pero el otro no es edificado. 18 Doy gracias a Dios porque hablo en lenguas más que todos vosotros; 19 sin embargo, en la iglesia prefiero[r] hablar cinco palabras con mi entendimiento[s], para instruir también a otros, antes que diez mil palabras en lenguas. 20 Hermanos, no seáis niños en la manera de pensar; más bien, sed niños en la malicia, pero en la manera de pensar sed maduros. 21 En la ley está escrito: Por hombres de lenguas extrañas y por boca[t] de extraños hablare a este pueblo, y ni aun asi me escucharan, dice el Señor.22 Así que las lenguas son una señal, no para los que creen, sino para los incrédulos; pero la profecía es una señal, no para los incrédulos, sino para los creyentes. 23 Por tanto, si toda la iglesia se reúne y todos hablan en lenguas, y entran algunos sin ese don o son incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? 24 Pero si todos profetizan, y entra un incrédulo, o uno sin ese don, por todos será[u] convencido, por todos será[v] juzgado; 25 los secretos de su corazón quedarán al descubierto, y él se postrará y adorará a Dios, declarando que en verdad Dios está entre vosotros. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Siguiendo sus Pasos Seguir a Jesús no significa simplemente una adhesión exterior y cómoda o solamente recibir sus bendiciones, sino que implica renunciar a uno mismo, tomando la cruz del reproche, de la burla y, quizá, de la persecución por causa de su fe; era necesario estar dispuesto a darlo todo, para ganarlo luego todo. Proverbios 4:26-27 pasos17Examina la senda que siguen tus pies y sean rectos todos tus caminos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierza; aparte tu pie del mal. Hebreos 12:13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que la pierna coja no se descoyunte, sino que se sane. Salmos 119:5 ¡Ojalá mis caminos sean afirmados para guardar tus estatutos! Proverbios 4:25 Miren tus ojos hacia adelante, y que tu mirada se fije en lo que está frente a ti. Proverbios 5:6 No considera la senda de la vida; sus senderos son inestables, y no lo sabe. Proverbios 5:21 Pues los caminos del hombre están delante de los ojos del SEÑOR, y El observa todos sus senderos. Un Encuentro Con la Palabra ¡CORAZÓN QUE ARDE APASIONADAMENTE POR DIOS! Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas Deuteronomio 6:5 RV60 Este mensaje va dirigido a aquellas personas, especialmente a chicos y jovencitas solter@s que aman a Dios y aún quieren amarle más, esperando pacientemente en su perfecta voluntad. Por ahora. Que nuestra pasión sea absorbida por el genuino servicio a Dios en donde nos ha puesto a servir. Pongamos nuestra mirada en amar a Dios, no fijemos por ahora nuestra mirada en alguien por ahora, sirvámosle con todo el ardiente amor y fervor que tenemos a nuestro Dios desenfocando nuestra mirada de alguien en especial que te haya llamado la atención, ¡ah! y debo decirte que esto solo se puede lograr por la Gracia de Dios en ti y por el poder del Espíritu Santo para decir No a mirar a alguien hasta que se haga la perfecta voluntad de Dios. Y aclaro, no es que sea pecado mirar constantemente a esa persona que te gusta. Sino solo por la sencilla razón de que tú quieres concentrarte y deleitarte en amar cada vez más al Señor y servirle con pasión. Razón de una difícil explicación pues es muy sencilla: ¡quieres concentrarte más en Dios! Prométanme, oh mujeres de Jerusalén, por las gacelas y los ciervos salvajes, que no despertarán el amor hasta que llegue el momento apropiado (cantares 3:5) “Mi corazón arde ahora de pasión por Dios. Sin lógica ni explicación digo NO en el poder de Dios” Hay una amistad sincera, y espero que siempre así permanezca. Mi ser está confiado aunque el día de hoy mi corazón ha sido buenamente impactado. Pero, como hija de Dios, sobre este hermoso sentimiento que rodea una sincera confianza y mutua amistad, Dios gobierna el alma de la niña de sus ojos. ¡¡Alma Mía Reposa!! Porque de Él es mi esperanza. Mi niña, YO SOY TU PADRE, y a mi tiempo y voluntad, te voy a entregar a manos de un hombre que te ame tal como mi Hijo se entregó a sí mismo por su iglesia; Un hombre que te sepa pastorear, temeroso de mí. En quien (después de mí) hallarás seguridad y tú, ayuda idónea a él serás. Así que no temas, porque hijita ¡¡en mis manos estás!! Y EN BUENAS MANOS DE UN BUEN HOMBRE VAS A ESTAR, ¡en buenas manos te voy a poner! Así que continúo rindiéndome; y aún más: ME RINDO ANTE TI DIOS Acalla mi alma con todas sus expectativas en mi Señor, Pues Papá en buenas manos me ha de entregar Por mi parte, He decidido cerrar mi mirada ante algún chico en especial. Digo yo: Si por mi Dios con todo mi corazón me quiero apasionar, amándole de toda mi alma, de todas mis fuerzas, ¡de todo corazón! Sirviéndole diligentemente con gran fervor y santidad, ¿para qué seguiré mirando a este joven, si he decidido amar solo a mi Señor apasionadamente? Aparte de que sé que él tiene el sello de Dios y aquel está asegurado en Él. En cuanto a mí, he determinado literalmente centrar mi mirada solamente en Dios. Sentimentalmente ahora es tiempo de ABNEGACIÓN para una joven como yo, Solo quiero fijarme en mi Señor, amarle con todo mi corazón pues Él es digno de mi amor. Cada vez que se me presenta visible a mi vista este chico. Amante de mi Padre Dios, sensible al Señor, he determinado decir NO al deseo de a este joven mirar, en el Poder del Espíritu de Dios. Prefiero arder de pasión por Dios. Servirle en el ministerio que Él me ha encomendado con gran amor, temor y temblor. Desenfocando mi mirada (por más que dure poco) de aquel chico, Distrayéndome en la determinación de mi voluntad amar loca y apasionadamente a mi Fiel Creador con toda mi alma, con todas mis fuerzas. Pues al futuro en buenas manos he de estar, jajaja ¿De qué me he de preocupar? Más que fijar tu mirada en una persona, ¡Que tu corazón arda de pasión por Dios! Autora: Erika María Zambrano

