viernes, 29 de agosto de 2014

GALATAS 4:5-7 LA ADOPCION ES SOLO MEDIANTE JESUCRISTO

Gálatas 4:5-7 La Biblia de las Américas (LBLA) La adopción es sólo mediante Jesucristo 4 Digo, pues: Mientras el heredero es menor de edad[a], en nada es diferente del siervo[b], aunque sea el dueño[c] de todo, 2 sino que está bajo guardianes y tutores[d]hasta la edad señalada[e] por el padre. 3 Así también nosotros, mientras éramos niños, estábamos sujetos a servidumbre bajo las cosas elementales[f] del mundo. 4 Pero cuando vino la plenitud[g] del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, 5 a fin de que redimiera a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción de hijos. 6 Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, clamando: ¡Abba! ¡Padre! 7 Por tanto, ya no eres siervo[h], sino hijo; y si hijo, también heredero por medio de Dios[i]. Un Encuentro Con la Palabra Promesas- Preséntate a Dios Temprano Preséntate ante Dios desde temprano, entrégale todo y cuánto tengas que hacer, deja que él tome el control de tu día. Salmo 84 1¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehovah de los Ejércitos! 2 Mi alma anhela y aun desea ardientemente los atrios de Jehovah. Mi corazón y mi carne cantan con gozo al Dios vivo. 3 Hasta el pajarito halla una casa, y la golondrina un nido para sí, donde poner sus polluelos cerca de tus altares, oh Jehovah de los Ejércitos, ¡Rey mío y Dios mío! 4 ¡Bienaventurados los que habitan en tu casa! Continuamente te alabarán. (Selah) 5 ¡Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, y en cuyo corazón están tus caminos! 6 Cuando pasan por el valle de lágrimas, lo convierten en manantial. También la lluvia temprana lo cubre de bendición. 7 Irán de poder en poder, y verán a Dios en Sion. 8 Oh Jehovah Dios de los Ejércitos, oye mi oración. Escucha, oh Dios de Jacob. (Selah) 9 Mira, oh Dios, escudo nuestro; pon tu vista en el rostro de tu ungido. 10 Porque mejor es un día en tus atrios, que mil fuera de ellos. Prefiero estar en el umbral de la casa de mi Dios, que habitar en moradas de impiedad. 11 Porque sol y escudo es Jehovah Dios; gracia y gloria dará Jehovah. No privará del bien a los que andan en integridad. 12 Oh Jehovah de los Ejércitos, ¡bienaventurado el hombre que confía en ti! Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION …COMO TÚ – REFLEXIONES Devocionales, Reflexión Hay una película que me encanta y que veo cada vez que tengo la posibilidad de hacerlo. Nunca me aburro, hasta he llegado a aprenderme parte del parlamento. Me gusta la historia, los personajes, los lugares en donde está filmada, pero principalmente me gustan algunos mensajes que deja para los espectadores. La protagonista de la historia está en un proceso de búsqueda personal y de Dios y dentro de este camino logra conectarse con ella misma pero también con Cristo. En una de las escenas de la película después de mucho recorrer, llorar, sufrir, equivocarse, herir, ser herida, deprimirse y perder la esperanza, hay un momento en que respira profundo y declara: “Dios vive en mí, como yo”. Tremenda declaración ¿Esto quiere decir que mientras hacemos esfuerzos sobrehumanos por ser de otra manera para que Dios nos acepte y viva en nosotros, sólo debemos preocuparnos por ser tal como somos? Sí, exactamente de eso se trata. No me malinterpretes, no estoy diciendo que puedes hacer lo que quieras y no tendrás consecuencias, porque éstas inevitablemente llegarán. Tampoco estoy diciendo que no busques cada día ser mejor y alegrar el corazón de Dios. Lo único que estoy diciendo (mas bien repitiendo) es que Dios vive en ti tal como tú eres, Él te conoce porque Él te formó, sabe lo que te gusta y lo que no, lo que te cuesta mucho trabajo y lo que te es más fácil, sabe cuáles son tus debilidades y tus fortalezas, lo SABE TODO y aún sabiéndolo todo, decidió hacer una residencia dentro de ti. No necesitas parecerte a nadie, no necesitas hablar como otra persona, no necesitas aparentar una santidad que no es real, no necesitas estar siempre alegre y optimista…TAL COMO TÚ ERES, ERES PERFECT@ PARA QUE DIOS VIVA EN TI. No sé si a ti te impacta esto, pero a mí sí. Tal vez yo soy del grupo que no entendió inicialmente muy bien el milagro de la gracia y Dios tuvo que encargarse de explicármelo personalmente, pero pensar en que no hay NADA que yo tenga que hacer para que Dios viva en mí (salvo invitarlo a vivir en mí) me para los pelos. Luché muchos años por ser de una manera, pensando que sólo de esa manera podría agradar a Dios, pero de pronto descubrí que, aún con lo malo que tengo, DIOS QUIERE VIVIR EN MÍ TAL CUAL SOY. Esa aceptación incondicional, sacarme el peso de encima de tratar de ser perfecta alivió mi vida y me hace disfrutar hoy de una experiencia única, que me inunda y que me hace querer ser mucho mejor, y esta vez no para que por ser mejor Dios viva en mí, sino que porque Dios vive en mí ¡YO SOY MEJOR! ¿TE ANIMAS? Autora: Poly Toro

2 CORINTIOS 6:18 EXHORTACIONES AL CREYENTE

2 Corintios 6:18 La Biblia de las Américas (LBLA) Exhortaciones al creyente 14 No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común[j] un creyente con un incrédulo? 16 ¿O qué acuerdo tiene el templo[k] de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templodel Dios vivo, como Dios dijo: Habitare en ellos, y andare entre ellos; y sere su Dios, y ellos seran mi pueblo. 17 Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toqueis lo inmundo, y yo os recibiré. 18 Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. Un Encuentro Con la Palabra Promesa – No vuelva a Trabajar Una maestra de preescolar comentó en cierta oportunidad respecto de los niños de la clase de 5 años: Construyen, desarman y vuelven a construir en un días más de lo que un obrero en una construcción hace en semanas, pero jamás llaman “trabajo” a lo que hacen. ¡Para ellos es jugar! Ya sea que trabaje con las manos o con la mente, amar lo que uno hace es el secreto para divertirse mientras se gana dinero. En realidad, el trabajo deja de ser un “trabajo”. Descubra qué es lo que le gusta hacer y jamás volverá a “trabajar” en su vida. Jeremías 6:16 Deténganse en los caminos y miren; pregunten por los senderos antiguos. Pregunten por el buen camino, y no se aparten de él. Así hallarán el descanso anhelado. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION LUCHA DIARIA Devocionales, Enrique Monterroza, Meditaciones, Reflexiones Cortas, Reflexiones Todos los que hemos recibido el amor de Dios en nuestra vida y que ahora vivimos para Él debemos estar conscientes que nos encontramos en una lucha diaria. Todos los días libramos una batalla en nuestra vida, entre querer agradar a Dios y querer satisfacer nuestros instintos pecaminosos sean estos de cualquier tipo. Aquel que no sea consciente de esto o que no le ponga el debido cuidado que se merece, se encontrara fácilmente con tentaciones de todo tipo que poco a poco lo querrán arrastrar hacia el error. La Biblia dice: “¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar.” 1 Pedro 5:8 (Nueva Traducción Viviente). No importa lo fuerte que creas que eres, ni la enorme capacidad que creas tener para poder resistir al enemigo, no se trata de ti, ni de lo bueno que seas para esto o aquello, se trata de que al igual que todos los humanos eres de carne y hueso y con una naturaleza que te lleva fácilmente a pecar. Por esa razón el Apóstol Pedro nos recomienda: “¡Estén alerta!”, eso nos debería llevar a pensar que en cualquier momento el enemigo puede lanzar sobre nuestra vida uno de sus ataques para hacernos caer. Por esa razón también la Biblia nos dice: “Por eso, que nadie se sienta seguro de que no va a pecar, pues puede ser el primero en hacerlo.” 1 Corintios 10:12 (Traducción en lenguaje actual). Este mismo pasaje bíblico en otra versión dice: “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.” 1 Corintios 10:12 (Reina-Valera 1960). No se trata de creerse muy fuerte ante el pecado y por esa razón andar en busca de el, en la Biblia leemos que Dios nos motiva a huir del pecado, a alejarnos de el y no a buscarlo: “No te dejes llevar por las tentaciones propias de tu edad. Tú eres joven, así que aléjate de esas cosas y dedícate a hacer el bien. Busca la justicia, el amor y la paz, y únete a los que, con toda sinceridad, adoran a Dios y confían en él.” 2 Timoteo 2:22 (Traducción en lenguaje actual). Quizá los últimos días has andado detrás del pecado, te has creído lo suficientemente fuerte y has estado en lugares que tu muy bien sabes que no deberías estar. Quizá has estado jugando poco a poco con fuego sin quemarte y eso te ha hecho creer que el pecado no puede en contra de ti, sin embargo sin que te des cuenta poco a poco estas siendo arrastrado al campo de batalla del enemigo en donde te querrá rodear y cuando lance su ataque final te querrá herir de muerte. No permitas que el enemigo te engañe haciéndote creer muy fuerte, tú al igual que yo somos vulnerables, tenemos una tendencia a pecar y por muy fuertes que creamos que somos, podemos caer en cualquier momento. Por esa razón la Biblia nos aconseja: “Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.” Santiago 4:7 (Nueva Traducción Viviente). Humillarse delante de Dios tiene que ver con reconocer nuestra debilidad al pecado y nuestra dependencia total de Dios. ¿Quieres realmente ser fuerte ante el pecado?, entonces humillemos delante de Dios, obedezcamos su Palabra y si su palabra nos motiva a huir de todo aquello que nos incita a pecar, entonces? ¡Hagámoslo!, humillarse delante de Dios tiene que ver con buscar cada día agradarlo a Él, reconocer nuestra necesidad de Él y reconocer que sin Él nada somos, que todas nuestras capacidades provienen de Él y por lo tanto le debemos todo. No juegues con fuego, no creas que siempre tendrás la capacidad de parar en el momento indicado, ¿Qué tal si un día esa capacidad de la que tanto te jactas te falla?, no permitas que el enemigo te saque ventaja, al contrario, sácale ventaja tú, buscando a Dios y huyendo alejándote de todo aquello que te quiera llevar a pecar. ¡DIOS BUSCA GENTE DETERMINADA A HUIR DEL PECADO Y ACERCARSE A ÉL! Autor: Enrique Monterroza

jueves, 28 de agosto de 2014

ROMANOS 8:15-17,23 VIVIENDO SEGUN EL ESPIRITU

Romanos 8:15-17,23 La Biblia de las Américas (LBLA) Viviendo según el Espíritu 9 Sin embargo, vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros. Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El. 10 Y si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo esté muerto a causa del pecado, sin embargo, el espíritu está vivo[e] a causa de la justicia. 11 Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de[f] su Espíritu que habita en vosotros. 12 Así que, hermanos, somos deudores, no a la carne, para vivir conforme a la carne,13 porque si vivís conforme a la carne, habréis de[g] morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne[h], viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios. 15 Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor[i], sino que habéis recibido un espíritu[j] de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, 17 y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si en verdad padecemos con Ela fin de que también seamos glorificados con El. Un Encuentro Con la Palabra Guarda Silencio! Es fácil encontrar faltas en otros, cuando no conocemos las circunstancias o motivos que fomentaron sus actos. También es impresionante cómo escasos sucesos , pueden alterar para siempre nuestra percepción de una situación. Cuando nos sintamos inclinados a juzgar, será un buen momento para suplicar a Dios la sabiduría y paciencia para entender las acciones. Proverbios 11:12 El que menosprecia a su prójimo carece de entendimiento, pero el hombre prudente guarda silencio. Proverbios 11:13 El que anda en chismes revela secretos, pero el de espíritu leal oculta las cosas. Proverbios 12:23 El hombre prudente oculta su conocimiento, pero el corazón de los necios proclama su necedad. Proverbios 19:11 La discreción del hombre le hace lento para la ira, y su gloria es pasar por alto una ofensa. Proverbios 20:19 El que anda murmurando revela secretos, por tanto no te asocies con el chismoso. Proverbios 25:9 Discute tu caso con tu prójimo y no descubras el secreto de otro, Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION DESEAR LA MUERTE Devocionales, Enrique Monterroza, Meditaciones, Ministración, Reflexiones Estas en un punto en donde nunca hubieras querido estar, te encuentras sin fuerzas y tu fe de a poco pareciera que se va acabando. Y es que a veces pareciera que es mas fácil dejar de creer en Dios que creer que las cosas se van a solucionar. A veces dan ganas de desaparecer porque las presiones de la vida han llegado a un punto en donde irse pareciera mas fácil. Sin embargo y a pesar de todo lo que puedas estar viviendo, Dios no te ha abandonado, Dios no esta tan lejos como crees que esta, Dios esta mas cerca de lo que imaginas, esta a la distancia de una oración sincera y real. Quizá lo menos que hoy quieres escuchar es que Dios esta cerca de ti, quizá porque todo lo que te esta pasando dice lo contrario o quizá porque si estuviera tan cerca como te digo, ¿Por qué tendrías que estas pasando lo peores días de tu vida? Y es que tenemos que entender, que el hecho de que Dios este cerca nuestro no quiere decir que no nos enfrentaremos a momentos difíciles, por ejemplo: Cuando José fue acusado injustamente por la esposa de Potifar, este decidió echarlo en la cárcel: “Entonces agarró a José y lo metió en la cárcel donde estaban los presos del rey. José quedó allí, pero el Señor estaba con José en la cárcel y le mostró su fiel amor. El Señor hizo que José fuera el preferido del encargado de la cárcel.” Génesis 39:20-21 (Nueva Traducción Viviente). Me impacta de sobre manera la frase que subraye: “pero el Señor estaba con José en la cárcel”. Leer esa frase me hace entender que no importando el lugar donde este o el momento difícil que este viviendo, Dios sigue estando conmigo. Alguien puede pensar que si Dios esta con el no debería pasar por momentos así o por situaciones como las de José, pero ¿Quién dice que no tenemos que pasar por cosas como esas o peores? Jesús dijo: “Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.” Juan 16:33 (Nueva Traducción Viviente). Quizá estés pasando una cárcel en tu vida, quizá has sido acusado injustamente, quizá en esta hora te encuentres en uno de los peores momentos de tu vida, pero ¿Quién te dijo que Dios no esta contigo aun en ese momento o lugar?, Puedes estar en una cárcel, puedes ser acusado injustamente o puede que no te merezcas todo lo que estas viviendo, sin embargo hay algo que tiene que sacarte una sonrisa de tu boca y es el hecho de que DIOS ESTA ALLI CONTIGO. Quizá a veces las ganas de vivir se te van, pero tu vida le pertenece al Señor, es Él y nada mas que Él quien puede decidir. Y es que lo que a veces sientes no algo nuevo, hombres de Dios también lo sintieron en el pasado. Un Moisés que le pidió a Dios que le quitara la vida (Números 11:15), un profeta Elías que después de hacer un milagro sorprendente de parte de Dios estaba en depresión y anhelaba morir (1 Reyes 19:4), un Job que siendo un hombre justo e integro tuvo que pasar por pruebas tan fuertes que quizá ninguno de nosotros las pase algún día, ese hombre también deseo la muerte en algún momento de su crisis (Job 6:9), un profeta llamado Jeremías que predico por tantos años sin que nadie se convirtiera, también deseo morir (Jeremías 20:14), un Jonás enojado con Dios que también deseo morir (Jonás 4:3). Todos estos hombres hicieron historia, no porque fueran muy fuertes, sino porque la gracia de Dios estuvo con ellos. Cada uno de ellos tiene algo en común y es que desearon la muerte al estar enfrentando un problema serio, sin embargo a ninguno de ellos Dios le concedió lo que pidieron, sino mas bien, Dios se glorifico en sus vidas y los saco adelante. Quizá a veces quisieras la muerte en lugar de enfrentar esos problemas serios, sin embargo Dios no te concederá lo que pides, sino que Él se glorificara en tu vida, Él obrara de una manera maravillosa en ti, solamente permite que Él te abrace, te haga sentir su hijo, porque tú eres su hijo o hija y eso debe darte la seguridad de que Dios NO TE DEJARA. Hoy es un buen día para pedirle perdón a Dios por todos aquellos pensamientos y sentimientos que te llevaron a pensar cosas equivocadas, hoy es un buen día para decirle al Señor lo cansado que estas y lo difícil que es para ti sobrellevar ese problema, estoy seguro que Dios te dará descanso, te dará paz, te abrazara y te hará sentir que NO ESTAS SOLO ni SOLA. Te invito a hacer esta humilde oración junto conmigo: “Padre Santo que estas en los cielos, te doy gracias por todo, gracias por cada cosa que me has dado y porque hasta este día no me has dado todo lo que te he pedido, sino lo que he necesitado. Hoy quiero pedirte perdón por las palabras que de mi boca salen cuando estoy cansado o por los pensamientos que he tenido en los momentos de crisis, perdóname Señor, a veces estoy tan cansado y deprimido que pienso que la muerte es la única salida, sin embargo hoy comprendo que tu no me concederás ese mal deseo, sino que tú te glorificaras en mi vida, estoy seguro que obraras, estoy seguro que tu tienes cuidado de mi y estas a mi lado. Ayúdame Señor, dame fuerzas para resistir, dame la capacidad de depender solamente de ti, afirma mis pensamientos y sostiene mis emociones, ayúdame a vivir cada día cerca de ti, ayúdame a que no se me olvide que soy tu hijo y que tu tienes cuidado de mi. Te doy gracias por lo que hoy has hecho, gracias por esa paz que estas colocando en mi corazón y mi mente, gracias porque puedo sentirte y porque se que estas a mi lado, te pido que nunca me dejes solo y que me ayudes en cada momento, te prometo que no me rendiré, porque se que tu cumplirás tu propósito en mi, Gracias Señor, en el nombre de Jesús, Amén”. ¡DIOS CUMPLIRÁ SU PROPÓSITO EN TI, NO DESMAYES! “El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste”. Salmos 138:8 (Nueva Traducción Viviente) Autor: Enrique Monterroza

ROMANOS 9:4 LA ELECCION DE ISRAEL

Romanos 9:4 La Biblia de las Américas (LBLA) La elección de Israel 9 Digo la verdad en Cristo, no miento, dándome testimonio mi conciencia en el Espíritu Santo, 2 de que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. 3 Porque desearía[a]yo mismo ser anatema[b], separado de Cristo por amor a mis hermanos, mis parientes[c]según la carne, 4 que son israelitas, a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, 5 de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo[d], el cual está sobre todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén. 6 Pero no es que la palabra de Dios haya fallado. Porque no todos los descendientes de Israel son Israel; 7 ni son todos hijos por ser descendientes[e] de Abraham, sino que por Isaac sera llamada tu descendencia[f]. 8 Esto es, no son los hijos de la carne los que son hijos de Dios, sino que los hijos de la promesa son considerados como descendientes[g]. 9 Porque esta es una palabra de promesa: Por este tiempo volvere, y Sara tendra un hijo. 10 Y no sólo esto, sino que también Rebeca, cuando concibió mellizos de uno, nuestro padre Isaac 11 (porque cuando aún los mellizos no habían nacido, y no habían hecho nada, ni bueno ni malo, para que el propósito de Dios conforme a suelección permaneciera, no por las obras, sino por aquel que llama), 12 se le dijo a ella:El mayor servira al menor. 13 Tal como está escrito: A Jacob ame, pero a Esau aborreci. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Las Dificultades en Tu Vida Cuando dejes de mirar a las dificultades de tu vida como obstáculos y comienzas a verlas como escalones, subirás por encima de tus dificultades y ganarás algo de ellas. Te harán más fuerte y sabio. Proverbios 24:16 Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal. Habacuc 3:17-19 Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales; 18 Con todo, yo me alegraré en el Señor,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19 Dios el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas, 
Y en mis alturas me hace andar. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Aprende de la Llave inglesa Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Cristianos, Devocional Cristiano “Para que todos sean uno, como tu oh Padre en mi y yo en ti; que ellos también sean uno para que el mundo crea que tu me enviaste.” Juan 17:21 Un amigo de la iglesia me hizo este comentario: Necesitaríamos ser como una llave inglesa en las manos de Dios. Obviamente no comprendí la metáfora porque mi conocimiento de las herramientas es bastante limitado. Así que me explicó el porqué del dicho. La llave inglesa tiene la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de tuerca. Y como sabe que la tuerca no va a cambiar de forma, tiene la ductilidad de acomodarse para ayudarla a salir del tornillo donde está atorada. Por la potencia de la llave, la tuerca siempre cede. Pero la grandeza de la llave inglesa es sacar a la tuerca del tornillo, aunque estén oxidados, sin dañarla. Me quedé pensando en la comparación y me resultó muy interesante. Cuando Jesucristo estaba orando al Padre antes de ir a la cruz, estaba pensando justamente en lo mismo. El concepto de la unidad es muy difícil de conseguir, y mucho más difícil de sostener en el tiempo. Es algo que se rompe con extrema facilidad. Pero que cuesta muchísimo armar. Tan preocupado estaba por este tema Jesucristo, que ora específicamente por esto antes de dar su vida por nosotros. En su mente estaba el dolor que se aproximaba, el suplicio de la cruz, el abandono del Padre los pecados de toda la humanidad. Pero Jesucristo ora por la unidad. Dos mil años después, seguimos cometiendo los mismos errores, y por caprichos, peleas, envidias o por la razón que sea, la iglesia parece más un ring de boxeo que el lugar donde se manifiesta la Gracia de Dios. En los templos hay más peleas que en los programas de chimentos de la tele. Por eso necesitamos con mayor urgencia ser como la llave inglesa. Para poder modificar lo que está trabado, pero sin dañar. Para generar movimiento, pero sin cambiar la forma de la tuerca. Para adaptar los caracteres y las necesidades de todos, sin imponer la fuerza. Mostrando la Gracia de Dios para mantener la unidad de la iglesia. No es un capricho. ES una necesidad. ¿Te preguntaste porque no hay convertidos en tu iglesia? Tal vez sea por la falta de unidad. REFLEXIÓN — Convertite en una llave inglesa. Un gran abrazo y bendiciones