miércoles, 17 de septiembre de 2014

EFESIOS 5:19-20 EL ANDAR DE LOS HIJOS DE DIOS

Efesios 5:1920 La Biblia de las Américas (LBLA) El andar de los hijos de Dios 5 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; 2 y andad en amor, así como también Cristo os[a] amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma[b]. 3 Pero que la inmoralidad, y toda impureza o avaricia, ni siquiera se mencionen entre vosotros, como corresponde a los santos; 4 ni obscenidades, ni necedades, ni groserías, que no son apropiadas, sino más bien acciones de gracias. 5 Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Que nadie os engañe con palabras vanas, pues por causa de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia. 7 Por tanto, no seáis partícipes con ellos; 8 porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de la luz 9 (porque el fruto de la luz[c] consiste en toda bondad, justicia y verdad),10 examinando qué es lo que agrada al Señor. 11 Y no participéis en las obras estériles de las tinieblas, sino más bien, desenmascaradlas[d]; 12 porque es vergonzoso aun hablar de las cosas que ellos hacen en secreto. 13 Pero todas las cosas se hacen visibles cuando son expuestas[e] por la luz, pues todo lo que se hace visible es luz[f]. 14 Por esta razón dice: Despierta, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo. 15 Por tanto, tened cuidado[g] cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios,16 aprovechando bien[h] el tiempo, porque los días son malos. 17 Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor. 18 Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu, 19 hablando entre vosotros con salmos, himnosy cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor; 20 dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre[i];21 sometiéndoos unos a otros en el temor[j] de Cristo. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios-> Que a uno lo derriben, no es lo mismo que lo dejen fuera de combate. ¡Esfuércese y continué! ¡Póngale ganas y siga intentándolo! Gálatas 6:9 No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. 2 Samuel 10:12 Esfuérzate, y mostrémonos valientes por amor a nuestro pueblo y por amor a las ciudades de nuestro Dios; y que el SEÑOR haga lo que le parezca bien. 1 Corintios 16:13 Estad alerta, permaneced firmes en la fe, portaos varonilmente, sed fuertes. Deuteronomio 31:6 Sed firmes y valientes, no temáis ni os aterroricéis ante ellos, porque el SEÑOR tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará. Josué 1:6 Sé fuerte y valiente, porque tú darás a este pueblo posesión de la tierra que juré a sus padres que les daría. Josué 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Así como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré. Deuteronomio 4:31 Pues el SEÑOR tu Dios es Dios compasivo; no te abandonará, ni te destruirá, ni olvidará el pacto que El juró a tus padres. 1 Crónicas 22:13 Entonces prosperarás, si te cuidas de observar los estatutos y ordenanzas que el SEÑOR ordenó a Moisés para Israel. Esfuérzate y sé valiente, no temas ni te acobardes. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Construye su futuro Hoy en día los jóvenes tienen el gran reto de seguir un buen camino pese al ataque que reciben con mensajes que los confunden y los llevan a tomar decisiones equivocadas; pero la responsabilidad está en las manos de los padres. Lamentablemente hay padres que no están asumiendo elcompromisode preparar a sus hijos para afrontar los retos de la vida; pues optan por dejar este cargo a los maestros en la escuela, a la televisión, al internet y a las amistades de sus hijos. ¿No es mejor que tu hijo te consulte a ti acerca de las dudas que tiene que otra persona desconocida? Al leer el libro “Cómo Criar hijos Felices y Obedientes” de Roy Lessin, me llamó mucho la atención lo siguiente: “El amor, la disciplina, la enseñanza y el ejemplo, todos en conjunto, componen el tipo de educación que necesitan los hijos. Cada uno de los cuatro aspectos tiene que estar en equilibrio. El amor sin disciplina produce hijos consentidos. La disciplina si amor produce el desánimo y un corazón quebrantado en los hijos. La enseñanza sin ejemplo produce amargura y resentimiento. El ejemplo sin la enseñanza produce hijos inestables e inseguros.” Dios encomendó primeramente a los padres que sean obedientes a su palabra: “Por lo tanto, asegúrate de obedecer cada uno de los mandatos que te entrego hoy, a fin de que tengas fuerzas para tomar la tierra donde estás a punto de entrar” Deuteronomio 11:8 NTV. Posteriormente indicó que debía ser transmitida a los hijos: “Por lo tanto, comprométete de todo corazón a cumplir estas palabras que te doy. Átalas a tus manos y llévalas sobre la frente para recordarlas. Enséñalas a tus hijos. Habla de ellas en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Escríbelas en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad para que, mientras el cielo esté sobre la tierra, tú y tus hijos prosperen en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados.” Deuteronomio 11: 18-21 NTV Así que papás esfuércense para vivir la Palabra de Dios para que sus hijos también los sigan. Todo padre quiere lo mejor para sus hijos, y no sólo se trata de lo material sino lo más importante es dejarles valores firmes, principios que ayuden a los hijos a tomar buenas decisiones en la vida, así tus hijos tendrán un mejor futuro. Inspira a tu hijo a seguir los caminos de Dios para que no se pierdan en esta sociedad que cada vez está peor. Soraida Fuentes CVCLAVOZ

SALMO 138:1-2 ACCION DE GRACIAS POR EL FAVOR DEL SEÑOR

Salmos 138:1-2 La Biblia de las Américas (LBLA) Acción de gracias por el favor del Señor Salmo de David. 138 Con todo mi corazón te daré gracias; en presencia de los dioses te cantaré alabanzas. 2 Me postraré hacia tu santo templo, y daré gracias a tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad[a]; porque has engrandecido tu palabra[b] conforme a[c] todo tu nombre. 3 En el día que invoqué, me respondiste; me hiciste valiente con fortaleza en mi alma. 4 Todos los reyes de la tierra te alabarán[d], Señor, cuando hayan oído los dichos de tu boca. 5 Y cantarán de los caminos del Señor, porque grande es la gloria del Señor. 6 Porque el Señor es excelso, y atiende al humilde, mas al altivo conoce de lejos. 7 Aunque yo ande en medio de la angustia, tú me vivificarás[e]; extenderás tu mano contra la ira de mis enemigos, y tu diestra me salvará. 8 El Señor cumplirá su propósito en mí; eterna, oh Señor, es tu misericordia; no abandones las obras de tus manos. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Confía hoy en Dios para que haga todas tus peleas Muchas personas dicen que tenemos que pelear nuestras propias batallas, pero la Palabra de Dios dice que el Señor peleará por nosotros. Confía hoy en Dios para que haga todas tus peleas. La Humildad puede hablar por ti. Gálatas 5:22-23 El fruto del Espíritu es… humildad. Eclesiastés 7:8 Mejor es el fin de un asunto que su comienzo; mejor es la paciencia de espíritu que la altivez de espíritu. Jeremías 33:6 he aquí, yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Mateo 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Romanos 5:1 Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, Romanos 8:5 Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu. 1 Corintios 13:4 El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; Efesios 5:9 (porque el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad), Colosenses 3:12 Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia; 1 Tesalonicenses 1:6 Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, habiendo recibido la palabra, en medio de mucha tribulación, con el gozo del Espíritu Santo, Un Encuentro Con la Palabra DESANIMO ESPIRITUAL Devocionales, Reflexión Experimentamos el desanimo muchas veces a lo largo de nuestra vida. La falta de energía, vitalidad o interés en ciertas áreas, algunas veces provocadas por cansancio físico y otras por motivos emocionales son las principales causas, pero dentro del desanimo esta también el que experimentamos en el área espiritual, ese raro sentimiento como de falta de energía para seguir adelante con lo que estas haciendo, como que a veces quieres pero algo te desanima, no son problemas, y a veces ni siquiera es algo que puedas explicar, pero sientes que aunque quieres hacer algo, por algún motivo terminas desistiendo. El desanimo tanto en lo natural como en lo espiritual produce un sentimiento de incomodidad que aunque no deseamos sentir esta presente, quieres hacer algo y te dispones a hacerlo, pero de un momento a otro te encuentras otra vez sentado en el mismo lugar que estabas, se te pasa el tiempo realmente en nada, sientes como si te secaras poco a poco, como si la llama que ardía en ti con fuerza, de repente se ha ido apagando y lo peor de todo es que a veces nosotros mismos somos los últimos en notarlo, nos enfocamos tanto en todo lo que esta pasando alrededor que no nos damos cuenta lo que pasa dentro de nosotros mismos. Creo que la mayoría hemos pasado por ese momento, todos llegamos a un punto en que las cosas comienzan a sentirse monótonas, ponemos nuestra mirada en otras cosas cuando debería estar en Jesús, escuchamos algún mal comentario o comenzamos a perder la comunicación con Dios, a alejarnos de Él, y perdemos tanto el tiempo que para cuando caemos en cuenta ya estamos por ahí en algún rincón tristes y desmotivados, sin esa fuerza de empuje que nos ayude a hacer algo, sin una motivación aparente. Cuando nos sentimos desanimados acostumbramos a dejar de lado lo que con tantas ganas habíamos comenzado a hacer, a veces nuestros motivos para realizar una actividad o desempeño espiritual son muchos para comenzar, pero a medio camino los vamos perdiendo uno a uno hasta que tomamos la decisión de terminar con todo. Más grande que las razones que provocaron tu desanimo, esta el motivo principal que te anima a seguir adelante y a no desistir, es el amor de Dios que te mueve, que te impulsa hacia adelante a mantenerte firme hacia la meta del camino que comenzaste, así pueda ser miedo, dolor, tristeza, o decepción por lo que estés pasando, lo dice Dios en su palabra “Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. Deuteronomio 31:6 No importa cuantas veces quiera venir el desanimo a tu vida espiritual, una comunicación constante con Dios es la mejor manera de cerrarle la puerta en la cara y continuar en la labor. Autora: Maite Leija

martes, 16 de septiembre de 2014

JUAN 4:23-24 LA MUJER SAMARITANA

Juan 4:23-24 La Biblia de las Américas (LBLA) La mujer samaritana 4 Por tanto, cuando el Señor supo que los fariseos habían oído que El[a] hacía y bautizaba más discípulos que Juan 2 (aunque Jesús mismo no bautizaba, sino sus discípulos), 3 salió de Judea y partió otra vez para Galilea. 4 Y tenía que pasar por Samaria. 5 Llegó*, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la parcela de tierra que Jacob dio a su hijo José; 6 y allí estaba el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó[b] junto al pozo. Era como la hora sexta[c]. 7 Una mujer de Samaria vino* a sacar agua, y Jesús le dijo*: Dame de beber. 8 Pues sus discípuloshabían ido a la ciudad a comprar alimentos. 9 Entonces la mujer samaritana le dijo*: ¿Cómo es que tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana? (Porque los judíos no tienen tratos con los samaritanos.) 10 Respondió Jesús y le dijo: Si tú conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: “Dame de beber”, tú le habrías pedido a El, y El te hubiera dado agua viva. 11 Ella le dijo*: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde, pues, tienes esa agua viva? 12 ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio el pozo del cual bebió él mismo, y sus hijos, y sus ganados? 13 Respondió Jesús y le dijo: Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, 14 pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna. 15 La mujer le dijo*: Señor, dame esa agua, para que no tenga sed ni venga hasta aquí a sacarla. 16 El le dijo*: Ve, llama a tu marido y ven acá. 17 Respondió la mujer y le dijo: No tengo marido. Jesús le dijo*: Bien has dicho: “No tengo marido”,18 porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad. 19 La mujer le dijo*: Señor, me parece que tú eres profeta. 20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén está el lugar donde se debe adorar. 21 Jesús le dijo*: Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 22 Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene[d] de los judíos. 23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. 24 Dios es espíritu[e], y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad. 25 La mujer le dijo*: Sé que el Mesías viene (el que es llamado Cristo); cuando El venga nos declarará todo. 26 Jesús le dijo*: Yo soy, el que habla contigo. 27 En esto llegaron sus discípulos y se admiraron de que hablara con una mujer, pero ninguno le preguntó: ¿Qué tratas de averiguar? o: ¿Por qué hablas con ella? 28 Entonces la mujer dejó su cántaro, fue a la ciudad y dijo* a los hombres: 29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo lo que yo he hecho. ¿No será éste el Cristo[f]? 30 Y salieron de la ciudad e iban a El. 31 Mientras tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí[g], come. 32 Pero El les dijo: Yo tengo para comer una comida que vosotros no sabéis. 33 Los discípulos entonces se decían entre sí: ¿Le habrá traído alguien de comer? 34 Jesús les dijo*: Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra. 35 ¿No decís vosotros: “Todavía faltan cuatro meses, y después viene la siega”? He aquí, yo os digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos que ya están blancos para la siega. 36 Ya el segador recibe salario y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra se regocije juntamente con el que siega. 37 Porque en este caso el dicho es verdadero: “Uno es el que siembra y otro el que siega.” 38 Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros han trabajado y vosotros habéis entrado en su labor. 39 Y de aquella ciudad, muchos de los samaritanos creyeron en El por la palabra de la mujer que daba testimonio, diciendo: El me dijo todo lo que yo he hecho. 40 De modo que cuando los samaritanos vinieron a El, le rogaban que se quedara con ellos; y se quedó allí dos días. 41 Y muchos más creyeron por su palabra, 42 y decían a la mujer: Ya no creemos por lo que tú has dicho[h], porque nosotros mismos le hemos oído, y sabemos que éste es en verdad el Salvador del mundo. 43 Después de los dos días, salió de allí para Galilea. 44 Porque Jesús mismo dio testimonio de que a un profeta no se le honra en su propia tierra. 45 Así que cuando llegó a Galilea, los galileos le recibieron, pues habían visto todo lo que hizo en Jerusalén durante la fiesta; porque ellos también habían ido a la fiesta. Un Encuentro Con la Palabra El valor es como el amor. Cuando lo da, en realidad lo siembra dentro de la persona a la cual lo entrega. 1 Corintios 16:13 Estad alerta, permaneced firmes en la fe, portaos varonilmente, sed fuertes. El valor es como el amor. Cuando lo da, en realidad lo siembra dentro de la persona a la cual lo entrega. 1 Corintios 13:14 El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad. 1 Pedro 4:8 Sobre todo, sed fervientes en vuestro amor los unos por los otros, pues el amor cubre multitud de pecados. Un Encuentro Con la Palabra ¡NO ABRACEMOS EL PECADO! Devocionales, Pecados, Reflexión La manera de reconocer un billete falso de uno verdadero, es reconociendo primero el verdadero, el bueno. Asimismo debemos hacer para reconocer los frutos que no son agradables a Dios, reconociendo primero lo bueno que Él nos quiere mostrar a través de su palabra. “Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje, idolatría y brujería, odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”. Gálatas 5:19-21 (Nueva Versión Internacional). El pecado siempre se está paseando a nuestro alrededor, toca las puertas de nuestra vida diariamente y desafortunadamente muchas veces le damos entrada a nuestro corazón, permitiéndole que se quede a vivir con nosotros, en nuestro hogar, en nuestra familia. No abracemos el pecado, actuemos de manera agresiva contra él, pues lo único que pretende es robarnos las bendiciones que Dios tiene para cada uno de nosotros. No permitamos que el pecado cubra las virtudes que Dios nos regaló cuando nos creó y las que Él quiere que pongamos al servicio de su obra salvadora. Lo particular del pecado, es que aún sabiendo nosotros que tal malo es, actuamos con pasividad y le damos autoridad para que gobierne nuestra manera de pensar, de hablar y de actuar; ¡ya basta! sin más consideraciones con el pecado, echémoslo fuera de nuestras vidas. Estamos inmersos en una sociedad que cada día toma menos en serio el pecado, pues poco a poco las personas se han ido acostumbrando a él, han cambiado la sabiduría de Dios por el conocimiento científico, han cambiado el discernimiento de Dios por la interpretación de teorías creadas por el hombre, han cambiado la fe por la brujería, han cambiado la adoración a Dios por la idolatría, han cambiado el perdón por el orgullo, y así tantas cosas que día a día remplazan el reino de los cielos por el reino de las tinieblas. “Ay de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo” Isaías 5:20 (Nueva Versión Internacional). Cuántas veces nos quejamos de la violencia, la destrucción y la perversidad que en el mundo de hoy se ve manifiesta; pero qué estamos haciendo para marcar la diferencia ¿estamos dando buenos frutos? o ¿estamos abrazando el pecado? Es hora de empezar a sembrar buenas semillas para que cosechemos buenos frutos y dejemos un legado a aquellas personas que nos conocen, para que esos buenos frutos se multipliquen y el pecado en vez de opacar la santidad, sea opacado él con todas nuestras buenas dádivas. Es increíble que no nos demos cuenta de las bendiciones que de parte de Dios perdemos cada vez que pecamos, cada vez que abrimos las puertas al pecado una bendición de Dios desperdiciamos. Él desea que disfrutemos nuestra vida y no que la desperdiciemos a causa de la iniquidad; cada vez que la mentira, el robo, la infidelidad, el egoísmo, la queja, la venganza, el odio, el resentimiento, la envidia, entre muchos más, toquen tu puerta, ciérrasela en las narices y dile al pecado que en el nombre de Jesús, no permitirás que te robe más los regalos que Dios tiene para ti. Tomemos la decisión a partir de este momento de vivir por el Espíritu de Dios y dejar a un lado los deseos engañosos de nuestro cuerpo. “En cambio, el Espíritu de Dios nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos. No hay ley que esté en contra de todo esto. Y los que somos de Jesucristo ya hemos hecho morir en su cruz nuestro egoísmo y nuestros malos deseos. Si el Espíritu ha cambiado nuestra manera de vivir, debemos obedecerlo en todo. No seamos orgullosos, ni provoquemos el enojo y la envidia de los demás por creernos mejores que ellos. Gálatas 5:22-26 (Traducción Lenguaje Actual). ¡NO TENGAMOS CONSIDERACIÓN CON EL PECADO! Autora: Marisela Ocampo Otálvaro