miércoles, 27 de agosto de 2014

OSEAS 11:1 EL AMOR DE DIOS POR SU PUEBLO

Oseas 11:1 La Biblia de las Américas (LBLA) El amor de Dios por su pueblo 11 Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo. 2 Cuanto más los llamaban los profetas, tanto más se alejaban de ellos[a]; seguían sacrificando a los Baales y quemando incienso a los ídolos. 3 Sin embargo yo enseñé a andar a Efraín, yo lo llevé en mis[b] brazos; pero ellos no comprendieron que yo los sanaba. 4 Con cuerdas humanas los conduje[c], con lazos de amor, y fui para ellos como quien alza el yugo de sobre sus quijadas[d]; me incliné y les di de comer. 5 No volverán[e] a la tierra de Egipto, sino que Asiria será su rey, porque rehusaron volver a mí. 6 La espada girará contra sus ciudades, destruirá sus cerrojos y los consumirá por causa de sus intrigas. 7 Pues mi pueblo se mantiene infiel contra mí; aunque ellos[f] lo llaman para que se vuelva al Altísimo[g], ninguno le exalta. 8 ¿Cómo podré abandonarte, Efraín? ¿Cómo podré entregarte, Israel? ¿Cómo podré yo hacerte[h] como a Adma? ¿Cómo podré tratarte como a Zeboim? Mi corazón se conmueve dentro de mí, se enciende toda mi compasión[i]. 9 No ejecutaré el furor de mi ira; no volveré a destruir a Efraín. Porque yo soy Dios y no hombre, el Santo en medio de ti, y no vendré con furor[j]. 10 En pos del Señor caminarán, El rugirá como un león; ciertamente El rugirá, y sus hijos vendrán temblando desde el occidente. 11 De Egipto vendrán temblando como aves, y de la tierra de Asiria como palomas, y yo los estableceré en sus casas —declara el Señor. 12 [k]Efraín me rodea de mentiras, y de engaño la casa de Israel; Judá todavía anda lejos de Dios, y del Santo, que es fiel. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios-> Asumir riesgos calculados, es distinto a ser impetuoso e imprudente. El riesgo que usted asume hoy puede darle a muchos un futuro brillante. Proverbios 21:5 Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, mas todo el que se apresura, ciertamente llega a la pobreza. Proverbios 10:4 Pobre es el que trabaja con mano negligente, mas la mano de los diligentes enriquece. Proverbios 13:4 El alma del perezoso desea, pero nada consigue, mas el alma de los diligentes queda satisfecha. Proverbios 19:2 Tampoco es bueno para una persona carecer de conocimiento, y el que se apresura con los pies peca. Proverbios 28:22 El hombre avaro corre tras la riqueza, y no sabe que la miseria vendrá sobre él. Proverbios 22:16 El que oprime al pobre para engrandecerse, o da al rico, sólo llegará a la pobreza. Proverbios 23:6 No comas el pan del egoísta, ni desees sus manjares; Proverbios 28:20 El hombre fiel abundará en bendiciones, pero el que se apresura a enriquecerse no quedará sin castigo. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION RECUPERAR EL GOZO Devocionales, Reflexión ¿Cómo es que llegamos a una situación de monotonía, de disgusto en el camino del Señor? ¿Por qué será que caemos en la rutina? La biblia dice: El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. Juan 10:10 (Biblia Textual) Entendemos entonces que si tenemos a Cristo tenemos vida abundante; pero también es cierto que existe un desgaste en el servicio de la vida Cristiana. Cuando las cosas no se dan como y cuando nosotros queremos, solemos darle lugar a pensamientos de derrota y esto redunda en perder los sueños, la alegría y ya no podemos alabar al Señor. Y es entonces donde hemos dejado una grieta en la armadura que el Señor nos dejó en Efesios capítulo 6; le dimos lugar al ladrón que nos hurta la seguridad sembrando dudas en lo que Dios prometió; luego busca matar nuestra identidad como hijos de Dios y comenzamos a sentirnos cautivos, y el paso siguiente es destruir el propósito que el Señor tiene con nosotros; instándonos a que abortemos el plan de Dios. Algunos han persuadido a muchas personas de que en Dios no tendremos nunca sufrimientos. Al ser humano le da terror sufrir; hoy las personas no se comprometen entre sí y mucho menos con los demás, porque tenemos temor a ser lastimados, rechazados. El predicar el evangelio es un trabajo duro, es transitar un camino donde solo contamos con la compañía del Señor Jesús, en más de una ocasión. Nací y crecí en una ciudad donde la agricultura y la ganadería se constituyeron parte importante de la economía del país; pero sobre todo la agricultura. He visto el sacrificio de muchos agricultores al sembrar el algodón, preparar la tierra, esperar la lluvia, trabajo duro si los hay, y luego, después de tanto sacrificio, encontrarse con que el precio que pagaban al sembrar no era el mismo que pagaban al cosechar. Esto produce rabia, bronca, impotencia y desánimo; porque al final se quedan con las manos vacías cayendo en la cautividad del sistema. Pero no es así para los que trabajan sembrando la “buena semilla”, la palabra de Dios. La biblia dice: Cuando YHVH haga volver de la cautividad a Sión, seremos como los que sueñan. Salmo 126:1 (BTX) O sea que para recuperar los sueños necesitamos salir de la cautividad. Pero eso viene con un obrar divino. Entonces nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de gritos de alegría; entonces dirán entre los gentiles: ¡Grandes cocas ha hecho YHVH por éstos! Salmo 126:2 (BTX) Entonces, sólo entonces podremos recuperar la alegría y alabar a Dios y esto, hará que otras gentes reconozcan el poder de nuestro Dios. En las palabras del salmista el Señor nos promete: Los que Siembran con lágrimas, segarán con regocijo. Aunque vaya llorando el que lleva la preciosa semilla, volverá cargando sus gavillas con regocijo. Salmo 126:5-6 (Biblia Textual) Autor: Gustavo J. Iriart

JEREMIAS 31:9 GOZO EN LUGAR DE DUELO

Jeremías 31:9 La Biblia de las Américas (LBLA) Gozo en lugar de duelo 31 En aquel tiempo —declara el Señor— yo seré el Dios de todas las familias de Israel, y ellos serán mi pueblo. 2 Así dice el Señor: Ha hallado gracia en el desierto el pueblo que escapó[a] de la espada, Israel, cuando iba en busca de su reposo. 3 Desde lejos el Señor se le[b] apareció, diciendo: Con amor eterno te he amado, por eso te he atraído con misericordia. 4 De nuevo te edificaré, y serás reedificada, virgen de Israel; de nuevo tomarás[c] tus panderos, y saldrás a las danzas con[d] los que se divierten. 5 De nuevo plantarás viñas en los montes de Samaria; los plantadores las plantarán y las disfrutarán[e]. 6 Porque habrá un día en que clamarán los guardas en la región montañosa de Efraín: “Levantaos y subamos a Sion, al Señor nuestro Dios.” 7 Porque así dice el Señor: Gritad con alegría por Jacob, y dad voces por la primera de las naciones; proclamad, dad alabanza, y decid: “Oh Señor, salva a tu pueblo, al remanente de Israel.” 8 He aquí, yo los traigo del país del norte, y los reuniré de los confines de la tierra, entre ellos los ciegos y los cojos, la mujer encinta y también la que está dando a luz; una gran compañía[f] volverá acá. 9 Con llanto vendrán, y entre súplicas los guiaré; los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy un padre para Israel, y Efraín es mi primogénito. 10 Oíd, naciones, la palabra del Señor, anunciad en las costas lejanas, y decid: El que dispersó a Israel lo reunirá, y lo guardará como un pastor a su rebaño. 11 Porque el Señor ha rescatado a Jacob, y lo ha redimido de manos más fuertes que él. 12 Vendrán y gritarán de júbilo en lo alto de Sion, y radiarán de gozo por la bondad del Señor: por el grano, por el vino y por el aceite, y por las crías de las ovejas y de las vacas. Su alma será como huerto regado, y nunca más languidecerán. 13 Entonces la virgen se alegrará en la danza, y los jóvenes y los ancianos a una; cambiaré su duelo en gozo, los consolaré y los alegraré de su tristeza. 14 Y llenaré[g] con abundancia[h] el alma de los sacerdotes, y mi pueblo se saciará de mi bondad —declara el Señor. 15 Así dice el Señor: Se oye una voz en Ramá, lamento y llanto amargo. Raquel llora por sus hijos; rehúsa ser consolada, por sus hijos que ya no existen. 16 Así dice el Señor: Reprime tu voz del llanto, y tus ojos de las lágrimas; hay pago para tu trabajo —declara el Señor—, pues volverán de la tierra del enemigo. 17 Y hay esperanza para tu porvenir —declara el Señor—, los hijos volverán a su territorio. 18 Ciertamente he oído a Efraín lamentarse: “Me has castigado, y castigado fui como becerro indómito. Hazme volver para que sea restaurado, pues tú, Señor, eres mi Dios. 19 “Porque después que me aparté[i], me arrepentí, y después que comprendí, me di golpes en el muslo; me avergoncé y también me humillé, porque llevaba el oprobio de mi juventud.” 20 ¿No es Efraín mi hijo amado? ¿No es un niño encantador? Pues siempre que hablo contra él, lo recuerdo aún más; por eso mis entrañas se conmueven por él, ciertamente tendré de él misericordia —declara el Señor. 21 Levanta para ti señales, coloca para ti majanos; presta atención[j] a la calzada, al camino que anduviste. Vuelve, virgen de Israel, vuelve a estas tus ciudades. 22 ¿Hasta cuándo andarás errante, hija infiel? Porque el Señor ha creado algo nuevo en la tierra: la mujer rodeará al hombre. 23 Así dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel: Otra vez hablarán esta palabra en la tierra de Judá y en sus ciudades, cuando yo restaure su bienestar[k]: “El Señor te bendiga, morada de justicia, monte santo.” 24 Y morarán juntamente en ella Judá y todas sus ciudades, los labradores y los que van con los rebaños. 25 Porque yo he de satisfacer al alma cansada y he de saciar[l] a toda alma atribulada. 26 En esto me desperté y miré, y mi sueño me resultó agradable. Un Encuentro Con la Palabra Si Dios es tu socio, puedes hacer grandes planes. Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Corintios 12:9 Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí. Efesios 3:16 que os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior; Colosenses 1:11 fortalecidos con todo poder según la potencia de su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo 1 Timoteo 1: Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Creer en Dios o Creer a Dios? Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Devocional Cristiano ¿Creer en Jesús o Creer a Jesús? Creyó Abraham a Dios,y le fue contado por justicia. Romanos 4:3. Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios. 1 Juan 5:9. –Creo en Dios, me decía una amiga, pero me hago toda clase de preguntas. –Crees en Dios, le contesté, pero ¿crees a Dios? –¿Cuál es la diferencia?, me preguntó ella. –Creer en Dios significa primeramente creer en su existencia. Es creer que todo no es cuestión de casualidad, sino que hay una voluntad en el origen de todo. En las Escrituras “creer en Dios” significa aún más. Es aceptar que Dios es el Dios vivo que existe, obra y juzgará a cada uno. Pero creer en Dios no basta para ser salvo, sino que para estar en regla con Dios, es necesario creer a Dios. –Entonces, ¿qué quiere decir creer a Dios? –Creer a Dios es confiar en Él cuando habla, es aceptar que lo que Él dice es la verdad, y reconocer su autoridad. Él habla en la Biblia y me afirma que soy un pecador perdido, pero que Él desea salvarme por medio de Jesucristo. Creer esto conduce al arrepentimiento y a ser consciente de que mis faltas me separan de Dios. Esto también conduce a clamar a Él para ser liberado y recibir gratuitamente su perdón y su amor. Entonces también puedo creer a Dios para vivir cada día en relación con Él. Plenamente persuadida de que Dios dice la verdad en su Palabra, puedo confiar en sus promesas. Esta confianza orienta toda mi vida, cambia mis pensamientos y me da completa paz.

martes, 26 de agosto de 2014

DEUTERONOMIO 14:1-2 ANIMALES LIMPIOS E INPUROS

Deuteronomio 14:1-2 La Biblia de las Américas (LBLA) Animales limpios e inmundos 14 Vosotros sois hijos del Señor vuestro Dios; no os sajaréis ni os rasuraréis la frente[a] a causa de un muerto. 2 Porque eres pueblo santo para el Señor tu Dios; y elSeñor te ha escogido para que le seas un pueblo de su exclusiva posesión[b] de entre los pueblos que están sobre la faz de la tierra. 3 No comerás nada abominable. 4 Estos son los animales que podréis comer: el buey, la oveja, la cabra, 5 [c]el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el íbice, el antílope y el carnero montés. 6 Y cualquier animal de pezuña dividida que tenga la pezuña hendida en dos mitades[d] y que rumie[e], lo podréis comer. 7 Pero éstos no comeréis de entre los que rumian o de entre los que tienen la pezuña dividida en dos[f]: el camello, el conejo[g] y el damán[h]; pues aunque rumian, no tienen la pezuña dividida; para vosotros serán inmundos. 8 Y el cerdo, aunque tiene la pezuña dividida, no rumia; será inmundo para vosotros. No comeréis de su carne ni tocaréis sus cadáveres. 9 De todo lo que vive en el agua, éstos podréis comer: todos los que tienen aletas y escamas, 10 pero no comeréis nada que no tenga aletas ni escamas; será inmundo para vosotros. 11 Toda ave limpia podréis comer. 12 Pero éstas no comeréis: el águila[i], el buitre y el buitre negro; 13 el azor, el halcón y el milano según su especie; 14 todo cuervo según su especie; 15 el avestruz, la lechuza, la gaviota y el gavilán según su especie; 16 el búho, el búho real, la lechuza blanca, 17 el pelícano, el buitre, el somormujo, 18 la cigüeña y la garza según su especie; la abubilla y el murciélago. 19 Todo insecto alado será inmundo para vosotros; no se comerá. 20 Toda ave limpia podréis comer. 21 No comeréis ningún animal que se muera. Lo podrás dar al forastero que está en tus ciudades[j], para que lo coma, o lo podrás vender a un extranjero, porque tú eres un pueblo santo al Señor tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – La Moneda más Valiosa La palabra de un hombre honesto tiene tanto valor como un contrato. Tu palabra es la moneda más valiosa que puedas llevar contigo, sin importar el contenido de tu billetera. Santiago 5:12 Sea vuestro sí, sí, y vuestro no, no. Mateo 5:34 Pero yo os digo: no juréis de ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; Santiago 1:16 Amados hermanos míos, no os engañéis. Santiago 1:19 Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira; Santiago 5:12 Y sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni con ningún otro juramento; antes bien, sea vuestro sí, sí, y vuestro no, no, para que no caigáis bajo juicio. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Será un castigo? Lo que ocurre normalmente, cuando alguien hace algo incorrecto, es que se le da un castigo. Así sucede en el caso de los hijos en el hogar, se acostumbra a que los padres actúen cuando el hijo obtuvo malas calificaciones, imponiéndoles una sanción, ya sea quitándoles algo que ellos quieren, prohibiéndoles hacer ciertas actividades que a ellos les gustan, en fin a eso se le llama castigo. También se ha oído hablar de que Dios te puede castigar, pero debemos saber distinguir un castigo de una consecuencia. Él no castiga, no hace nada para que tu sufras o pagues por tus actos, al contrario Jesús ya pagó por cada uno de nosotros y no está al pendiente de hacernos pagar o, como se dice, castigarnos. Todas las situaciones difíciles por las que podemos estar pasando son sólo consecuencias de nuestros propios actos y nuestra rebeldía. Dios nos advierte sobre las consecuencias, no como un castigo que vendrá sobre nosotros si no obedecemos si no, para que estemos consientes de los frutos que recogeremos como productos de nuestros actos. Quita de tu cabeza que la situación que estás atravesando es un castigo, con Dios no existe eso, por el contrario, están la gracia y el perdón. Con Él tienes una nueva oportunidad y sobre todo las herramientas que te ayudaran a atravesar este tiempo. Nosotros mismos provocamos las consecuencias, mas Dios nos disciplina con amor para que no caigamos y tengamos que pasar por ese dolor. “Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.” Proverbios 3:12 (RV-1960) Dios nos disciplina porque su amor es tan grande que cuida de nosotros a través de cada advertencia que está plasmada en su Palabra, pues sólo quien está interesado en ti quiere tu bien. Deja de pensar que Dios te está castigando, Él siempre te da una salida para no caer, pero es tú decisión aceptarla o ver las consecuencias de tu necedad. “Quien se burla de la instrucción tendrá su merecido;quien respeta el mandamiento tendrá su recompensa.” Proverbios 13:13 (NVI) Hoy te invito que puedas ser sensible a su voz y obediente a su corrección, pues solamente así evitarás ser víctima de ti mismo. Telma Céspedes CVCLAVOZ

EFESIOS 3:9 EL MINISTERIO DE PABLO A LOS GENTILES

Efesios 3:9 La Biblia de las Américas (LBLA) El ministerio de Pablo a los gentiles 3 Por esta causa yo, Pablo, prisionero de Cristo Jesús por amor de vosotros los gentiles2 (si en verdad habéis oído de la dispensación[a] de la gracia de Dios que me fue dada para vosotros; 3 que por revelación me fue dado a conocer el misterio, tal como antes os escribí brevemente. 4 En vista de lo cual, leyendo[b], podréis[c] comprender mi discernimiento del[d] misterio de Cristo, 5 que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora ha sido revelado a sus santos apóstoles y profetas por[e] el Espíritu; 6 a saber, que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, participando igualmente[f] de la promesa en Cristo Jesús mediante el evangelio, 7 del cual fui hecho ministro, conforme al don de la gracia de Dios que se me ha concedido según la eficacia[g] de su poder. 8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, se me concedió esta gracia: anunciar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo, 9 y sacar a luz cuál es la dispensación[h] del misterioque por los siglos ha estado oculto en Dios, creador de todas las cosas; 10 a fin de que la infinita[i] sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en las regiones celestiales, 11 conforme al propósito eterno[j]que llevó a cabo[k] en Cristo Jesús nuestro Señor, 12 en quien tenemos libertad y accesoa Dios con confianza por medio de la fe en El[l]. 13 Ruego, por tanto, que no desmayéis[m] a causa de mis tribulaciones por vosotros, porque son vuestra gloria)[n]. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios -> La mayoría de las cosas que vale la pena hacer en la vida se declararon imposibles de realizar antes de intentarlo. Ver el potencial para lo bueno es el primer paso para convertir una imposibilidad en una posibilidad. Después de todo, esa es la manera en que Dios nos ve a nosotros. Mateo 19:26 Para los hombres esto es imposible, pero para Dios Todo e Posible. Génesis 18:14 ¿Hay algo demasiado difícil para el SEÑOR? Volveré a ti al tiempo señalado, por este tiempo el año próximo, y Sara tendrá un hijo. 1 Samuel 14:6 Y Jonatán dijo al joven que llevaba su armadura: Ven y pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá el SEÑOR obrará por nosotros, pues el SEÑOR no está limitado a salvar con muchos o con pocos. Job 42:2 Yo sé que tú puedes hacer todas las cosas, y que ningún propósito tuyo puede ser estorbado. Jeremías 32:17 “¡Ah, Señor DIOS! He aquí, tú hiciste los cielos y la tierra con tu gran poder y con tu brazo extendido; nada es imposible para ti, Jeremías 32:27 He aquí, yo soy el SEÑOR, el Dios de toda carne, ¿habrá algo imposible para mí? Zacarías 8:6 Así dice el SEÑOR de los ejércitos: “Si en aquellos días esto parece muy difícil a los ojos del remanente de este pueblo, ¿será también muy difícil a mis ojos?–declara el SEÑOR de los ejércitos. Mateo 19:25 Al oír esto, los discípulos estaban llenos de asombro, y decían: Entonces, ¿quién podrá salvarse? Mateo 19:27 Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué, pues, recibiremos? Marcos 10:27 Mirándolos Jesús, dijo: Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque todas las cosas son posibles para Dios. Lucas 1:37 Porque ninguna cosa será imposible para Dios.Lucas 18:27 Y El respondió: Lo imposible para los hombres, es posible para Dios. Hebreos 6:6 pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y le exponen a la ignominia pública. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION ¿Sabes qué terreno estás pisando? Son muchas las personas que piden consejería por conflictos en su matrimonio. Mujeres y hombres que por no observar bien el terreno que estaban pisando ahora conviven llenos de angustia. Arriesgaron todo y ahora sufren por no haber sido prudentes en su elección. Inclusive, noviazgos que se han desintegrado dejando grandes secuelas y todo esto porque, lamentablemente, han depositado su confianza en alguien que no conocían y que podía fallarles en cualquier momento. Debes saber que la relación con Dios es totalmente diferente: “El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:27-33 Como alguien que quiere edificar una construcción necesita saber el costo, porque de lo contrario la construcción se quedaría a medias, o aquel rey que considera la cantidad de soldados que tiene y el tamaño de su enemigo antes de iniciar una guerra, porque podría perder la batalla; del mismo modo, Dios desea que lo conozcamos y analicemos su camino, para que después invirtamos nuestra vida completa en sus propósitos eternos. La diferencia entre Dios y cualquier persona, es que puedes poner tu confianza en Él porque no te fallará. Pero debes poner todo de tu parte, tomar la cruz y seguirlo. Muchas personas ignoran esto y por lo tanto, no se esfuerzan, le ofrecen una vida a medias en todo, oran de vez en cuando, leen su palabra sólo en la iglesia; en otras palabras, no invierten su vida en Él porque no lo conocen. La verdad es que si realmente conociéramos a Dios y sus caminos, no dudaríamos ni un momento en entregarle nuestra mente, alma y corazón. Cuando Jesús fue a la cruz, Él nos conocía, sabía qué terreno estaba pisando y decidió dar su vida por nosotros. Ahora te pide que lo conozcas realmente y no lo sigas a medias, sino le entregues todo. La verdad es que si realmente conociéramos a Dios y sus caminos, no dudaríamos ni un momento en entregarle nuestra mente, alma y corazón. Cuando Jesús fue a la cruz, Él nos conocía, sabía qué terreno estaba pisando, sin embargo a pesar de nuestros defectos decidió dar su vida por Amor. ¿Por qué no entregar toda tu vida al único que no te va a fallar y quién te ama? ¡Hazlo por amor y agradecimiento! Shirley Chambi CVCLAVOZ