SALMO 27:4 CONFIANZA ABSOLUTA EN DIOS

Salmos 27:4 La Biblia de las Américas (LBLA) Confianza absoluta en Dios Salmo de David. 27 El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza[a] de mi vida; ¿de quién tendré temor? 2 Cuando los malhechores vinieron sobre mí para devorar mis carnes, ellos, mis adversarios y mis enemigos, tropezaron y cayeron. 3 Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado[b]. 4 Una cosa he pedido al Señor, y ésa buscaré: que habite yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura[c] del Señor, y para meditar[d] en su templo. 5 Porque en el día de la angustia me esconderá en su tabernáculo[e]; en lo secreto de su tienda me ocultará; sobre una roca me pondrá en alto. 6 Entonces[f] será levantada mi cabeza sobre mis enemigos que me cercan; y en su tienda ofreceré sacrificios con[g] voces de júbilo; cantaré, sí, cantaré alabanzas al Señor. 7 Escucha, oh Señor, mi voz cuando clamo; ten piedad de mí, y respóndeme. 8 Cuando dijiste: Buscad mi rostro, mi corazón te respondió: Tu rostro, Señor, buscaré. 9 No escondas tu rostro de mí; no rechaces con ira a tu siervo; tú has sido mi ayuda. No me abandones ni me desampares, oh Dios de mi salvación. 10 Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado[h], el Señor me recogerá. 11 Señor, enséñame tu camino, y guíame por senda llana por causa de mis enemigos[i]. 12 No me entregues a la voluntad[j] de mis adversarios; porque testigos falsos se han levantado contra mí, y los que respiran violencia. 13 Hubiera yo desmayado, si no hubiera creído que había de ver la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. 14 Espera al Señor; esfuérzate y aliéntese tu corazón. Sí, espera al Señor. Un Encuentro Con la Palabra Promesas- Mantente Firme Sé que el Señor me ayuda, no me desanimaré. Por Él me mantengo firme como roca, y sé que venceré. Isaías 50:7 Por cuanto el Señor omnipotente me ayuda, no seré humillado. Por eso endurecí mi rostro como el pedernal, y sé que no seré avergonzado. Isaías 45:17 Israel ha sido salvado por el SEÑOR con salvación eterna; no seréis avergonzados ni humillados por toda la eternidad. Isaías 49:8 Así dice el SEÑOR: En tiempo propicio te he respondido, en día de salvación te he ayudado; te guardaré y te daré por pacto del pueblo, para restaurar la tierra, para repartir las heredades asoladas. Isaías 54:4 No temas, pues no serás avergonzada; ni te sientas humillada, pues no serás agraviada; sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y del oprobio de tu viudez no te acordarás más. Ezequiel 3:8 He aquí, he hecho tu rostro tan duro como sus rostros, y tu frente tan dura como sus frentes. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION EL PRIMER LUGAR Que fácil se nos hace muchas veces destronar a Dios del primer lugar en nuestra vida y cuando hablo del primer lugar me refiero a esa relación persona e intima que deberíamos tener con Él. A través de mis años en el Señor he notado la facilidad que tengo y tienen muchos a los que he visto de relegar a Dios a otro lugar que no es el primero. Especialmente hoy reflexionaba sobre el hecho de que somos muy buenos para pedir, para desear que nos vaya bien, para anhelar paz en nuestro corazón y tantas cosas hermosas que quisiéramos, pero por alguna razón no hacemos absolutamente nada por devolver al lugar que le corresponde al Señor en nuestra vida. Queremos tantas cosas, queremos que Dios haga esto y lo otro según nuestra voluntad y en el tiempo que lo necesitamos, pero no pensamos por un momento que a veces la estamos pasando mal porque hemos relegado a Dios a otro lugar que no le corresponde en nuestra vida. Hay una palabra en el libro de Job que descubre una verdad irrefutable, esta es: “Vuelve la mirada al Todopoderoso; apréndete de memoria sus enseñanzas, y él te devolverá la felicidad”. Job 22:22-23 (Traducción en lenguaje actual) El secreto de la verdadera felicidad no está en tener lo que quisiéramos hablando en sentido material, emocional o sentimental. La verdadera felicidad se centra en el hecho de volver nuestra mirada al Todopoderoso, es decir colocar a Dios en el PRIMER LUGAR en nuestra vida. Nuestro Señor Jesús lo dijo: “Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten”. Mateo 6:33 (Traducción en lenguaje actual) Hay momentos en nuestra vida en donde tenemos que reflexionar sobre en qué lugar tenemos a Dios en nuestra vida, porque la verdad es que muchos cambiamos de lugar a Dios a cada momentos, cuando sentimos que necesitamos su ayuda tratamos de ponerlo en el primer lugar, pero cuando sentimos que las cosas van bien, nos olvidamos de Él y colocamos otras cosas en primer lugar. Debemos pensar muy bien en lo que estamos haciendo, en cómo estamos viviendo nuestra vida cristiana, en cómo esta nuestra relación personal con Dios, sobre qué tan importante es Dios en nuestra vida y que tanta prioridad le estamos dando a Él. Hoy quiero invitarte a hacer una autoevaluación y una crítica muy seria sobre el lugar que en este momento está ocupando Dios en tu vida y si hay otras cosas que son prioridad en tu vida antes de tu relación personal con Dios, entonces devuelve a Dios al lugar que le tiene que corresponder en tu vida, es decir: EL PRIMER LUGAR. ¡QUE NADA LE QUITE EL PRIMER LUGAR A DIOS EN TÚ VIDA! “Pero que todos aquellos que te buscan estén llenos de alegría y de felicidad en ti. Que los que aman tu salvación griten una y otra vez: «¡Grande es Dios!»”. Salmos 70:4 (Nueva Traducción Viviente) Autor: Enrique Monterroza