lunes, 25 de agosto de 2014

EXODO 4:22 MOISES REGRESA A EGIPTO

Éxodo 4:22 La Biblia de las Américas (LBLA) Moisés regresa a Egipto 18 Moisés se fue y volvió a casa de su suegro Jetro[l], y le dijo: Te ruego que me dejes ir para volver a mis hermanos que están en Egipto, y ver si aún viven. Y Jetro dijo a Moisés: Ve en paz. 19 Y el Señor dijo a Moisés en Madián: Ve, vuelve a Egipto, porque han muerto todos los hombres que buscaban tu vida. 20 Moisés tomó su mujer y sus hijos, los montó sobre un asno y volvió a la tierra de Egipto. Tomó también Moisés la vara de Dios en su mano. 21 Y el Señor dijo a Moisés: Cuando vuelvas[m] a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón de modo que no dejará ir al pueblo. 22 Entonces dirás a Faraón: “Así dice el Señor: ‘Israel es mi hijo, mi primogénito. 23 ‘Y te he dicho: “Deja ir a mi hijo para que me sirva”, pero te has negado a dejarlo ir. He aquí, mataré a tu hijo, a tu primogénito.’” 24 Y aconteció que en una posada en el camino, el Señor le salió al encuentro y quiso matarlo. 25 Entonces Séfora tomó un pedernal, cortó el prepucio de su hijo y lo echó a los pies de Moisés[n], y dijo: Tú eres, ciertamente, un esposo de sangre para mí. 26 YDios lo dejó[o]. Ella había dicho entonces: Eres esposo de sangre, a causa de[p] la circuncisión. 27 Y el Señor dijo a Aarón: Ve al encuentro de Moisés en el desierto. Y él fue y le salió al encuentro en el monte de Dios, y lo besó. 28 Y contó Moisés a Aarón todas las palabras del Señor con las cuales le enviaba, y todas las señales que le había mandadohacer. 29 Entonces fueron Moisés y Aarón y reunieron a todos los ancianos de los hijos de Israel; 30 y Aarón habló todas las palabras que Dios había hablado a Moisés. Estehizo entonces las señales en presencia del pueblo, 31 y el pueblo creyó. Y al oír que elSeñor había visitado a los hijos de Israel y había visto su aflicción, se postraron y adoraron. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Me Amas? Me Amás?…!Sígueme! El amar es una decisión, y esa decisión debe ir acompañada de una acción. Es fácil decir te amo y dar la espalda y seguir. Pero es extraordinario, cuando decimos ¡te amo! Y esa palabra va acompañada de una mano que levanta, de un abrazo que consuela, de una ayuda oportuna, de cuidados llenos de ternura, de una sonría, del servicio a otros. ¿Cuántas veces le decimos a Dios, que le amamos y no le seguimos, no le honramos, no le servimos? Juan 21 15 Entonces, cuando habían acabado de desayunar, Jesús dijo* a Simón Pedro: Simón,hijo de Juan[i], ¿me amas[j] más que éstos? Pedro le dijo*: Sí, Señor, tú sabes que te quiero[k]. Jesús le dijo*: Apacienta mis corderos. 16 Y volvió a decirle por segunda vez:Simón, hijo de Juan, ¿me amas[l]? Pedro le dijo*: Sí, Señor, tú sabes que te quiero[m].Jesús le dijo*: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo* por tercera vez: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres[n]? Pedro se entristeció porque la tercera vez le dijo: ¿Me quieres[o]? Y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero[p]. Jesús le dijo*: Apacienta mis ovejas. 1 Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor. Romanos 8:15 Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 1 Juan 4:12 A Dios nadie le ha visto jamás. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor se perfecciona en nosotros. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION El tiempo pasa volando Hay una famosa frase que dice: “El tiempo pasa volando” y no hay dudas de que el tiempo es un recurso muy escaso y a menos que lo usemos sabiamente, nunca más podremos contar con él. El desafío es aprender a administrarlo. A todos nos falta tiempo, pero todos tenemos las mismas 24 horas cada día. Unos son más productivos y otros no. No hay nadie que tenga el privilegio de tener más horas. Admiro mucho a los buenos mecánicos, quienes a pesar de que tienen muchos carros para arreglar siempre tienen tiempo para uno más. En cambio, aquellos que nunca son puntuales y que tan sólo tienen un carro a su cargo, están llenos de excusas y ni así les alcanza el tiempo. Durante mi vida cristiana he conocido a mucha gente que no asiste con regularidad a congregarse y siempre les pregunto: ¿Por qué no vienen más seguido a la iglesia? La mayoría responde lo siguiente: “No tengo tiempo, mi trabajo, mis hijos y mi casa me consumen demasiado” Con eso me están diciendo que no tienen tiempo para Dios, sin percatarse de que Él es el amo y Señor del tiempo. El pastor David Yonggi Cho dijo: “Tengo mil y una cosas que hacer, pero si no pasara tiempo con Dios, con seguridad no me alcanzaría tiempo para nada”. El pastor Cho tiene una iglesia de más de un millón de miembros, pero tiene tiempo para los demás porque invierte su tiempo, prioritariamente, en buscar a Dios. ¿Cómo está tu tiempo? ¿Andas ocupado para Dios?, ¿Tienes tiempo para Él? Si pasas más tiempo durmiendo, con tus amigos, mirando la TV o en las redes sociales ¿por qué no puedes pasar más tiempo con tu creador? Acaso ¿Dios no es más importante que todas esas cosas? No le des a Dios las migajas de tu tiempo ni lo busques simplemente cuando tienes problemas. A Dios debemos buscarlo siempre, darle lo mejor de nuestras vidas y no las sobras. Vamos, es hora de que redimas el tiempo, adminístralo sabiamente, entrégale a Dios tus primeras horas y verás los frutos en tu propia vida, en tu hogar y en tu comunidad. “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” Efesios 5:15-17 (RVR 1960) Lourdes Villarroel CVCLAVOZ

ESTER 2:7 ESTER ELEGIDA REINA

Ester 2:7 La Biblia de las Américas (LBLA) Ester elegida reina 2 Después de estas cosas, cuando el furor del rey Asuero se había aplacado, él se acordó de Vasti, de lo que ella había hecho y de lo que se había decretado contra ella.2 Entonces los cortesanos al servicio del rey, dijeron: Búsquense para el rey jóvenes vírgenes y de buen parecer. 3 Y que el rey nombre oficiales en todas las provincias de su reino para que reúnan a todas las jóvenes vírgenes y de buen parecer en la fortaleza de Susa, en el harén, bajo la custodia[a] de Hegai, eunuco del rey, encargado de las mujeres, y que se les den sus cosméticos. 4 Y la joven que agrade al rey sea reina en lugar de Vasti. Y esto le pareció bien al rey, y así lo hizo. 5 Y había en la fortaleza de Susa un judío que se llamaba Mardoqueo, hijo de Jair, hijo de Simei, hijo de Cis, benjamita, 6 que había sido deportado de Jerusalén con los cautivos que habían sido deportados con Jeconías, rey de Judá, a quien había deportado Nabucodonosor, rey de Babilonia. 7 Y Mardoqueo[b] estaba criando a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, pues ella no tenía ni padre ni madre. La joven era de hermosa figura y de buen parecer, y cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la tomó como hija suya. 8 Y sucedió que cuando el mandato y el decreto del rey fueron oídos, muchas jóvenes fueron reunidas en la fortaleza de Susa bajo la custodia de Hegai; y Ester también fue llevada al palacio[c] del rey, bajo la custodia de Hegai, encargado de las mujeres. 9 La joven le agradó y halló favor delante de él, por lo que se apresuró en proveerle cosméticos y alimentos[d]; le dio siete doncellas escogidas del palacio del rey, y la trasladó con sus doncellas al mejor lugar del harén. 10 Ester no dio a conocer ni su pueblo ni su parentela, porque Mardoqueo le había mandado que no los diera a conocer.11 Y todos los días Mardoqueo se paseaba delante del patio del harén para enterarse de cómo estaba Ester y qué le sucedía. 12 Cuando le tocaba a cada joven venir al rey Asuero, al cumplirse sus doce meses, según las ordenanzas para las mujeres, pues los días de su embellecimiento se cumplían así: seis meses con óleo de mirra y seis meses con especias y cosméticos para las mujeres, 13 entonces la joven venía al rey de esta manera: cualquier cosa que ella deseaba[e] se le concedía para que la llevara consigo del harén al palacio del rey.14 Ella entraba por la tarde y a la mañana siguiente volvía al segundo harén, bajo la custodia de Saasgaz, eunuco del rey, encargado de las concubinas. Ella no iba otra vez al rey a menos que el rey se complaciera en ella y fuera llamada por nombre. 15 Cuando a Ester, hija de Abihail, tío de Mardoqueo, que la había tomado como hija, le tocó venir al rey, ella no pidió cosa alguna sino lo que le aconsejó[f] Hegai, eunuco del rey, encargado de las mujeres. Y Ester hallaba favor ante los ojos de cuantos la veían. 16 Ester fue llevada al rey Asuero a su palacio real el mes décimo, que es el mes Tebet, en el año séptimo de su reinado. 17 Y el rey amó a Ester más que a todas las otrasmujeres, y ella halló gracia y bondad con él más que todas las demás vírgenes, y él puso la corona real sobre su cabeza y la hizo reina en lugar de Vasti. 18 Entonces el rey hizo un gran banquete para todos sus príncipes y siervos, el banquete de Ester. También concedió un día de descanso para las provincias y dio presentes conforme a la liberalidad[g] del rey. 19 Cuando las vírgenes fueron reunidas por segunda vez, Mardoqueo estaba sentado a la puerta del rey. 20 Ester todavía no había dado a conocer ni su parentela ni su pueblo, tal como Mardoqueo le había mandado, porque Ester hizo lo que le había dicho[h]Mardoqueo, como cuando estaba bajo su tutela. 21 En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey, Bigtán y Teres, dos eunucos del rey, guardianes del umbral, se enojaron y procuraban echar mano al[i] rey Asuero. 22 Pero el asunto llegó a conocimiento de Mardoqueo, y él se lo comunicó a la reina Ester, y Ester informó[j] al rey en nombre de Mardoqueo. 23 Y cuando fue investigado el asunto y hallado cierto, los dos eunucos fueron colgados en una horca[k]; y esto fue escrito en el libro de las Crónicas en presencia del rey. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – La Verdad No confiese la verdad… VÍVALA. El mensaje más contundente que usted puede pronunciar… es su vida. Santiago 1:22 Sed hacedores de la palabra y no solamente oidores que se engañan a sí mismos. Mateo 7:24 Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; Lucas 6:46 ¿Y por qué me llamáis: “Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Lucas 6:47 Todo el que viene a mí y oye mis palabras y las pone en práctica, os mostraré a quién es semejante: Romanos 2:13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los que cumplen la ley, ésos serán justificados. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION CAMINANDO EN MEDIO DEL MAR Devocionales, Enrique Monterroza, Fe, Meditaciones, Milagros, Reflexiones Cortas La mayoría de nosotros esperamos milagros de Dios en nuestra vida, nuestra familia o en personas a quienes estimamos. Estoy seguro que una gran parte de los que ahora me leen tienen una petición de esas que creemos casi imposibles y que solo esta en las manos de Dios cumplirla. Y es que a veces queremos que Dios haga todo el trabajo, sin darnos cuenta que en ocasiones, Dios proveerá los medios para llevar a cabo ese milagro que esperamos, pero dependerá de nosotros el dar los pasos necesarios para que ese milagro se concrete. Y es que el valor y la fe que mostremos serán de gran ayuda para ver lo que para nosotros era imposible de ver. Cuando Moisés saco a los israelitas de Egipto, poco después Faraón envió a su ejercito tras ellos para traerlos devuelta como esclavos. Cuando los israelitas vieron que el ejercito egipcio se acercaba, comenzaron a quejarse contra Moisés diciéndole el porque los había traído, que era mejor ser esclavos en Egipto que cadáveres en el desierto. Sin embargo Dios siempre tiene un plan maravilloso, Él jamás mueve una pieza si no sabe todo lo que puede pasar y como poderlo solucionar. Dios le dio unas instrucciones a Moisés: “Luego el Señor le dijo a Moisés: «¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha! Toma tu vara y extiende la mano sobre el mar. Divide las aguas para que los israelitas puedan pasar por en medio del mar, pisando tierra seca. Yo endureceré el corazón de los egipcios y se lanzarán contra los israelitas. La grandeza de mi gloria se manifestará por medio del faraón y de su ejército, sus carros de guerra y sus conductores. Cuando mi gloria se exhiba por medio de ellos, ¡todo Egipto verá mi gloria y sabrán que yo soy el Señor!».” Éxodo 14:15-18 (Nueva Traducción Viviente). Me llama la atención que Dios le dice: “¿Por qué clamas a mí?”, y es que ¿A quien más iba a clamar?, luego Dios le dice: “¡Dile al pueblo que se ponga en marcha!”, en pocas palabras: ¡Hagan su parte!, porque Él haría la suya. Dios cuido a los israelitas todo el tiempo, colocando su nube detrás y no permitiendo que los egipcios se acercaran. Luego cuando estuvieron frente al mar rojo, en donde no había mas camino que transitar, Moisés obedeció las instrucciones que Dios le había dado: “Luego Moisés extendió la mano sobre el mar y el Señor abrió un camino a través de las aguas mediante un fuerte viento oriental. El viento sopló durante toda la noche y transformó el lecho del mar en tierra seca. Entonces el pueblo de Israel cruzó por en medio del mar, caminando sobre tierra seca, con muros de agua a cada lado.” Éxodo 14:21-22 (Nueva Traducción Viviente). Hasta este momento de la historia, Dios estaba haciendo su parte, era un milagro sorprendente, algo nunca antes visto, algo maravilloso que de tan extraordinario podría hasta dar miedo. La parte de Dios estaba hecha, el milagro estaba servido, ahora era el turno del pueblo de Israel, ahora les tocaba su parte. Y es que transitar en medio del mar no es fácil, caminar y ver a sus lados dos muros de agua, ¿Qué tal si el viendo dejaba de soplar y los muros de agua volvían a la normalidad?, cada paso de los israelitas en medio de esa tierra seca, era un paso de fe, eran pasos que solo hombres o mujeres que tuvieran la confianza plena en que Dios no los iba a dejar ahogarse o morir podían dar. Yo me imagino caminando en medio de ese pasillo de tierra seca, pero con dos muros gigantes de agua, sinceramente era para tener mucho miedo, era como para no confiarse, sin embargo es allí en donde debemos poner en practica nuestra parte en el milagro que Dios quiere hacer en nuestra vida. A veces Dios pone totalmente servido nuestro milagro y lo único que nosotros tenemos que hacer es caminar por fe para que ese milagro se concrete, pero en muchas ocasiones no tenemos ni la intención de caminar en medio de ese milagro, sino que queremos dejarle todo a Dios y luego cuando no vemos nuestro milagro cumplido le terminamos echando la culpa a Él, como que si Él no hubiera hecho su parte. Hoy quiero invitarte a hacer tu parte en el milagro de Dios, estoy seguro que Dios se querrá manifestar en tu vida, estoy seguro que Él utilizara su creatividad y su poder ilimitado para obrar a tu favor, para ponerte servido tu milagro, pero se necesitara de tu VALOR y de tu FE para que veas cumplido ese milagro, ¿Estas dispuesto? Es hora de caminar en medio de ese mar, es hora de no permitir que nuestros pensamientos de incredulidad nos eviten caminar por fe en medio de esos dos muros de agua. Dios ya sirvió el milagro, ahora es nuestro turno de caminar con VALOR y FE en medio de esas dos murallas de agua que humanamente dan mucho miedo, pero que si ese viento que las detiene proviene del Señor, entonces: ¡No hay nada que temer! Camina por fe, créele a Dios, haz tu parte, porque Dios sin lugar a dudas hará la suya. Hoy es un día para que te apropies del milagro que Dios ya comenzó a hacer en tu vida, Dios esta sirviéndote el milagro, ahora tú toma valor y ten mucha fe en Él, y ¡CAMINA! ¡DIOS TE CUIDARA SIEMPRE QUE CAMINES EN MEDIO DEL MAR! Autor: Enrique Monterroza