lunes, 15 de septiembre de 2014

ISAIAS 19:23 PROFECIA SOBRE EGIPTO

Isaías 19 :23 La Biblia de las Américas (LBLA) Profecía sobre Egipto 19 Profecía sobre[a] Egipto. He aquí, el Señor va montado sobre una nube veloz y llega a Egipto; se estremecen los ídolos de Egipto ante su presencia, y el corazón de los egipcios se derrite dentro de ellos. 2 Incitaré a egipcios contra egipcios, y cada uno peleará contra su hermano y cada cual contra su prójimo, ciudad contra ciudad y reino contra reino. 3 Entonces el espíritu de los egipcios se apocará dentro de ellos; confundiré sus planes, y ellos acudirán a los ídolos, a los espíritus de los muertos, a los médium y a los espiritistas[b]. 4 Entregaré a los egipcios en manos de un amo cruel, y un rey poderoso[c] gobernará sobre ellos —declara el Señor, Dios[d] de los ejércitos. 5 Se agotarán las aguas del mar, y el río se secará y quedará seco. 6 Hederán los canales[e], disminuirán y se secarán las corrientes[f] de Egipto[g]; la caña y el junco se marchitarán. 7 Las cañas junto al río, a orillas[h] del Nilo, y todos los sembrados junto al Nilo se secarán, serán esparcidos, y no serán más. 8 Se lamentarán los pescadores, y harán duelo todos los que echan anzuelo en el Nilo; los que extienden sus redes sobre las aguas desfallecerán[i]. 9 Serán confundidos[j] los que trabajan el lino cardado y los tejedores de tela blanca. 10 Y las[k] columnas[l] de Egipto serán demolidas, todos los jornaleros estarán abatidos[m]. 11 No son más que necios los príncipes de Zoán[n]; el consejo de los más sabios consejeros de Faraón se ha vuelto torpe[o]. ¿Cómo decís a Faraón: Yo soy hijo de los sabios, hijo de los antiguos reyes? 12 Pues bien, ¿dónde están tus sabios? Que ellos ahora te declaren, y te hagan saber[p] lo que el Señor de los ejércitos ha determinado contra Egipto. 13 Han obrado neciamente los príncipes de Zoán[q], se han engañado los príncipes de Menfis; han extraviado[r] a Egipto los que son la piedra angular de sus tribus. 14 El Señor ha mezclado en medio de ella un espíritu de distorsión, y han hecho extraviar a Egipto en todas sus empresas[s], como se tambalea[t] el ebrio en su vómito. 15 Y no habrá para Egipto obra alguna que pueda hacer su cabeza o su cola, su hoja de palmera o su junco. 16 En aquel día los egipcios serán como las mujeres, y temblarán y estarán aterrados ante la mano alzada que el Señor de los ejércitos agitará contra ellos. 17 Y la tierra de Judá será terror[u] para Egipto; todo aquel a quien se la mencionen quedará aterrado de ella, a causa del propósito que el Señor de los ejércitos ha determinado contra él. 18 Aquel día cinco ciudades en la tierra de Egipto hablarán la lengua de Canaán y jurarán lealtad al Señor de los ejércitos; una de ellas será llamada Ciudad de Destrucción[v]. 19 Aquel día habrá un altar al Señor en medio de la tierra de Egipto, y un pilar al Señorcerca de su frontera. 20 Y será por señal y por testimonio al Señor de los ejércitos en la tierra de Egipto; porque clamarán al Señor a causa de sus opresores, y El les enviará un salvador y un poderoso, el cual los librará. 21 Y el Señor se dará a conocer en Egipto, y los egipcios conocerán al Señor en aquel día. Adorarán con sacrificios y ofrendas, harán voto al Señor y lo cumplirán. 22 Y el Señor herirá a Egipto; herirá pero sanará; y ellos volverán al Señor, y El les responderá y los sanará. 23 Aquel día habrá una calzada desde Egipto hasta Asiria; los asirios entrarán en Egipto y los egipcios en Asiria, y los egipcios adorarán junto con los asirios. 24 Aquel día Israel será un tercero con Egipto y con Asiria, una bendición en medio de la tierra, 25 porque el Señor de los ejércitos lo ha bendecido, diciendo: Bendito es Egipto mi pueblo, y Asiria obra de mis manos, e Israel mi heredad. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios -> No distraerse es parte del éxito. Vaya tras sus meta sin flaquear ni dudar. Mantenga los ojos puestos en la línea de llegada. Hebreos 10:23 Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Salmos 26:1 Hazme justicia, oh SEÑOR, porque yo en mi integridad he andado, y en el SEÑOR he confiado sin titubear. Lamentaciones 3:23 son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad! 1 Corintios 1:9 Fiel es Dios, por medio de quien fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro. 1 Corintios 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla. 2 Corintios 9:13 Por la prueba dada por esta ministración, glorificarán a Dios por vuestra obediencia a vuestra confesión del evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; Hebreos 3:1 Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad a Jesús, el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra fe. Hebreos 3:6 pero Cristo fue fiel como Hijo sobre la casa de Dios, cuya casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin nuestra confianza y la gloria de nuestra esperanza. Hebreos 11:11 También por la fe Sara misma recibió fuerza para concebir, aun pasada ya la edad propicia, pues consideró fiel al que lo había prometido. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Para tomar decisiones La oxitocina, llamada informalmente por algunos como la "molécula del amor", es una hormona relacionada estrechamente con los patrones sexuales, con la conducta maternal y los afectos paternales.Pero también está muy relacionada con situaciones cotidianas como la elección de amistades, tomar decisiones, alegría en algunas situaciones, etc. Esta pequeña molécula actúa en fracción de segundos. Primeramente es sintetizada por células nerviosas en el núcleo del hipotálamo, en nuestro cerebro, de donde es transportada por su proteína a lo largo de las fibras nerviosas y luego por todo el torrente sanguíneo, actuando como un suero que causa una sensación de comodidad y agrado en todo el organismo. Cuando tomamos decisiones, el hipotálamo libera esta hormona al percibir que todos los factores parecen favorables, lógicos y razonables. Aunque parece ser una mezcla química perfecta, no siempre resulta favorable. Por ejemplo: Supongamos que un empleador ofrece un trabajo en el que hay dos formas de remuneración; una de ellas consiste en el pago inmediato de 100.000 dólares por un contrato de 20 meses, la segunda en un pago de 2 dólares multiplicados cada mes por el mismo lapso de tiempo. ¿Cuál parece más atractiva al cerebro?... La primera opción parece la más adecuada pero si aceptamos la segunda, en el primer mes recibiríamos un salario líquido de 2 dólares, en el segundo 4, en el tercero 8, el cuarto 16 y así sucesivamente hasta que llegamos al final del contrato (20 meses) recibiendo 1.048.576 dólares. Aunque la segunda opción parecía la menos atractiva, al final llegó a ser la más conveniente. Todos los días estamos sujetos a tomar decisiones de todo tipo y la verdad es que nuestras percepciones y la química en nuestro cerebro, pueden ser engañosas. En algún momento nuestras decisiones pueden resultar momentáneamente cómodas y satisfactorias, pero a la larga podrían resultar equivocadas. Salmos 37:23 dice: “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.” Dios quiere que hoy tomemos las mejores decisiones, para que las consecuencias del mañana nos provoquen alegría y no tristeza. ¿Sientes ansiedad por algunas decisiones que debes tomar? 1 Pedro 5:7 “Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.” NTV ¡No dejes de incluir a Dios en todas tus decisiones! Héctor Colque CVCLAVOZ