viernes, 22 de agosto de 2014

HECHOS 7:20-21 DISCURSO DE ESTEBAN

Hechos 7:20-21 La Biblia de las Américas (LBLA) Discurso de Esteban 7 Y el sumo sacerdote dijo: ¿Es esto así? 2 Y él dijo: Escuchadme, hermanos y padres. El Dios de gloria apareció a nuestro padre Abraham cuando estaba en Mesopotamia, antes que habitara en Harán, 3 y le dijo: “Sal de tu tierra y de tu parentela, y ve a la tierra que yo te mostrare.” 4 Entonces él salió de la tierra de los caldeos y se radicó en Harán. Y de allí, después de la muerte de su padre,Dios lo trasladó a esta tierra en la cual ahora vosotros habitáis. 5 No le dio en ella heredad, ni siquiera la medida de la planta del pie, y sin embargo, aunque no tenía hijo, prometió que se la daria en posesion a el y a su descendencia despues de el. 6 Y Dios dijo así: “Que sus descendientes serian extranjeros en una tierra extraña, y que serian esclavizados y maltratados[a] por cuatrocientos años. 7 “Pero yo mismo juzgare a cualquier nacion de la cual sean esclavos” —dijo Dios— “y despues de eso saldran y me serviran[b] en este lugar.” 8 Y Dios le dio el pacto[c] de la circuncisión; y así Abraham vino a ser el padre de Isaac, y lo circuncidó al octavo día; e Isaac vino a ser el padre de Jacob, y Jacob de los doce patriarcas. 9 Y los patriarcas tuvieron envidia de José y lo vendieron para Egipto. Pero Dios estaba con él, 10 y lo rescató de todas sus aflicciones, y le dio gracia y sabiduría delante de Faraón, rey de Egipto, y éste lo puso por gobernador sobre Egipto y sobre toda su casa. 11 Entonces vino hambre sobre todo Egipto y Canaán, y con ella gran aflicción; y nuestros padres no hallaban alimentos. 12 Pero cuando Jacob supo[d] que había grano[e]en Egipto, envió a nuestros padres allá la primera vez. 13 En la segunda visita, José se dio a conocer a sus hermanos, y conoció[f] Faraón el linaje de José. 14 Y José, enviandomensaje, mandó llamar a Jacob su padre y a toda su parentela, en total setenta y cincopersonas. 15 Y Jacob descendió a Egipto, y allí murió él y también nuestros padres. 16 Yde allí fueron trasladados a Siquem, y puestos en el sepulcro que por una suma de dinero había comprado Abraham a los hijos de Hamor en Siquem. 17 Pero a medida que se acercaba el tiempo de la promesa que Dios había confirmado a Abraham, el pueblo crecía y se multiplicaba en Egipto, 18 hasta que surgio otro rey en Egipto que no sabia nada de Jose. 19 Este rey, obrando con astucia contra nuestro pueblo[g], maltrató a nuestros padres, a fin de que expusieran a la muerte a[h] sus niños para que no vivieran. 20 Fue por ese tiempo que Moisés nació. Era hermoso a la vista de Dios[i], y fue criado por tres meses en la casa de su padre. 21 Después de ser abandonado[j] para morir, la hija de Faraón se lo llevó[k] y lo crió como su propio hijo. 22 Y Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios, y era un hombre poderoso en palabras y en hechos. 23 Pero cuando iba a cumplir la edad de cuarenta años, sintió[l] en su corazón el deseo de visitar a sus hermanos, los hijos de Israel. 24 Y al ver que uno de ellos era tratado injustamente, lo defendió y vengó al[m] oprimido matando[n] al egipcio.25 Pensaba que sus hermanos entendían que Dios les estaba dando libertad[o] por medio de él[p], pero ellos no entendieron. 26 Al día siguiente se les presentó, cuandodos de ellos reñían, y trató de poner paz entre ellos, diciendo: “Varones, vosotros sois hermanos, ¿por qué os herís[q] el uno al otro?” 27 Pero el que estaba hiriendo[r] a su prójimo lo empujó, diciendo: “¿Quien te ha puesto por gobernante y juez sobre nosotros?28 “¿Acaso quieres matarme como mataste ayer al egipcio?” 29 Al oír estas palabras, Moises huyo y se convirtio en extranjero en la tierra de Madian, donde fue padre de dos hijos. 30 Y pasados cuarenta años, se le aparecio un angel en el desierto del monte Sinaí, en la llama de una zarza que ardia. 31 Al ver esto, Moisés se maravillaba de la visión, y al acercarse para ver mejor, vino a él la voz del Señor: 32 “Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob.” Moisés temblando, no se atrevía a mirar. 33 Pero el Señor le dijo: “Quitate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estas es tierra santa.34 “Ciertamente he visto la opresion de mi pueblo en Egipto y he oido sus gemidos, y he descendido para librarlos; ven[s] ahora y te enviare a Egipto.” 35 Este Moisés, a quien ellos rechazaron, diciendo: “¿Quien te ha puesto por gobernante y juez?” es el mismo que Dios envió[t] para ser gobernante y libertador con la ayuda[u] del ángel que se le apareció en la zarza. 36 Este hombre los sacó, haciendo prodigios y señales[v] en la tierra de Egipto, en el mar Rojo y en el desierto por cuarenta años.37 Este es el mismo Moisés que dijo a los hijos de Israel: “Dios os levantara un profeta como yo[w] de entre vuestros hermanos.” 38 Este es el que estaba en la congregación[x] en el desierto junto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y el que recibió palabras[y] de vida para transmitirlas a vosotros; 39 al cual nuestros padres no quisieron obedecer[z], sino que lo repudiaron, y en sus corazones regresaron a Egipto, 40 diciendo a Aaron: “Haznos dioses que vayan delante de nosotros, porque a este Moises que nos saco de la tierra de Egipto, no sabemos lo que le haya pasado.” 41 En aquellos días hicieron un becerro y ofrecieron sacrificio al ídolo, y se regocijaban en las obras de sus manos. 42 Pero Dios se apartó de ellos y los entregó para que sirvieran[aa] al ejército del cielo[ab], como está escrito en el libro de los profetas: ¿Acaso fue a mi a quien ofrecisteis victimas y sacrificios en el desierto por cuarenta años, casa de Israel? 43 Tambien llevasteis el tabernaculo de Moloc, y la estrella del dios Renfan, las imagenes que hicisteis para adorarlas. Yo tambien os deportare mas alla de Babilonia. 44 Nuestros padres tuvieron el tabernáculo del testimonio en el desierto, tal como lehabía ordenado que lo hiciera Aquél que habló a Moisés, conforme al modelo que había visto. 45 A su vez, habiéndolo recibido, nuestros padres lo introdujeron con Josué al tomar[ac] posesión de las naciones[ad] que Dios arrojó de delante de nuestros padres, hasta los días de David. 46 Y David[ae] halló gracia delante de Dios, y pidió el favor de hallar una morada para el Dios[af] de Jacob. 47 Pero fue Salomón quien le edificó una casa. 48 Sin embargo, el Altísimo no habita en casas hechas por manos de hombres; como dice el profeta: 49 El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies; ¿que casa me edificareis? —dice el Señor— ¿O cual es el lugar de mi reposo? 50 ¿No fue mi mano la que hizo todas estas cosas? 51 Vosotros, que sois duros de cerviz e incircuncisos de corazón y de oídos, resistís siempre al Espíritu Santo; como hicieron vuestros padres, así también hacéis vosotros.52 ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Ellos mataron a los que antes habían anunciado la venida del Justo, del cual ahora vosotros os hicisteis traidores y asesinos; 53 vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles y sin embargo no la guardasteis. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Excusas para Fracasar La gran mayoría de las buenas excusas para fracasar… ¡no existen! Hebreos 12:2 Puestos los ojos en Jesús… quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz… y se ha sentado a la diestra del trono de Dios. Hebreos 1:3 El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, Hebreos 2:9 Pero vemos a aquel que fue hecho un poco inferior a los ángeles, es decir, a Jesús, coronado de gloria y honor a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios probara la muerte por todos. Hebreos 2:10 Porque convenía que aquel para quien son todas las cosas y por quien son todas las cosas, llevando muchos hijos a la gloria, hiciera perfecto por medio de los padecimientos al autor de la salvación de ellos. Hebreos 13:13 Así pues, salgamos a El fuera del campamento, llevando su oprobio. Santiago 2:1 Hermanos míos, no tengáis vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo con una actitud de favoritismo. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION EL PROPOSITO REAL DE LAS RIQUEZAS Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Devocional Cristiano El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Efesios 4:28 Siempre me asombra cuando predico sobre la prosperidad y alguien viene y me dice: “Yo no necesito mucho dinero. Soy una persona sencilla con una vida sencilla. Me limito a pedirle a Dios que me dé lo suficiente para cubrir lo que necesito”. Algunos creen que eso significa ser humilde, pero no lo es. ¡Es egoísmo! No lo ven así, pero en realidad están diciendo: “Lo único que me preocupa es poder cubrir mis necesidades. No tengo deseos de ayudar a satisfacer las necesidades de otros”. Bien, esas personas podrían pedirle a Dios un millón de dólares, quedarse con lo suficiente para cubrir sus necesidades y donar el resto. Pero eso ni siquiera se les ocurre porque cuando se trata de dinero, el mundo les ha lavado el cerebro con la idea de que si uno tiene dinero, debe dejárselo porque es de uno. Esa creencia ha sido un obstáculo para el ministerio de Jesucristo en el mundo porque ha hecho que ministros del Evangelio dejen su llamado para buscar otro tipo de trabajo para poder subsistir; ha perjudicado también a las glesias y paralizado el crecimiento de ministerios que hubieran podido alcanzar miles más para el Señor. No hay duda de que se necesita dinero para predicar el Evangelio. Jesús lo sabía, y contrario a lo que piensa mucha gente, el ministerio de Jesús no carecía de fondos. Había tanto dinero circulando por su ministerio que tuvo que nombrar un tesorero, su nombre era Judas. Pero Jesús no se dejó ese dinero, sino que lo dio para cubrir las necesidades de los que le rodeaban. Tal era su fama de ser generoso que en la noche de la última pascua, cuando Judas salió repentinamente de la habitación, los discípulos dieron por sentado que Jesús lo había enviado a que diese a los pobres. ¿Puede imaginarse lo mucho y las muchas veces que Jesús dio a los pobres para que los discípulos dieran por sentado tal hecho? Jesús nunca fundó ningún imperio mundano para sí, pero eso no significa que era pobre. Lo que significa es que era la persona más generosa que jamás haya andado sobre la faz de la tierra, y ya es hora de que comencemos a seguir sus pasos. No rechace la riqueza que Dios quiere darle solo porque cree que no la necesita. Atrévase a aceptarla, luego pásela a los que sí la necesitan. Deje de trabajar para vivir y empiece a trabajar para dar, y descubrirá el verdadero propósito de las riquezas. Escritura Devocional para leer : Efesios 4:28

EXODO 2:5-10 NACIMIENTO DE MOISES Y MOISES EN CASA DE FARAON

Éxodo 2:5-10 La Biblia de las Américas (LBLA) Nacimiento de Moisés 2 Un hombre de la casa de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví. 2 Y la mujer concibió y dio a luz un hijo; y viendo que era hermoso[a], lo escondió por tres meses.3 Pero no pudiendo ocultarlo por más tiempo, tomó una cestilla de juncos[b] y la calafateó con asfalto y brea. Entonces puso al niño en ella, y la colocó entre los juncos a la orilla del Nilo. 4 Y la[c] hermana del niño se puso a lo lejos para ver[d] qué le sucedería[e]. 5 Y la hija de Faraón bajó a bañarse al Nilo, y mientras sus doncellas se paseaban por la ribera del río, vio la cestilla entre los juncos y mandó a una criada suya para que la trajera. Moisés en casa de Faraón 6 Al abrirla, vio[f] al niño, y he aquí, el niño lloraba. Y le tuvo compasión, y dijo: Este es uno de los niños de los hebreos. 7 Entonces la[g] hermana del niño dijo a la hija de Faraón: ¿Quieres que vaya y te llame una nodriza de las hebreas para que te críe al niño? 8 Y la hija de Faraón le respondió: Sí, ve. Y la muchacha fue y llamó a la madre del niño. 9 Y la hija de Faraón le dijo: Llévate a este niño y críamelo, y yo te daré tu salario. Y la mujer tomó al niño y lo crió. 10 Cuando el niño creció, ella lo llevó a la hija de Faraón, y vino a ser hijo suyo; y le puso por nombre Moisés[h], diciendo: Pues lo he sacado de las aguas. Un Encuentro Con la Palabra Promesas de Dios-> Mire a su alrededor y se angustiará, mire en su interior y se deprimirá, mire a Jesús y descansará. Salmo 120:1 Al Señor clamé estando en angustia, y él me respondió. Éxodo 34:24 Porque yo expulsaré a las naciones de tu presencia y ensancharé tus fronteras, y nadie codiciará tu tierra cuando subas tres veces al año a presentarte delante del SEÑOR tu Dios. 2 Samuel 22:7 En mi angustia invoqué al SEÑOR, sí, clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor llegó a sus oídos. 1 Reyes 12:27 si este pueblo continúa subiendo a ofrecer sacrificios en la casa del SEÑOR en Jerusalén, porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor, es decir a Roboam, rey de Judá, y me matarán y volverán a Roboam, rey de Judá. 2 Crónicas 33:12 Cuando estaba en angustia, imploró al SEÑOR su Dios, y se humilló grandemente delante del Dios de sus padres. Salmos 18:6 En mi angustia invoqué al SEÑOR, y clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor delante de El llegó a sus oídos. Salmos 22:21 Sálvame de la boca del león y de los cuernos de los búfalos; respóndeme. Salmos 66:14 los que pronunciaron mis labios y habló mi boca cuando yo estaba en angustia. Salmos 102:2 No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina hacia mí tu oído; el día en que te invoco, respóndeme pronto. Salmos 118:5 En medio de mi angustia invoqué al SEÑOR; el SEÑOR me respondió y me puso en un lugar espacioso. Jonás 2:2 y dijo: En mi angustia clamé al SEÑOR, y El me respondió. Desde el seno del Seol pedí auxilio, y tú escuchaste mi voz; Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION Como si fuera yo... ¿Te has puesto a pensar que es más fácil pedir prestado, que prestar? ¿No es mejor reír de un comentario hecho para otra persona, mientras no se rían de ti? ¿Acaso no toleramos escuchar ciertos chismes, porque nos parecen curiosos, siempre y cuando nuestra vida no se encuentre divulgada? ¿Por qué te pones a mirar la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no te fijas en el tronco que tú tienes en el tuyo? Y si tú tienes un tronco en tu propio ojo, ¿cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla que tienes en el ojo”? ¡Hipócrita!, saca primero el tronco de tu propio ojo, y así podrás ver bien para sacar la astilla que tiene tu hermano en el suyo. Mateo 7:3-5 Muchos se prestan para observar la vida de las personas que los rodean, son muy buenos para sacar conclusiones sobre lo que sus amigos deben o no hacer. Sin embargo, la palabra de Dios nos enseña a fijarnos primero en nosotros. La verdad es que es fácil calificar y criticar mirando hacia fuera, mientras nosotros no seamos los afectados, pero que difícil es mirar hacia adentro y reconocer nuestros errores. Dios te confronta a que arregles tu vida para que después puedas solucionar la de las demás personas. “Así pues, hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes...” Mateo 7:12 La palabra de Dios nos pide que seamos prácticos, es decir: Si te llega un comentario o chisme ¡no lo toleres más! Pon un alto, como si se tratara de tu propia vida. No observes ni critiques la vida de tus vecinos porque tampoco te gustaría ser el juzgado, y si tienes la oportunidad de ayudar a alguien, hazlo, estoy segura que a ti también te gustaría que te socorrieran cuando lo necesites. Hoy debes empezar a realizar un análisis interno personal, es decir una autocrítica a aquello que has estado haciendo mal y empezar a corregirlo. No busques casos ajenos, solamente enfócate en ti y cada vez que trates con los demás, trátalos como si fueras tú. ¡Trata a los demás como quieres ser tratado! Shirley Chambi CVCLAVOZ