APOCALIPSIS 15:4 LOS SIETE ANGELES CON LAS SIETE PLAGAS

Apocalipsis 15:4 La Biblia de las Américas (LBLA) Los siete ángeles con las siete plagas 15 Y vi otra señal en el cielo, grande y maravillosa: siete ángeles que tenían siete plagas, las últimas, porque en ellas se ha consumado[a] el furor de Dios. 2 Vi también como un mar de cristal mezclado con fuego, y a los que habían salido victoriosos sobre[b] la bestia, sobre[c] su imagen y sobre el[d] número de su nombre, en pie sobre el mar de cristal, con[e] arpas de Dios. 3 Y cantaban* el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: ¡Grandes y maravillosas son tus obras, oh Señor Dios, Todopoderoso! ¡Justos y verdaderos son tus caminos, oh Rey de las naciones[f]! 4 ¡Oh Señor! ¿Quién no temerá y glorificará tu nombre? Pues sólo tú eres santo; porque todas las naciones vendran y adoraran en tu presencia, pues tus justos juicios han sido revelados. 5 Después de estas cosas miré, y se abrió el templo[g] del tabernáculo del testimonio en el cielo, 6 y salieron del templo[h] los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino puro[i] y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. 7 Entonces uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas[j]de oro llenas del furor de Dios, que vive por los siglos de los siglos. 8 Y el templo[k] se llenó con el humo de la gloria de Dios y de su poder; y nadie podía entrar al templo[l]hasta que se terminaran las siete plagas de los siete ángeles. Un Encuentro Con la Palabra Promesas-> Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son verdaderamente infinitos. Alguna vez todos necesitamos escuchar a alguien decir: Yo pienso que eres maravillosa, ¡Por qué no ser la persona que diga hoy esas palabras de estímulo! Proverbios 31:26 Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua. Proverbios 10:31 La boca del justo emite sabiduría, pero la lengua perversa será cortada. Proverbios 31:27 Ella vigila la marcha de su casa, y no come el pan de la ociosidad. Salmos 37:30 La boca del justo profiere sabiduría y su lengua habla rectitud. Proverbios 10:13 En los labios del entendido se halla sabiduría, pero la vara es para las espaldas del falto de entendimiento. Proverbios 17:20 El de corazón perverso nunca encuentra el bien, y el de lengua pervertida cae en el mal. Proverbios 31:26 Abre su boca con sabiduría, y hay enseñanza de bondad en su lengua. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION La Biblia y el porqué caemos Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Cristianos, Devocionales Por que caemos en tentación La Biblia y el porqué caemos Si usted no se ocupa de sus debilidades, éstas le destruirán. Las vulnerabilidades pueden acercarle más a Dios o volverle ciego a su amor. José y Sansón enfrentaron tentaciones semejantes, pero respondieron de manera muy diferente. Día tras día, la esposa de Potifar trató de seducir a José, pero él rechazó sus proposiciones (Gn 39.7-9). Sansón, en cambio, cedió voluntariamente ante Dalila (Jue 16.15, 16). Sansón fue consagrado a Dios, y el Espíritu Santo se movía en su vida (13.25). No obstante, eligió la senda de la intemperancia. Por ser demasiado orgulloso para reconocer su debilidad, vivió negándose a ver la realidad, lo que lo llevó a una falta de disciplina y dejó la puerta abierta a Satanás. Debido a que justificó su debilidad, ésta creció y pronto comenzó a dominar su vida. Al escuchar las mentiras del diablo y a gente impía, cambió la bendición de Dios y su fuerza sobrenatural por el placer sexual irresponsable. Al final, ¿qué obtuvo? Absolutamente nada. Si se le da la más mínima oportunidad, el pecado se infiltrará en su vida y lo afectará todo, incluyendo su fe, su trabajo, y sus relaciones con familiares y amigos. No hay nada que esté fuera de los límites. Tal vez usted está pensando que no tiene ninguna debilidad con el potencial de destruir su vida; eso es porque Satanás ya le ha cegado a la realidad espiritual que le rodea. Usted tiene la opción de hacer frente a la tentación como lo hizo José, o como lo hizo Sansón. En momentos de debilidad, ¿depende de Dios, le obedece y le pide fuerzas para vencer? ¿O inventa excusas y se aparta de Él? ¡Qué diferente habría sido la vida de Sansón si hubiera elegido una respuesta diferente! Ministerios en Contacto

viernes, 12 de septiembre de 2014

SALMO 22:27 GRITO DE ANGUSTIA Y CANTO DE ALABANZA

Salmos 22:27 La Biblia de las Américas (LBLA) Grito de angustia y canto de alabanza 22 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación[b] y de[c] las palabras de mi clamor[d]? 2 Dios mío, de día clamo y no respondes; y de noche, pero no hay para mí reposo[e]. 3 Sin embargo, tú eres santo, que habitas entre las alabanzas de Israel. 4 En ti confiaron nuestros padres; confiaron, y tú los libraste. 5 A ti clamaron, y fueron librados; en ti confiaron, y no fueron decepcionados[f]. 6 Pero yo soy gusano, y no hombre; oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo. 7 Todos los que me ven, de mí se burlan; hacen muecas[g] con los labios, menean la cabeza, diciendo: 8 Que se encomiende[h] al Señor; que El lo libre, que El lo rescate, puesto que en El se deleita. 9 Porque tú me sacaste del seno materno; me hiciste confiar desde[i] los pechos de mi madre. 10 A ti fui entregado[j] desde mi nacimiento[k]; desde el vientre de mi madre tú eres mi Dios. 11 No estés lejos de mí, porque la angustia está cerca, pues no hay quien ayude. 12 Muchos toros me han rodeado; toros fuertes de Basán me han cercado. 13 Avidos abren su boca contra mí, como león rapaz y rugiente. 14 Soy derramado como agua, y todos mis huesos están descoyuntados; mi corazón es como cera; se derrite en medio de mis entrañas. 15 Como un tiesto se ha secado mi vigor, y la lengua se me pega al paladar[l], y me has puesto en el polvo de la muerte. 16 Porque perros me han rodeado; me ha cercado cuadrilla[m] de malhechores; me horadaron las manos y los pies[n]. 17 Puedo contar todos mis huesos. Ellos me miran, me observan; 18 reparten mis vestidos entre sí, y sobre mi ropa echan suertes. 19 Pero tú, oh Señor, no estés lejos; fuerza mía, apresúrate a socorrerme. 20 Libra mi alma[o] de la espada, mi única vida de las garras del perro. 21 Sálvame de la boca del león y de los cuernos de los búfalos; respóndeme[p]. 22 Hablaré de tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré. 23 Los que teméis al Señor, alabadle; descendencia[q] toda de Jacob, glorificadle, temedle[r], descendencia[s] toda de Israel. 24 Porque El no ha despreciado ni aborrecido la aflicción del angustiado, ni le ha escondido su rostro; sino que cuando clamó al Señor[t], lo escuchó. 25 De ti viene mi alabanza en la gran congregación; mis votos cumpliré delante de los que le temen. 26 Los pobres[u] comerán y se saciarán; los que buscan al Señor, le alabarán. ¡Viva vuestro corazón para siempre! 27 Todos los términos de la tierra se acordarán y se volverán al Señor, y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti[v]. 28 Porque del Señor es el reino, y El gobierna las naciones. 29 Todos los grandes[w] de la tierra comerán y adorarán; se postrarán ante El todos los que descienden al polvo, aun aquel que no puede conservar[x] viva su alma. 30 La posteridad[y] le servirá; esto se dirá del Señor hasta la generación venidera. 31 Vendrán y anunciarán su justicia; a un pueblo por nacer, anunciarán que El ha hecho esto. Un Encuentro Con la Palabra Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Marcas que marcan Me topé con una historia muy linda: Sheyla, una niña a la que no había nada que le gustara más que pasear en bicicleta, un día no vio el borde de la acera y se cayó, lo que le ocasionó un corte en el codo y una rozadura en la rodilla. Su hermano Mike la ayudó a levantarse y utilizó su camiseta para detener la sangre de la herida del codo. - "¡Vaya...! - dijo- ¡Parece que te va a quedar una bonita cicatriz!" Sin duda, las cicatrices forman parte de la vida pues casi nadie se salva de tener una herida producida por diferentes circunstancias. Son un recuerdo de lo que ha pasado y generalmente no son muy atractivas. Verlas puede traer a la mente buenos o malos recuerdos e inclusive, pueden tener un significado especial. Hace siglos los guerreros solían mostrar con orgullo sus marcas como símbolo de valentía por haber sobrevivido a la guerra y eran motivo para relatar sus aventuras. Por muy pequeña que sea una cicatriz tiene una historia que contar; como la que tuvo la pequeña Sheyla, quien seguro que hubiese querido retroceder el tiempo para no caerse y provocarse esas heridas; lo mismo que todos los que tenemos cicatrices también deseamos. Sin embargo, hay alguien a quien no le importó pensar en ese detalle, Jesús: “No había nada hermoso ni majestuoso en su aspecto, nada que nos atrajera hacia él. Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo.Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó.” Isaías 53: 2b-3 TLA Las marcas en su cuerpo fueron importantísimas para cumplir su propósito: Salvarnos de la muerte eterna. Sólo piensa que Jesús llevó todo el castigo que nosotros merecíamos para darnos un gran regalo. Recuerda que así como tú tienes una cicatriz que tiene un significado, Jesús también las tuvo y que ese sacrificio lo hizo por ti, porque te ama. Así que pon tu atención en Él y busca conocerlo más. “Pongamos toda nuestra atención en Jesús, pues de él viene nuestra confianza, y es él quien hace que confiemos cada vez más y mejor. Jesús soportó la vergüenza de morir clavado en una cruz porque sabía que, después de tanto sufrimiento, sería muy feliz. Y ahora se ha sentado a la derecha del trono de Dios.” Hebreos 12:2 (TLA) Soraida Fuentes CVCLAVOZ Promesas – No Podrás Lograrlo-> Son miles lo que te dicen que no se puede lograr. Son miles lo que profetizan el fracaso; son miles los que te señalan, uno por uno, los peligros que hay en el camino. Pero tú, con una leve mueca en el rostro, abróchate con firmeza el cinturón, quítate la chaqueta y manos a la obra. Comienza a cantar mientras atacas aquello que no se puede lograr, y lograrás hacerlo. Proverbios 23:7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Proverbios 23:19 Escucha, hijo mío, y sé sabio, y dirige tu corazón por el buen camino. Deuteronomio 4:9 Por tanto, cuídate y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, y no se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; sino que las hagas saber a tus hijos y a tus nietos. Proverbios 4:23 Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida. Mateo 15:18 Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. Mateo 15:19 Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias. Proverbios 26:24 El que odia, disimula con sus labios, mas en su corazón acumula engaño. Proverbios 26:25 Cuando su voz sea agradable, no lo creas, pues hay siete abominaciones en su corazón. Lucas 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca. Proverbios 4:23 Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida. Proverbios 6:6 Ve, mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos, y sé sabio. Proverbios 9:6 Abandonad la necedad y viviréis, y andad por el camino del entendimiento.

ISAIAS 38:20 ENFERMEDAD Y CURACION DE EZEQUIAS

Isaías 38 : 20 La Biblia de las Américas (LBLA) Enfermedad y curación de Ezequías 38 En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías, hijo de Amoz, y le dijo: Así dice el Señor: “Pon tu casa en orden, porque morirás y no vivirás.” 2 Entonces Ezequías volvió su rostro hacia la pared y oró al Señor, 3 y dijo: Te ruego, oh Señor, que te acuerdes ahora de cómo yo he andado delante de ti en verdad y con corazón íntegro, y he hecho lo bueno ante tus ojos. Y Ezequías lloró amargamente[a]. 4 Entonces la palabra del Señor vino a Isaías, diciendo: 5 Ve y di a Ezequías: “Así dice el Señor, Dios de tu padre David: ‘He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas; he aquí, añadiré quince años a tus días. 6 ‘Y te libraré a ti y a esta ciudad de la mano[b] del rey de Asiria, y defenderé esta ciudad.’” 7 Esta será para ti la señal del Señor, de que el Señor hará lo que ha dicho: 8 He aquí, haré que la sombra en las gradas, que ha descendido con el sol en las gradas de Acaz, vuelva atrás diez grados[c]. Y la sombra del sol retrocedió diez grados[d] en las gradas por las que había descendido. 9 Escritura de Ezequías, rey de Judá, cuando enfermó y sanó[e] de su enfermedad. 10 Yo dije: A la mitad de mis días he de entrar por las puertas del Seol[f]; se me priva del resto de mis años. 11 Dije: No veré al Señor, al Señor en la tierra de los vivientes; no veré más hombre alguno entre los habitantes del mundo. 12 Como tienda de pastor, mi morada es arrancada y alejada de mí; como tejedor enrollé mi vida. Del telar, El me cortó; del día a la noche acabas conmigo. 13 Sosegué mi alma hasta la mañana. Como león, El rompe todos mis huesos; del día a la noche, acabas conmigo. 14 Como golondrina, como grulla, así me quejo[g], gimo como una paloma; mis ojos miran ansiosamente a las alturas. Oh Señor, estoy oprimido, sé tú mi ayudador. 15 ¿Qué diré? Pues[h] El me ha hablado y El mismo lo ha hecho. Andaré errante todos mis años a causa de la amargura de mi alma. 16 Oh Señor, por estas cosas[i] viven los hombres, y en todas ellas está la vida de mi espíritu. Restabléceme la salud y haz[j] que viva. 17 He aquí, por mi bienestar tuve gran amargura; eres tú quien ha guardado[k] mi alma del abismo de la nada[l], porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. 18 Pues el Seol no te expresa gratitud, ni la muerte te alaba. Los que descienden a la fosa no pueden esperar tu fidelidad[m]. 19 El que vive, el que vive es el que te da gracias, como yo lo hago hoy. El padre cuenta a sus hijos tu fidelidad[n]. 20 El Señor me salvará; y tocaremos mis canciones en instrumentos de cuerda todos los días de nuestra vida en la casa del Señor. 21 E Isaías había dicho: Que tomen una masa de higos y la pongan en la llaga[o] para que se recupere. 22 Entonces Ezequías había dicho: ¿Cuál será la señal de que subiré a la casa del Señor? Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Muestra tu Luz Has escuchado la frase: Hoy es el primer día del resto de tu vida. Emprende todo con la luz de Dios en tu alma, y así podrás aportar hermosura, armonía, orden y paz al mundo, pero sobre todo, reflejarás al Príncipe de Paz. Mateo 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro padre que está en los cielos. Proverbios 4:18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va aumentando en resplandor hasta que es pleno día. Juan 8:12 Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 9:5 Mientras estoy en el mundo, yo soy la luz del mundo. Juan 12:36 Mientras tenéis la luz, creed en la luz, para que seais hijos de la luz. Estas cosas habló Jesús, y se fue y se ocultó de ellos. Filipenses 2:15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin tacha en medio de una generación torcida y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo, Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Reflexiones - Fijar La Mirada Un sabio, decía que nuestra forma de pensar se congela y nos quedamos recorriendo siempre los mismos caminos, pues la mente se fija a las cosas que pensamos. Hoy en día este fenómeno se conoce como "paradigma". Imaginemos que vamos en bicicleta por una carretera: el aire fresco golpeándonos el rostro; los árboles, las nubes, la naturaleza, las aves, los montes lejanos... Imaginemos que de pronto vemos una gran piedra en medio del camino. Si fijamos toda nuestra atención en la piedra -es decir, en el obstáculo-, por más que sólo ocupe un breve espacio en la carretera, terminaremos chocándonos con ella. Pensemos cuántas veces descubrimos un obstáculo en la vía y, al asumirlo como si fuera lo único, hacemos desaparecer todas las demás opciones (los árboles, las nubes, el resto del camino), dirigiéndonos irremediablemente hacia él, hacia la piedra. No permitamos hoy que los obstáculos desvien nuestra atención y nos hagan creer que ya no hay salida, siempre hay oportunidades que vienen con ellos. Romanos 8:28 "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien." Hebreos 9:15 Y por eso El es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna. 1 Pedro 2:9 Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 1 Pedro 3:9 no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición.