jueves, 21 de agosto de 2014

GENESIS 48:5 JACOB BENDICE A LOS HIJOS DE JOSE

Génesis 48:5 La Biblia de las Américas (LBLA) Jacob bendice a los hijos de José 48 Y sucedió que después de estas cosas, le dijeron a José[a]: He aquí, tu padre está enfermo. Y él tomó consigo a sus dos hijos, Manasés y Efraín. 2 Cuando se le avisó a Jacob diciendo[b]: He aquí, tu hijo José ha venido a ti, Israel hizo un esfuerzo[c] y se sentó en la cama. 3 Entonces Jacob dijo a José: El Dios Todopoderoso[d] se me apareció en Luz, en la tierra de Canaán; me bendijo, 4 y me dijo: “He aquí, yo te haré fecundo y te multiplicaré; y haré de ti multitud de pueblos y daré esta tierra a tu descendencia[e]después de ti en posesión perpetua.” 5 Ahora pues, tus dos hijos que te nacieron en la tierra de Egipto, antes de que yo viniera a ti a Egipto, míos son; Efraín y Manasésserán míos, como lo son Rubén y Simeón. 6 Pero los hijos[f] que has engendrado después de ellos, serán tuyos; serán llamados por el nombre de sus hermanos en su heredad. 7 En cuanto a mí, cuando vine de Padán, Raquel se me murió[g] en la tierra de Canaán, en el camino, cuando faltaba todavía cierta distancia para llegar a Efrata, y la sepulté allí en el camino a Efrata, esto es Belén. 8 Cuando Israel vio a los hijos de José, dijo: ¿Quiénes son éstos? 9 Y José respondió a su padre: Son mis hijos, los que Dios me ha dado aquí. Y él dijo: Acércalos a mí, te ruego, para que yo los bendiga. 10 Y los ojos de Israel estaban tan débiles por la vejezque no podía ver. Entonces José se los acercó, y él los besó y los abrazó. 11 E Israel dijo a José: Nunca esperaba[h] ver tu rostro, y he aquí, Dios me ha permitido ver también a tus hijos[i]. 12 Entonces José los tomó de las[j] rodillas de Jacob, y se inclinó con su rostro en tierra. 13 Y José tomó a los dos, a Efraín con la derecha, hacia la izquierda de Israel, y a Manasés con la izquierda, hacia la derecha de Israel, y se los acercó. 14 Pero Israel extendió su derecha y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su izquierda sobre la cabeza de Manasés, cruzando adrede sus manos, aunque[k] Manasés era el primogénito. 15 Y bendijo a José, y dijo: El Dios delante de quien anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que ha sido mi pastor toda mi vida[l] hasta este día, 16 el ángel que me ha rescatado de todo mal, bendiga a estos muchachos; y viva[m] en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac; y crezcan para ser multitud en medio de la tierra. 17 Cuando José vio que su padre había puesto su mano derecha sobre la cabeza de Efraín, esto le desagradó; y asió la mano de su padre para cambiarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés. 18 Y José dijo a su padre: No sea así, padre mío, pues éste es el primogénito. Pon tu derecha sobre su cabeza. 19 Mas su padre rehusó y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé; él también llegará a ser un pueblo, y él también será grande. Sin embargo, su hermano menor será más grande que él, y su descendencia[n] llegará a ser multitud[o] de naciones. 20 Y los bendijo aquel día, diciendo: Por ti[p] bendecirá Israel, diciendo: Que Dios te haga como Efraín y Manasés. Así puso a Efraín antes de Manasés. 21 Entonces Israel dijo a José: He aquí, yo estoy a punto de morir, pero Dios estará con vosotros y os hará volver a la tierra de vuestros padres. 22 Y yo te doy una parte[q] más que a tus hermanos, la cual tomé de mano del amorreo con mi espada y con mi arco. Un Encuentro Con la Palabra Promesas-> Porque soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. Cuando dejas que Dios te tomé en sus brazos, es cuando confías tu vida por completo a aquel que te ama. Y más seguro no puedes estar. Isaías 41:13 Mateo 6:8 … su Padre sabe lo que ustedes necesitan…” Salmo 34:19 - “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Dios” Salmo 40:17 Por cuanto yo estoy afligido y necesitado, el Señor me tiene en cuenta. Tú eres mi socorro y mi libertador; Dios mío, no te tardes. 1 Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros. Salmos 38:22 Apresúrate a socorrerme, oh Señor, salvación mía. Salmos 86:1 Inclina, oh SEÑOR, tu oído y respóndeme, porque estoy afligido y necesitado. Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION DIARIO DEVOCIONAL – CÓMO LIBRAR A SUS HIJOS Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Devocional Cristiano Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra. Jeremías 31:16,17 Jesús nos ha redimido de la maldición. A muchos se nos ha enseñado muy bien acerca de esa redención del pecado, la enfermedad y la pobreza en nuestra propia vida. Pero muchas veces se nos olvida que esa redención también tiene poder sobre la destrucción que el diablo trata de traer sobre la vida de nuestros hijos. En Deuteronomio 28, versículos 16 al 68, leemos acerca de la maldición de la ley. Vea lo que la maldición dice en cuanto a los hijos: “Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo, y tus ojos lo verán, y desfallecerán por ellos todo el día; y no habrá fuerza en tu mano” (versículo 32). “Hijos e hijas engendrarás, y no serán para ti, porque irán en cautiverio” (versículo 41). Hay muchos padres cristianos que están sufriendo sin necesidad las consecuencias de esa maldición. Sus hijos e hijas están siendo llevados cautivos por las drogas, el licor y las perversiones. Pero no tiene que ser así. Como Jesucristo ya anuló la maldición de la ley, estos padres tienen la autoridad en el nombre de Jesús de echar a Satanás de la vida de sus hijos. No permita que el diablo tome control de sus hijos. Cuando vea en ellos las primeras señales de rebeldía, confiese las promesas de Dios sobre ellos y rehúse darle al diablo lugar para hacer de las suyas. Tenga presente que sus hijos no tienen idea de las fuerzas invisibles que vienen contra ellos. Por lo tanto, su responsabilidad como padre o madre es levantarse contra esas fuerzas en defensa de ellos. Cumpla con ese deber suyo. Luego, aproveche toda oportunidad para mostrarles su amor. Dios sabe cómo librar a sus hijos. Haga usted su parte y confíe en que Dios hara la de Él, y los hará volver de la tierra del enemigo. Escritura Devocional para leer: Jeremías 31:16,17

1 TIMOTEO 1:4 ADVERTENCIA CONTRA DOCTRINAS EXTRAÑAS

1 Timoteo 1 :4 La Biblia de las Américas (LBLA) Saludo 1 Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza, 2 a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor. Advertencia contra doctrinas extrañas 3 Como te rogué al partir para Macedonia que te quedaras en Efeso para que instruyeras a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas, 4 ni prestaran atención a[a] mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones[b] inútiles en vez de hacer avanzar el plan[c] de Dios que es por fe, así te encargo ahora. 5 Pero el propósito[d] de nuestra instrucción[e] es el amor nacido de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe sincera[f]. 6 Pues algunos, desviándose de estas cosas, se han apartado hacia una vana palabrería[g], 7 queriendo ser maestros de la ley, aunque no entienden lo que dicen ni las cosas acerca de las cuales hacen declaraciones categóricas. 8 Pero nosotros sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente, 9 reconociendo esto: que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10 para los inmorales[h], homosexuales, secuestradores, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina,11 según el glorioso evangelio del Dios bendito, que me ha sido encomendado. Un Encuentro Con la Palabra Promesas – Amas la Vida? ¿Amas la Vida? Entonces no malgastes el tiempo porque ese es su principal ingrediente. Salmo 89:47 Recuerda cuán breve es mi vida. Job 7:7 Recuerda, oh Dios, que mi vida es un soplo, mis ojos no volverán a ver el bien. Job 10:9 `Acuérdate ahora que me has modelado como a barro, ¿y me harás volver al polvo? Job 14:1 El hombre, nacido de mujer, corto de días y lleno de turbaciones, Salmos 39:5 He aquí, tú has hecho mis días muy breves, y mi existencia es como nada delante de ti; ciertamente todo hombre, aun en la plenitud de su vigor, es sólo un soplo. Selah Un Encuentro Con la Palabra REFLEXION DIARIO DEVOCIONAL – CERRAR, ABRIR, SALIR, Y ENTRAR Publicado por: Pastor Carlos Vargas Valdez en Devocional Cristian, Apocalipsis 3:7…el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre.. Quien se niega a los cambios se niega a la vida misma, alguien dijo “si quieres un lugar sin cambios ve a un cementerio”. Los cambios deben ser algo normal en nuestro existir. En la medida que avanzamos en las diferentes etapas de la vida enfrentamos situaciones de salir de un estado para entrar a otro, cerrar una etapa para luego abrir otra. Hay cuatro acciones que son las que mejor representan los cambios en nuestras vidas, cerrar, abrir, salir y entrar, en estas actividades podriamos resumir como se dan a lugar los cambios. La primera experiencia de cambio en nuestra existencia la tenemos en nuestro nacimiento, salimos del útero de nuestra madre y entramos al mundo, luego salimos de la infancia y entramos en a la adolescencia y así sucesivamente, cerramos etapas y abrimos otras nuevas. Desde el comienzo de nuestras vidas como cristianos estamos llamados al cambio. El arrepentimiento es el primero de ellos, metanoia en griego se traduce como arrepentimiento y significa cambio de manera de pensar. La palabra evangelio quiere decir buenas noticias, esto representa que cuando nosotros recibimos el mensaje del evangelio hemos aceptado las “buenas noticias” que cancelaron las “malas noticias” de condenación y muerte que había sobre nosotros, llevándonos experimentar un cambio de vida. Ahora bien es preciso que sepamos qué, como cerremos una etapa determinará como comencemos la próxima. La manera en que cerremos lo viejo marcará positiva o negativamente lo nuevo, porque lo que traemos de lo anterior se verá reflejado en lo nuevo, si salimos con el alma herida, a menos que sea sanado, entraremos a lo nuevo con las mismas heridas. Si salimos con amargura, rencor, discordia, falta de perdón, derrota, eso afectará lo nuevo. No se trata de tapar el agujero que dejo un clavo con otro clavo, así no funciona, eso solo nos hace acumular dolor en nuestro corazón. Es por eso que solo hay una manera efectiva de cerrar y abrir, de salir y entrar, en sanidad y liberación, es a través de Cristo. Solo por medio de nuestro Señor podemos cerrar un capítulo de nuestra vida sin que este sea reabierto a causa de las heridas que aún no están sanadas. ¿Qué situación en tu vida necesitas cerrar hoy?, una relación amorosa, la pérdida de una posición dentro del ministerio, un empleo, la decepción de un amigo. Jesús es el único que “…cierra y ninguno abre, el que abre y ninguno cierra” (Apocalipsis 3:7), solo Él puede cerrar esa etapa de tu vida de forma definitiva y que nadie la pueda volver abrir, ni si quiera tu mismo. Y solo Él puede abrir lo nuevo en tu ser, en sanidad sin que nadie lo pueda cerrar. Hoy es el día para cerrar y abrir, en el nombre de Jesús. Pastor Raúl Cuadro