jueves, 11 de septiembre de 2014

SALMO 100:1-2 ALABEN A DIOS TODOS LOS HOMBRES

Salmos 100:1-2 La Biblia de las Américas (LBLA) Alaben a Dios todos los hombres Salmo de acción de gracias[a]. 100 Aclamad con júbilo al Señor, toda la tierra. 2 Servid al Señor con alegría; venid ante El con cánticos de júbilo. 3 Sabed que El, el Señor, es Dios; El nos hizo, y no nosotros[b] a nosotros mismos; pueblo suyo somos y ovejas de su prado. 4 Entrad por sus puertas con acción de gracias[c], y a sus atrios con alabanza. Dadle gracias, bendecid su nombre. 5 Porque el Señor es bueno; para siempre es su misericordia, y su fidelidad[d] por todas las generaciones. Un Encuentro Con la Palabra DIOS siempre hace lo correcto. Si pediste a DIOS una cosa y recibiste otra, confía. Ten la seguridad de el Él siempre dará lo que necesitas en el momento adecuado. Mateo 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Salmos 34:4 Busqué al SEÑOR, y El me respondió, y me libró de todos mis temores. Salmos 37:4 Pon tu delicia en el SEÑOR, y El te dará las peticiones de tu corazón. Jeremías 29:13 Me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón. Mateo 7:8 Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. Mateo 18:19 Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mateo 21:22 Y todo lo que pidáis en oración, creyendo, lo recibiréis. Romanos 8:26 Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles; Romanos 8:15 Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! Marcos 11:24 Por eso os digo que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido, y os serán concedidas . Lucas 11:9 Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Juan 14:13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Juan 15:7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y os será hecho. Juan 15:16 Vosotros no me escogisteis a mí, sino que yo os escogí a vosotros, y os designé para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Juan 16:23 En aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre, os lo dará en mi Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Reflexiones - No se podrá lograr! "Alguien dijo que no se podía lograr, pero él respondió con una risita: Que quizá no se podría lograr, pero que él no lo diría... hasta que no lo hubiera intentado". Así que se abrochó con firmeza el cinturón, dejando ver una leve mueca en su rostro. Si estaba preocupado, lo escondió muy bien. Comenzó a cantar al emprender la obra que no se podía lograr, y así lo hizo. Alguien dijo en tono de burla: "Nunca podrás hacerlo, por lo menos, hasta ahora nadie lo ha podido hacer". Pero él se quitó la chaqueta, se despojó de su sombrero, y sin pensarlo mucho emprendió manos a la obra... Son miles los que te dicen que no se puede lograr. Son miles los que profetizan el fracaso; son miles los que te señalan, uno por uno, los peligros que hay en el camino. Pero tú, con una leve mueca en el rostro, abróchate con firmeza el cinturón, quítate la chaqueta y manos a la obra. Comienza a cantar mientras atacas aquello que no se puede lograr, y lograrás hacerlo. Debemos enseñar a nuestros hijos a soñar con los ojos abiertos. Proverbios 23:7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.

2 CRONICAS 5:11-13 TRASLADO DEL ARCA AL TEMPLO

2 Crónicas 5:11-13 La Biblia de las Américas (LBLA) Traslado del arca al templo 5 Así fue terminada toda la obra que Salomón hizo para la casa del Señor. Y Salomón trajo las cosas consagradas por[a] su padre David, es decir, la plata, el oro y todos los utensilios, y los puso en los tesoros de la casa de Dios. 2 Entonces Salomón reunió en Jerusalén a los ancianos de Israel, a todos los jefes de las tribus y a los principales de las casas paternas[b] de los hijos de Israel, para subir el arca del pacto del Señor de la ciudad de David, la cual es Sion. 3 Y se reunieron ante el rey todos los hombres de Israel en la fiesta del[c] mes séptimo. 4 Cuando llegaron todos los ancianos de Israel, los levitas alzaron el arca; 5 y llevaron[d] el arca y la tienda de reunión y todos los utensilios sagrados que estaban en la tienda; los sacerdotes levitas los llevaron[e]. 6 Y el rey Salomón y toda la congregación de Israel, que estaba reunida con él delante del arca, sacrificaban tantas ovejas y bueyes que no se podían contar ni numerar[f]. 7 Los sacerdotes trajeron el arca del pacto del Señor a su lugar, al santuario interior de la casa, al lugar santísimo, bajo las alas de los querubines. 8 Porque los querubines extendían las alas sobre el lugar del arca, y los querubines cubrían el arca y sus barras por encima. 9 Pero las barras eran tan largas que los extremos de las barras del arca se podían ver delante del santuario interior, mas no se podían ver desde afuera; y allí están[g] hasta hoy. 10 En el arca no había más que las dos tablas que Moisés puso allí en Horeb, donde el Señor hizo pacto con los hijos de Israel cuando salieron de Egipto. 11 Y sucedió que cuando los sacerdotes salieron del lugar santo (porque todos los sacerdotes que estaban presentes se habían santificado sin tener en cuenta las clases), 12 todos los levitas cantores, Asaf, Hemán, Jedutún y sus hijos y sus parientes[h], vestidos de lino fino, con címbalos, arpas y liras, estaban de pie al oriente del altar, y con ellos ciento veinte sacerdotes que tocaban trompetas. 13 Cuando los trompeteros y los cantores, al unísono, se hacían oír a una voz alabando y glorificando al Señor, cuando levantaban sus voces acompañados por trompetas y címbalos e instrumentos de música, cuando alababan al Señor diciendo: Ciertamente El es bueno porque su misericordia es para siempre, entonces la casa, la casa del Señor, se llenó de una nube, 14 y los sacerdotes no pudieron quedarse a ministrar a causa de la nube, porque la gloria del Señor llenaba la casa de Dios. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Qué hacer cuando necesitas CONFIANZA? Todo lo puedo en Cristo[a] que me fortalece. Filipenses 4:13 De manera que decimos confiadamente: El Señor es el que me ayuda; no temeré. ¿Que podrá hacerme el hombre? Hebreos 13:6 Por tanto, no desechéis vuestra confianza, la cual tiene gran recompensa. Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Hebreos 10:35-36 Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús. Filipenses 1:6 El Señor Dios es mi fortaleza; El ha hecho mis pies como los de las ciervas, y por las alturas me hace caminar Habacuc 3:19 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Romanos 8:37 Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Mensajes Cristianos – La Respuesta Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Devocional Cristiano “Cuando te llamé, me respondiste; me infundiste ánimo y renovaste mis fuerzas.” Salmo 138:3 Estaba a la espera de una respuesta que podría mejorar mi calidad de vida. No era nada extraordinario, pero si necesario. Es uno de los más típicos pedidos de los que Dios recibe a diario de los millones de pedidos que recibe cotidianos que llegan al cielo. Era un pedido bastante común. Cuando se acercaba la fecha estimada de respuesta, la expectativa creció mucho. Generalmente para respuestas negativas se anticipan. Pero si se prolonga es porque en general la respuesta es positiva. El lunes tiene la respuesta, fue el aviso que me habían dado. Así que fue un fin de semana muy expectante. El lunes fue muy lento, pero el teléfono no sonaba. A medida que pasaban las horas, la ansiedad se incrementaba exponencialmente. Pasó el lunes sin noticias y comenzó la preocupación. Si no llaman es porque algo no anda bien. Y la preocupación dio paso a la angustia. Era previsible una negativa. Finalmente, dos días después llegó la respuesta, y como era de esperarse, fue negativa. Había pedido una cadena de oración por este tema, era un pedido justo y necesario, había muchos hermanos y hermanas clamando por esto. Pero la respuesta llegó tarde y fue un no. La angustia se convirtió en enojo y la espera en tristeza. ¿Por qué algunos reciben lo que piden tan rápido y otros tienen que esperar tanto? ¿No es que al justo todo ayuda a bien? ¿No es que Dios responde cuando le pedimos algo? Al día siguiente, la situación lejos de mejorar empeoró. Los cuestionamientos eran mayores y las respuestas ninguna. No encontraba una justificación que lograra calmar mi ánimo. Y cualquier argumento que pensara solo terminaba dándome la razón. Fue entonces cuando Dios me mostró este texto. David también tenía reclamos justos y necesidades puntuales. También sufría, se angustiaba y recibía un no por respuesta. Y tenía el mismo Dios que nosotros. Y frente a las mismas dificultades, este hombre supo modificar su actitud. Y entendió que la respuesta que recibía, cualquier fuera y en cualquier tiempo que fuera, venía de Dios. Por eso podía descansar en su Padre y renovar sus fuerzas. Podía recuperar su ánimo desgastado, porque confiaba en la bondad de Dios. ¿Estás esperando una respuesta? Inflá tu ánimo. Dios tiene todo preparado y planificado. REFLEXIÓN — Un no, es un si para Dios. Un gran abrazo y bendiciones Dany